La Estrella de Panamá
Panamá,25º

17 de Oct de 2019

Nacional

Diabéticos propensos a sufrir complicaciones si contraen virus de la influenza

La influenza es una enfermedad muy común en Panamá y se transmite con facilidad de una persona a otra

.

Las personas que padecen de diabetes, tipo 1 o tipo 2, aunque se controlen, corren un alto riesgo de sufrir complicaciones graves si se contagia el virus de influenza.

La influenza es una enfermedad muy común en Panamá y se transmite con facilidad de una persona a otra a través de pequeñas partículas expulsadas con la tos o los estornudos.

Según un estudio del Centro para el Control de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC, por su siglas en inglés), la influenza podría desencadenar en las personas con diabetes, complicaciones que van desde infecciones en los senos nasales y oídos, hasta otros graves como neumonía, bronquitis e incluso la muerte.

Néstor Sosa, especialista en enfermedades infecciosas, manifiesta que el virus de la influenza tiene la capacidad de descompensar enfermedades crónicas, como la diabetes.

“Las infecciones como la influenza generan un estrés en el cuerpo del paciente que puede causar la descompensación de su diabetes. El paciente diabético con influenza no solo puede tener complicaciones respiratorias graves, sino que la perdida de control de la Diabetes lo pueden llevar a requerir hospitalizaciones y tratamientos médicos adicionales”, apuntó Sosa.

En el el 2009 se llevó acabo una investigación en Canadá, durante la pandemia de influenza de ese año, la cual reveló que los diabéticos tienen tres veces más riesgo de ser hospitalizados que el resto de las personas si se contagian con este mal. Una vez en el hospital, los diabéticos con influenza corren con un riesgo 4 veces mayor a caer internados en una Unidad de Cuidados Intensivos.

Por otra parte, el paciente diabético en general, tiene una menor capacidad para defenderse de agentes infecciosos en comparación con la población en general, “esto tiene que ver con el envejecimiento de su sistema inmune y con la mala distribución que hace de materias primas que llegan su metabolismo”, añadió Sosa.

“Una persona con diabetes debe estar vacunada porque su enfermedad lo predispone a tener infecciones más graves por influenza. El virus en esta población aumenta el riesgo de morbi-mortalidad por la misma diabetes, de forma que la vacunación lo protegería de complicaciones asociadas a su diabetes y las propias complicaciones que generaría la influenza”, explicó el galeno.