La Estrella de Panamá
Panamá,25º

18 de Oct de 2019

Nacional

Fenómeno de El Niño se extenderá hasta octubre

En los meses de abril y mayo se esperan lluvias ligeras, mientras que junio será más crítico, con baja precipitación, informó Alcely Lau, gerente de Investigaciones y Aplicaciones Climáticas de Etesa

Hay un 50% de probabilidades de que el fenómeno atmosférico El Niño pueda extenderse hasta octubre de este año.

La información fue confirmada por Alcely Lau, gerente de Investigaciones y Aplicaciones Climáticas de la Empresa de Transmisión Eléctrica, S.A (Etesa), en la presentación de las perspectivas climáticas para el periodo abril, mayo y junio de 2019.

‘El fenómeno actualmente está presente a nivel mundial y puede prolongarse hasta octubre. Sabemos que el agua es el activo más importante de este país, con el que se desarrolla toda actividad, y se puede afectar nivel de los ríos', dijo Lau.

Para los meses de abril y mayo se esperan lluvias ligeras, mientras que junio será más crítico, pues se registrará una baja precipitación, explicó la especialista.

A pesar de que Panamá vive actualmente una estación seca que es propia de la temporada, la gerente de Investigaciones de Etesa detalló que este año la transición hacia la estación lluviosa será más tarde que lo usual.

En Chiriquí y en el sur de Veraguas, se espera que las lluvias inicien entre el 15 y el 30 de abril. Entretanto, en la región del Pacífico, que incluye Azuero, Coclé y Panamá Oeste, podrían comenzar entre el 1 y el 15 de mayo. Mientras que en Darién y en la provincia de Panamá, sería del 25 de abril al 5 mayo.

AFECTACIONES

Los efectos de El Niño se empiezan a sentir a nivel nacional en los principales ríos que suministran el agua cruda para la potabilización que se suministra a la población.

El embalse de Bayano (Panamá este), según se pudo observar en el portal digital de Hidrometeorología de Etesa, se encuentra actualmente en 54.735 msnm (metros sobre el nivel del mar). El máximo nivel es 62 y el mínimo, 50. De acuerdo con los datos, el nivel se encuentra apenas a cuatro metros por encima del mínimo.

Para contrarrestar esta situación, Lau dijo que se han estado realizando talleres con técnicos del Ministerio de Desarrollo Agropecuario para tomar medidas, ya que es tarde para el almacenamiento de agua.

El Canal de Panamá también se ha visto afectado. Hay muy poca agua de los ríos entrando a los lagos Gatún y Alajuela, que abastecen las esclusas de la vía marítima y a dos millones de personas que viven en la zona metropolitana de la ciudad.

De acuerdo con informes del Canal de Panamá, el lago Gatún tiene 1.1 metros de déficit, mientras que el Alajuela, 2.7 metros. Al no haber agua suficiente, se ha tenido que restringir el calado de los buques que transitan por la vía marítima.

Hasta el momento se han realizado cuatro ajustes: el primero de 49 pies, el segundo a 48 pies, el tercero de 47, el cuarto de 46 pies.

El 10 abril entra en rigor un ajuste a 45 pies. Se contempla para mayo un nuevo ajuste de 44 pies.

ANTECEDENTES DE EL NIÑO

El fenómeno de El Niño es un patrón climático recurrente que implica cambios en la temperatura de las aguas en la parte central y oriental del Pacífico Tropical. Afecta la distribución de las precipitaciones en las zonas tropicales y puede influir sobre el clima en otras partes del mundo.

El último episodio de El Niño se presentó desde finales del 2014 hasta el primer semestre del 2016, caracterizado por su fuerte intensidad.

Según la Organización Meteorológica Mundial, El Niño de 2015/2016 fue uno de los más fuertes jamás registrado, comparable a los episodios de 1982/1983 y de 1997/1998.

Este produjo un mayor calentamiento en 2016; a largo plazo incidió en el cambio climático, provocado por las emisiones de gases de efecto invernadero.

El año 2016 continúa siendo el más cálido del que se tenga registro (1.2 grados centígrados por encima de la temperatura en la era preindustrial.

En Panamá, actualmente, la región que ha tenido más déficit de lluvia es el Caribe, contrario a otras ocasiones, indicó Lau.