Panamá,25º

09 de Dec de 2019

Nacional

Casi 100 menores son detectados con VIH anualmente

Entre 2016 y 2018 se sumaron 290 nuevos casos de VIH a las estadísticas. Las víctimas: menores y adolescentes entre 0 y 19 años. Organismos y profesionales coinciden en la urgencia impostergable de la educación sexual para prevenir y salvar vidas

Casi 100 menores son detectados con VIH anualmente

Entre 2016 y 2018 se dectectaron 290 nuevos casos del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en menores y adolescentes de 0 a 19 años en Panamá. Un promedio de 97 casos nuevos por año.

Una cifra alarmante que pone cara a un flagelo que crece mucho más rápido que las políticas públicas para contrarrestarlo.

De esos 290 casos reportados en tres años, en base a cifras de Contraloría y Unicef, 33 casos o el 11.38% se detectó en menores de 5 años.

Otros 24 casos (8.28%) detectados en ese lapso afectaron a menores entre 6 y 14 años. El resto, 233 casos, el 88.34% afectó a adolescentes entre 15 y 19 años, el rango de menores más expuesto.

La población total diagnosticada en el país ronda las 18,000 personas, según la coordinadora del Programa Nacional de ITS/VIH y hepatitis virales del Minsa, Raquel Chang.

Sin embargo, subraya que hay otras 7,000 adicionales que pueden tener el virus y no lo saben.

El estudio “Situación de los Derechos de la Niñez y la Adolescencia en Panamá” de Unicef, plantea que se ha logrado un aumento progresivo en el acceso a las pruebas del VIH/SIDA en mujeres embarazadas y un mayor acceso a la profilaxis antirretroviral a las mujeres embarazadas con VIH en el país. La Encuesta ENASSER determinó que el 99.3% de las mujeres encuestadas se hicieron la prueba de VIH mientras estuvieron embarazas, versus el 78.6% que se la aplicó cinco años antes.

Aun así, es visible una brecha abismal en la incidencia de casos entre las poblaciones más vulnerables y las citadinas. Así lo muestra el informe de Unicef y las estadísticas del Minsa.

Solo en la Comarca Ngäbe-Buglé se registraron 56 casos entre 2016 y 2018; mientras que en toda la región de Panamá Metro se contabilizaron 54 casos.

Educación sexual

Organismos internacionales y profesionales urgen a la población activar mecanismos de educación sexual en niños y adolescentes para evangelizar sobre los riesgos del VIH.

Población con VIH
Hasta 2018, el Minsa registra que
18,000 personas viven con VIH en el país.
7,000 pueden ser portadoras del virus y no lo saben
66 defunciones de adolescentes entre 10 y 19 años por enfermedad derivada del VIH entre los años 2012 y 2017 en Panamá.
97 casos nuevos se diagnostican anualmente en niños y adolescentes en el país

Nadya Porcell, directora general de salud del Minsa, insistió en la necesidad de tener relaciones sexuales ordenadas, fidelidad mutua, conocimiento del estado de salud de la pareja, el uso del preservativo y la realización periódica de pruebas de control.

Chang, por su parte, explicó esta semana que las personas tienen una percepción del riesgo “muy reducida”. Se confían y piensan que no les va a pasar, por eso las estadísticas de personas infectadas que no lo saben, alcanza casi la mitad de la población infectada.

El Estado hizo su parte con la propuesta de educación sexual en las escuelas. La misma ley que generó rechazo de sectores religiosos y fundamentalistas, no ha pasado del primer debate en la Asamblea Nacional desde hace varios años.

“Ahora le toca a los diputados”, subrayó Orlando Quintero, director ejecutivo de Probidsida, quien apuntó que a pesar de que existen otros programas estatales alternos, una ley de educación sexual ayudaría mucho a que llegue información vital a estudiantes de sectores más vulnerables.

Esto ante el tabú que todavía impide a muchos padres hablar de sexualidad en los hogares, reflexiona Quintero.

La desigualdad socioeducativa afecta claramente la vulnerabilidad ante la enfermedad.

La información condensada en el informe de la Unicef evidencia que el uso de los métodos anticonceptivos modernos aumenta al elevarse el nivel educativo de las mujeres, pasando del 20.2% en las mujeres sin educación al 43.8% en las mujeres con estudios primarios; 44.2% en mujeres con secundaria y al 54% en mujeres con educación superior.

La prevalencia de la prueba del VIH/SIDA en mujeres embarazas y el conocimiento sobre la enfermedad también se incrementa con el nivel educativo.

Tratamiento

El Estado provee de manera gratuita el tratamiento antirretroviral para el VIH. Actualmente el abastecimiento de estos medicamentos es del 95% tanto en la Caja de Seguro Social como en el Minsa según el director de Probidsida. “Pero eso es hoy; mañana no sabemos”, enfatizó.

Infección por VIH y el SIDA