Temas Especiales

04 de Aug de 2020

Nacional

Atención a inadaptados sociales e infractores

En el caso de nuestro país -sin previo aviso- se aceleró en una serie de circunstancias sociales, como la vulnerabilidad y el riesgo social

Hace 20 años, se invitó a un grupo de profesionales que se habían especializado en México para ser parte del proyecto Udelas y para que apoyaran en la creación de la carrera de Especialistas en Atención de Inadaptados Sociales e Infractores.

En el caso de nuestro país -sin previo aviso- se aceleró en una serie de circunstancias sociales, como la vulnerabilidad y el riesgo social, entre otras.

La Universidad Especializada de las Américas abre sus puertas con ofertas innovadoras en agosto de 1996, entre ellas la carrera de Especialista en Atención de Inadaptados Sociales e Infractores. Con mucho entusiasmo y una muy buena acogida se da inicio a la misma para formar estudiantes con sensibilidad humana, solvencia moral, pasión, y deseos de servir a otros en forma científica. Así se hizo, y en 1999 se crea la licenciatura, en acuerdo académico.

Aunque en algunos escenarios esta especialidad es desconocida, nos preguntamos: ¿Será en realidad por desconocimiento? ¿Será por falta de voluntad de quienes pueden ofrecer esas plazas de trabajo? ¿O porque nosotros, los especialistas, no hemos sabido tocar bien la puerta?

La tarea del especialista en la Atención de Inadaptados Sociales e Infractor no es fácil, pues se trata de atender a niños, jóvenes y adultos que regularmente son rechazados por la sociedad, con autoestima baja, poca tolerancia a la frustración, desafiantes, frustrados, desorientados, sin las habilidades sociales, con problemas serios de conducta, en conflicto con la ley, bandas delincuenciales, maltratados, abusados, carenciados entre otros, y al mismo tiempo convencer a la comunidad que es un trabajo entre todos, que no es premiar las malas conductas sino más bien disminuir , evitar que sean repetidas y que más personas sufran.

Claro, no es tarea fácil , porque detrás de cada uno de ellos hay una historia que no es precisamente un cuento de hadas. Por tal razón, este especialista, con humildad y con conocimientos científicos, se pone al servicio de la sociedad, advirtiendo que no tenemos una varita mágica, pero sí una serie de herramientas que en equipo con otros especialistas podríamos hacer grandes cosas.

Existe un sinnúmero de espacios donde este especialista puede aportar sus conocimientos, como lo es la prevención, la rehabilitación, en lugares como son las escuelas, los gabinetes psicopedagógicos, en el Sistema y Centros Penitenciarios (con privados y privadas de libertad), en fundaciones, ONG, albergues e instituciones gubernamentales que requieren contar con ellos en su equipo de trabajo.

Hoy como un renacimiento queremos decirle que esta carrera la sigue ofreciendo la Udelas, aunque pesar nuestro esta especialidad se demanda más, situación que nos duele, pues aspiramos a vivir en una sociedad sosegada y es allí a donde todos queremos llegar.

DOCENTE