La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Nacional

Mindi, campamento interino para los residentes de la casa Wilcox

Desde el mes de febrero, en sus clases de danzas las niñas aprenden técnicas de postura, elegancia y disciplina.

Los niños y jóvenes reciben clases de deportes para mantenerlos alejados de la violencia.

Los residentes de la emblemática Casa Wilcox de la ciudad de Colón reciben asistencia como parte de su diario vivir. Son asistentes regulares a las clases donde gozan de atención integral en el llamado Campamento Mindi.

Mientras las niñas reciben clases de danza y ballet y los varones participan en prácticas deportivas, los adultos se capacitan en diversos oficios y las mujeres participan en clases de cocina, repostería y otras actividades.

Desde el mes de febrero, en sus clases de danzas las niñas aprenden técnicas de postura, elegancia y disciplina.

La disciplina es parte de las jornadas de capacitación de los residentes de esta casa que hoy está en rehabilitación, tras largos años de abandono.

Después de las clases, los niños aprenden sobre el correcto manejo de desechos y el reciclaje para evitar la contaminación.

También se les enseña cómo vivir en sociedad, con valores como respeto y tolerancia, con el objetivo de que cuando regresen a residir a la Casa Wilcox, puedan mantener buenas relaciones con sus vecinos.

El campamento Mindi dispone de áreas de cocina en las cuales se enseña a las mujeres a hornear y cocinar diversos productos.

Igualmente, reciben capacitación y asesoría en el funcionamiento de pequeñas empresas, para que puedan comercializar lo que producen.

Todo es parte del proyecto Nuevo Colón, que desarrolla el Gobierno Nacional en la provincia de Colón a través del Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, el cual está en manos de la empresa Odebrecht y cuya ejecución ha sido asignada a la compañía Hombres de Blanco, que tiene la responsabilidad del manejo del Campamento Mindi.