Temas Especiales

03 de Jun de 2020

Nacional

Un día en honor de los vendedores de diarios

El ‘Día del Canillita' comenzó a festejarse el 7 de noviembre de 1947, en memoria de la muerte del dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez

Un día en honor de los vendedores de diarios
Un día en honor de los vendedores de diarios

Están cada mañana, desde el amanecer, en las esquinas de las ciudades, en medio del tráfico, con las manos llenas de tinta y mostrando, afanados, los diarios con las noticias del día. Venden información, entretenimiento. Hoy se celebra su día.

Es el ‘Día del Canillita', como se le apoda al vendedor de diarios y revistas, generalmente apostado a la orilla de la calle, en esquinas o cruces o puestos de venta fijos.

La figura se remonta a comienzos del siglo XVII, cuando empezaron a publicarse y distribuirse en las ciudades importantes de Francia e Inglaterra una serie de ‘hojas volantes', que exponían los rumores, crónicas y sucesos de la vida urbana.

‘Compre el Panama Star', habrían voceado en Panamá desde 1849 los vendedores ambulantes, anunciando noticias como la inauguración del primer ferrocarril interoceánico o la primera Asamblea Constituyente (1855), o los turbulentos hechos originados por una tajada de sandía (1856).

El origen del denominativo ‘canillita' se atribuye a una obra escrita (1903) por el dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez, que recrea la situación de un niño de 15 años que vende periódicos en la calle para mantener a sus padres. El joven es tan pobre que lleva unos pantalones relativamente nuevos que le han quedado cortos al crecer, lo que le hace mostrar las ‘canillas'.

Inicialmente, se le denominaba así a los menores que vendían periódicos, pero con el tiempo vino a usarse en referencia a cualquier vendedor callejero de periódicos de cualquier edad.

El ‘Día del Canillita' comenzó a festejarse el 7 de noviembre de 1947, en memoria de la muerte del dramaturgo uruguayo Florencio Sánchez, en Argentina y Uruguay. De allí se extendió a los demás países de Hispanoamérica y fue adoptado en Panamá.