Temas Especiales

18 de Sep de 2020

Nacional

Los peatones, los más vulnerables en las calles de Panamá

Entre los años 2014-2018, se produjeron 2,081 muertes por accidentes de tránsito, de las cuales 927, el 44%, eran peatones. Los transeúntes arriesgan la vida en infraestructuras inseguras, por ejemplo, sin carriles separados ni cruces peatonales, y con aceras inadecuadas o inexistentes

Los peatones, los más vulnerables en las calles de Panamá

Los peatones son el grupo más vulnerable en las vías públicas, alcanzando en los últimos años el 44% de las defunciones provocadas por los accidentes de tránsito.

Entre los años 2014-2018, se produjeron 2,081 muertes por accidentes de tránsito; 927 eran peatones.

Las cifras, del Instituto Nacional de Estadística y Censo de la Contraloría General (INEC), muestran el panorama al que se enfrentan los transeúntes.

Varios factores influyen en la vulnerabilidad de los peatones. A menudo, los diseños de los vehículos y de las vías de tránsito priorizan el desplazamiento de los vehículos sobre la seguridad de los peatones, ciclistas y motociclistas.

La campaña de corazones azules busca concienciar a los conductoresArchivo | La Estrella de Panamá

Estos grupos están menos protegidos que los ocupantes de los automóviles y, a menudo, no tienen otra elección que usar infraestructuras viales inseguras, por ejemplo, sin carriles separados ni cruces peatonales, y con aceras inadecuadas o inexistentes.

El riesgo de muerte para los peatones alcanzados por un automóvil aumenta en 4.5 veces si éste circula de 50 a 65 km/h.

Las muertes y los traumatismos causados por el tránsito, advierte la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en su último informe sobre el estado de la seguridad vial en la Región de las Américas, publicado en 2019, siguen siendo un importante problema de salud pública.

La evidencia indica que la planificación y el diseño de la infraestructura vial son cruciales para garantizar el mejoramiento general de la seguridad vial. Cuando se diseña la infraestructura vial hay que centrar la atención en los usuarios vulnerables de las vías de tránsito, incluidos los peatones, los ciclistas y los motociclistas, para garantizar mejor su movilidad segura. En el caso de los peatones, la falta de vías peatonales o cruces seguros aumenta el riesgo de muerte y traumatismo.

La educación vial es clave.Archivo | La Estrella de Panamá

Para el arquitecto Luis Alfaro, está claro por qué los peatones son los más afectados. “Vivimos en una sociedad que es 'carrocentrista'. Especialmente las personas que toman las decisiones son personas con ideologías 'carrocentistas'”.

“Como ellos piensan que necesitan carro, creen que solo se necesitan carros. Todas las ciudades del mundo necesitan espacios peatonales para las personas y espacios para los carros”, agrega el arquitecto.

“Desde que se inventó el automóvil, en Panamá se han construido calles en las que el peatón no es lo más importante”, insiste el arquitecto, para quien las muertes por accidentes de tránsito que involucran a peatones no ocurren por falta de educación vial, sino porque no hay infraestructuras para los peatones. “Las infraestructuras para peatones en Panamá son miserables”, califica Alfaro.

En opinión de Luis Torres, del Movimiento de Usuarios 23 de Octubre, parte de las muertes en las que se ven involucrados los peatones se deben a la falta de educación vial, el poco interés por el uso de los pasos elevados y que los conductores conducen bajo los efectos del alcohol o manipulan el celular.

“La Autoridad del Tránsito no hace su trabajo. Las multas están muy chicas”, asegura Torres, quien se pregunta cómo se van a imponer multas “por $500 a $1,000 por un atropello. Es la vida de un ser humano”.

“A todos esos que cruzan debajo de los puentes debemos empezar a multarlos. En cada puente se debe colocar un policía de Tránsito. Existen las multas por la no utilización de los pasos elevados. La primera vez son $10; la segunda, $20; y la tercera, $50”, manifestó Torres, y explicó que las personas que no pagan la sanción deben hacer trabajos comunitarios y a quienes no pagan las sanciones impuestas se les debe arrestar por 20 días.

La OPS destaca en su informe la necesidad de que los países sigan priorizando la seguridad vial como una cuestión clave de política y colaborando con sus asociados mundiales, regionales y nacionales.

El organismo regional de la Salud recomienda a los países que deben ampliarse los esfuerzos a mayor escala para el logro de las metas de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: 3.6 “de aquí a 2020, reducir a la mitad el número de muertes y lesiones causadas por accidentes de tránsito en el mundo” y 11.2 “de aquí a 2030, proporcionar acceso a sistemas de transporte seguros, asequibles, accesibles y sostenibles para todos y mejorar la seguridad vial, en particular mediante la ampliación del transporte público, prestando especial atención a las necesidades de las personas en situación de vulnerabilidad, las mujeres, los niños, las personas con discapacidad y las personas de edad”.

La OPS llama la atención de que tan solo 18 y 11 países llevan a cabo, respectivamente, auditorías sobre la seguridad vial o clasificaciones por estrellas para las nuevas vías de tránsito y las existentes. Por lo tanto, alienta a los países a que adopten las normas de seguridad de los vehículos recomendadas por las Naciones Unidas.