22 de Feb de 2020

Nacional

Indígenas Naso reciben nuevo apoyo del Parlamento de Panamá para comarca

La ley fue aprobada por el Parlamento el pasado octubre, pero vetada dos meses después por Varela, por ser "inconveniente e inexequible"

Indígenas Naso reciben nuevo apoyo del Parlamento de Panamá para comarca
Indígenas Naso reciben nuevo apoyo del Parlamento de Panamá para comarca

El pueblo naso, una de las siete etnias indígenas que viven en Panamá, es respaldado por el Parlamento, que rechazó un veto presidencial y aprobó crear su comarca, aunque todo apunta a que será la Corte Suprema la que tendrá la última palabra.

El Parlamento panameño aprobó la noche del miércoles "por insistencia" una ley que ampara ese territorio y que fue vetada antes por el presidente panameño, Juan Carlos Varela, informaron este jueves fuentes oficiales.

La Asamblea Nacional, de 71 diputados y de mayoría opositora, aprobó la Ley 656, mediante el cual se crea la Comarca Naso en las montañas de la provincia noroccidental caribeña de Bocas del Toro y se espera que Varela la remita al máximo tribunal para que decida si procede o no su creación, o que cambie de parecer y sancione la ley.

"Tenemos derecho a tener una seguridad territorial que reconozca nuestra comarca. Somos un pueblo con una cultura propia", dijo a Acan-Efe el máximo líder de los naso, el rey Reynaldo Alexis Santana.

La ley fue aprobada por el Parlamento el pasado octubre, pero vetada dos meses después por Varela, por ser "inconveniente e inexequible".

El mandatario argumentó que la iniciativa necesita ser más discutida porque el terreno delimitado abarca más de 125.000 hectáreas del Parque Internacional La Amistad, una exuberante reserva natural que forma parte del Corredor Biológico Mesoamericano.

"No tenemos esperanza de que el Gobierno vaya a firmar la ley, pero vamos a seguir presionando y vamos organizar reuniones con los siete candidatos presidenciales (a las elecciones del próximo mayo) para asegurarnos de estar en la agenda del próximo Gobierno", apuntó Santana.

La ley establece que el pueblo naso, integrado por unas 5.000 personas, "poseerá los derechos de manera perpetua y usufructuará" un territorio de más de 160.000 hectáreas en Bocas del Toro, lo que en la práctica implica que el Gobierno estará obligado a pedirles autorización para acometer cualquier tipo de obra.

La creación de la comarca, que será la sexta de Panamá, es una reivindicación histórica de los naso, que se rigen desde hace siglos por una especie de monarquía asamblearia y que dicen ser el único pueblo de Latinoamérica con rey.

En Panamá existen cerca de 400.000 indígenas, que representan alrededor del 11 por ciento de la población total y que se agrupan en siete etnias principales: Emberá, Wounaan, Guna, Ngäbe, Buglé, Naso y Bri-Bri.

Gran parte de estas personas habitan en las cinco comarcas indígenas que actualmente tienen reconocimiento legal y autonomía propia: Emberá-Wounaan, Guna Yala, Ngäbe-Buglé, Madugandí y Wargandí.

Aunque el país centroamericano es uno de los que más crece de la región, la situación de los indígenas es precaria pues la pobreza afecta a 96,7 % de las personas y la desnutrición crónica al 72 % de los niños y niñas menores de 5 años, de acuerdo con la última encuesta oficial.