Temas Especiales

06 de Apr de 2020

Nacional

Hasta luego Pepe, el periodista del ¡tira y abanica!

Sabía cómo subir la adrenalina a los radioescuchas cuando en un encuentro de béisbol le metía el suspenso necesario para que el que escuchaba viviera cada movimiento

Periodista panameño José 'Pepe' Cortés Ovalle
Periodista panameño José 'Pepe' Cortés OvalleTReporta

Conocí a Pepe por allá, por los 90. Llegué a hacer mi práctica profesional en RPC Radio, El Gigante, en el antiguo Chesterfield. Ya José "Pepe" Cortez Ovalle era uno de los grandes. Hacía la reportería como los buenos y siempre presto, informaba como los que saben la menudencia de su trabajo. Pero Pepe fue más allá... ascendió a reportería de televisión.

Alegre, dicharachero, amigo y buena gente. Luego, cuando se casó con Lastenia, también colega periodista, siempre fue una pareja estable, de esas que solo la muerte los separa.

Pero Pepe fue más que un reportero, una profesión que amaba. Pepe también fue narrador de béisbol y narrador de boxeo, cualidades no muy comunes en una persona. ¡Y es que no todos los reporteros son narradores, ni todos los narradores son reporteros! Pepe lo fue y se movía como pez en el agua.

Sabía cómo subir la adrenalina a los radioescuchas cuando en un encuentro de béisbol le metía el suspenso necesario para que el que escuchaba viviera cada movimiento. "Listo el pitcher... mira el corredor de segunda... lanza... ¡Le tira y abanica...!

Ese era Pepe, el "Cara cortada" como también le decíamos, por su cicatriz característica...

Cuando narraba un encuentro boxístico, lo vivía y disfrutaba.

Se nos fue Pepe, se nos fue un amigo. Allá en el cielo, los ángeles te recibirán con ramos de olivos y te rendirán honores a la hora que les narres esos partidos... Tienen derecho a escuchar tus comentarios y vivir el suspenso y subir la adrenalina cuando trabajes en la radio celestial.

Tus amigos de RPC, aquellos que salimos del Chesterfield, Rigo, Didia, Lemos, Atenógenes, Garibaldi, Luz, María Elena, Lin Yuen, Victorio, David Alfonso, Wilfredo, Rubén, Isela y muchos otros que compartimos contigo, te vamos a extrañar y estoy seguro que siempre recordaremos al periodista del ¡tira y abanica!