Temas Especiales

06 de Jul de 2020

Nacional

Interpol aprueba búsqueda y captura de Martinelli

A Ricardo Martinelli se le solicita para enfrentar un proceso por escuchas telefónicas a periodistas, políticos y abogados, entre otros.

La Policía Internacional (Interpol) con sede en Francia admitió una alerta roja para localizar y detener al expresidente Ricardo Martinelli Berrocal, por el caso de las interceptaciones telefónicas efectuadas a periodistas, políticos, dirigentes sindicales, abogados, gremios educativos y grupos de la sociedad civil y médicos durante su administración.

La información fue confirmada a este medio el 22 de mayo por el departamento de comunicación de los estamentos policiales. Tras admitir la alerta, la Interpol debe proceder con la búsqueda y captura del expresidente.

La medida de Interpol responde a una solicitud del magistrado juez de garantías, Jerónimo Mejía, fechada el 28 de junio de 2016, quien declaró en rebeldía al expresidente por no haberse presentado a una audiencia el 11 de diciembre de 2015, para decidir el futuro de este caso. Posteriormente, el pleno de la Corte Suprema de Justicia autorizó la detención preventiva del expresidente, el 21 de diciembre de 2015.

LA ORDEN

Un documento que se filtró a los medios de comunicación y que hace referencia a la notificación de la alerta roja indica que se trata de la orden A-3657-2017, solicitada por Panamá, para resolver el expediente 2016/44347. La notificación tiene fecha del 21 de abril de 2017; sin embargo, un mes después Martinelli no aparece en la página digital de la Interpol entre los más buscados. Según este documento, Martinelli está ‘prófugo' y debe enfrentar un proceso penal.

Los supuestos delitos que sustentan esta notificación son ‘contra la inviolabilidad del secreto y del derecho a la intimidad (interceptación de comunicaciones sin autorización judicial) y contra la inviolabilidad del secreto y del derecho a la intimidad (seguimiento, persecución y vigilancia sin autorización judicial)'.

También, por ‘delito contra la administración pública en diferentes formas de peculado (peculado por sustracción o malversación) y delito contra la administración pública en diferentes modalidades de peculado (peculado de uso)'.

Actualmente, el expresidente enfrenta cerca de una decena de procesos penales por corrupción. Entre ellos: las irregularidades en la compra de la comida deshidratada a través del extinto Programa de Ayuda Nacional (PAN); por la presunta extorsión a la empresa italiana Impregilo; compra de granos a través del PAN; presunto cobro ilegal de coimas por la tercerización del cobro de impuestos morosos; por la supuesta manipulación de las acciones de la Minera Petaquilla utilizando cuentas de la casa de valores Financial Pacific; supuesto peculado en un préstamo otorgado por la Caja de Ahorros para la construcción del Centro de Convenciones de Amador, los indultos, entre otros.

EL CASO

La investigación por los pinchazos telefónicos fue admitida el 8 de junio de 2015. En agosto de 2015, el magistrado fiscal Harry Díaz inició formalmente el proceso de investigación.

El 9 de octubre, Díaz presentó acusación contra Martinelli como autor de los delitos descritos en los artículos 167 y 168 del Código Penal, así como los delitos de diferentes formas de peculado contempladas en los artículos 338 y 341 del mismo Código.

El caso se estructura bajo el argumento de que desde la sede del Consejo de Seguridad Nacional, en Ancón, en un edificio en Quarry Heights, los funcionarios realizaban interceptaciones telefónicas sin los protocolos correspondientes, a periodistas, políticos, dirigentes sindicales, abogados, educadores, grupos de la sociedad civil y médicos.

Las interceptaciones telefónicas se dieron por órdenes del entonces presidente Martinelli (2009 - 2014), según la investigación que adelanta la Corte.

MODUS OPERANDI

Los funcionarios del Consejo de Seguridad trasladaban las grabaciones de las interceptaciones telefónicas a celulares y teléfonos fijos a la Presidencia en sobres amarillos. Estos actos demostraban una constante violación a la intimidad y derechos humanos de los panameños, plantea la investigación.

De acuerdo con datos recabados , los funcionarios realizaban las interceptaciones telefónicas con recursos estatales.

REACCIONES

‘Varela no aguantó la andanada de palo que le dieron por sus declaraciones y ahora desvían atención atacando al hombre que le quita el sueño', comentó Martinelli en su cuenta de Twitter , en donde es muy activo, después de conocer la noticia.

Luis Eduardo Camacho, vocero del expresidente, negó la emisión de una ‘alerta roja'. A través de su cuenta de Twitter @camachocastro, Camacho señaló: ‘El presidente Varela y sus organismos de sapería le faltan el respeto a los medios y a la opinión pública; Nunca se ha pedido una alerta roja'.

Marta de Martinelli, esposa del expresidente, también se pronunció en la misma red social a través de @martamartinelli: ‘Alerta de Interpol x pinchazos y solicitud de extradición fue solicitada hace alrededor de 2 años. Entonces cuál es lo nuevo en esta noticia?'.

La ex primera dama también dijo que ‘cada vez que Varela tiene escándalos hacen refritos de noticias. Es noticia vieja! (...)'.

El abogado Miguel Antonio Bernal, por su parte, usó la misma herramienta tecnológica para referirse al caso, ‘Santa Isabel: Cuánta gente cae en la distracción de lo de Martinelli y la Interpol!!', comentó en @MiguelABernalV.

La Interpol debe encargarse de ubicar y detener al expresidente. De lograrse, la Cancillería debe tramitar la extradición del político panameño.

LA EXTRADICIÓN

Martinelli también enfrenta una solicitud de extradición. El juez de garantías aplicó la solicitud de extradición del expresidente mediante el Tratado de Extradición entre Estados Unidos y Panamá, firmado el 25 de mayo de 1904, y la Convención Multilateral de Extradición firmada en Montevideo el 26 de diciembre de 1933, de la que ambos países son parte.

Se pide, a quien corresponda, se ubique a Martinelli en la calle 2025 Brickell Ave., Miami, Florida, Estados Unidos.

Martinelli salió de Panamá en enero de 2015, cuando explicó que haría una gira internacional para denunciar una supuesta persecución judicial de la cual se sentía víctima. En ese momento fue a Guatemala, donde participó en una sesión del Parlamento Centroamericano, luego viajó a Miami, donde reside desde entonces.

DESARROLLO DEL EXPEDIENTE

La causa contra Ricardo Martinelli se inició el 8 de junio de 2015

28 DE ENERO 2015

Ricardo Martinelli salió de Panamá. Ese mismo día, el pleno de la Corte decidió investigarlo por el caso de los ‘‘pinchazos”.

3 DE FEBRERO 2015

El Ministerio Público envía a la Corte cinco querellas contra Martinelli relacionadas con las escuchas telefónicas.