Temas Especiales

14 de Jul de 2020

Nacional

Año lectivo escolar 2020: 877,142 estudiantes en escuelas oficiales y particulares

Según los últimos datos disponibles del Instituto de Estadística y Censo, en 2016 el Gobierno invirtió $1,837.64 por alumno. Resultados de la encuesta Cieps destacan que el principal problema del sistema educativo panameño es “la capacitación del personal docente”

Año lectivo escolar 2020: 877,142 estudiantes en escuelas oficiales y particulares

Unos 877,142 estudiantes de escuelas oficiales y particulares regresan a las aulas para un nuevo año académico y esto es una nueva oportunidad para impulsar el sistema educativo.

Un reto educativo crucial para Panamá es la permanencia y finalización de clases de los niños y jóvenes en la educación premedia y media.

La sostenibilidad del desarrollo del país en el mediano y largo plazo se verá seriamente amenazada por la falta de recurso humano calificado, si no se incrementan los niveles de finalización de la educación media, particularmente en las zonas rurales e indígenas.

El currículo basado en competencias busca desarrollar en los jóvenes, capacidades personales como la solución de problemas, el pensamiento crítico y el avance tecnológico. “Este nuevo enfoque pedagógico requiere capacitación de los docentes para que no sea un mero ejercicio conceptual, sino que se dé una verdadera transformación en el aula de clases. El reto importante es la transformación docente en el nivel de formación universitaria”, se destaca en el Compromiso nacional por la educación que se publicó en 2017 con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En el mismo documento se destaca que la provisión de infraestructura adecuada sigue siendo crítica para Panamá, sobre todo porque es uno de los factores asociados de manera importante con el rendimiento escolar.

Autoridades ponen a punto las escuelas para el inicio de clases.Meduca

La mayor parte de las escuelas se encuentra en las zonas rurales, con menos población estudiantil, en contraste con las zonas urbanas que tiene pocas escuelas para la población estudiantil que atienden y que además reciben cada año la migración de los jóvenes de las zonas rurales e indígenas en busca de escuelas premedia y media para poder concluir sus estudios. Por su parte, las zonas indígenas tienen más escuelas de niveles preescolar y primaria, básicas completas y escuelas completas, con un número reducido de estudiantes.

Según datos oficiales, de un total de 3,293 escuelas oficiales, unas 25 no empezarán clases en sus instalaciones por varios motivos, entre los cuales figuran el retraso con los contratistas de las obras y adendas de tiempo en trámite en la Contraloría General de la República.

El reto planteado es aumentar las escuelas completas considerando la movilidad de la población estudiantil del campo a la ciudad para continuar la educación media, de manera que la inversión sea mucho más productiva y se puedan atender de mejor manera las necesidades de acceso y cobertura para una educación completa y de calidad.

“Con respecto a los docentes, uno de los problemas del sector es que los docentes no están certificados para enseñar en el nivel o en la asignatura que dictan. En el país no se ha establecido la certificación para la enseñanza en los diversos grados y niveles, lo mismo que en las asignaturas de la especialidad”, señala el documento que se publicó en 2017.

El reto pendiente se refiere a la formación, certificación y capacitación continua del docente para lograr las transformaciones cognoscitivas, prácticas y actitudinales para la vida y el trabajo.

Los resultados de la encuesta educativa del Centro Internacional de Estudios Políticos y Sociales (Ciesps) recoge que, según las personas encuestadas, el principal problema del sistema educativo panameño es “la capacitación del personal docente”. Sin embargo, durante las entrevistas tenían dificultades para “priorizar alguno de los factores”.

Al preguntar cuál sería la principal solución al problema del sistema educativo, el 22.8% de las personas encuestadas contestó “un plan educativo que dure más allá de los cinco años de gobierno”, destaca el informe de la encuesta que se aplicó a 1,015 personas en diferentes puntos del país, sin incluir las áreas de Darién y comarcas indígenas. Y la metodología fue de entrevistas cara a cara y vía telefónica.

Para el año lectivo 2020, según las cifras del Ministerio de Educación, 46,455 docentes impartirán clases a nivel nacional. De ese grupo, 10,200 docentes estarán en áreas de difícil acceso.

La semana pasada, el Meduca manejó una cifra de 358 docentes por nombrar, cifra que podría aumentar al determinar nuevas necesidades en los diferentes centros educativos del país.

La inversión en educación como parte del enriquecimiento del capital humano del país es sin duda fundamental para el logro y superación personal y familiar, y, por ende, de un mejor nivel de bienestar.

Según los últimos datos disponibles del Instituto de Estadística y Censo de la Contraloría General de la República, en 2016 el Gobierno invirtió $1,837.64 por alumno (835,798 estudiantes en total y un gasto de $1,535.9 millones), monto superior al del año 2015 ($1,628.46).

Para las autoridades es de suma importancia que la niñez y los jóvenes del país aprovechen las oportunidades y se les brinde el apoyo que se requiere para que continúen y amplíen sus estudios.

En ese sentido, los últimos resultados desfavorables de la calificación de Panamá en la prueba PISA demuestran la necesidad de actuar rápidamente para mejorar la calidad de la educación. Por lo tanto, es de suma urgencia hacer cambios fundamentales en las prioridades y políticas del gasto público, enfatizando aspectos que fortalezcan la calidad y cobertura del sistema educativo.

Año escolar

Según el decreto ejecutivo firmado por el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, y la ministra de Educación, Maruja Gorday de Villalobos, y aprobado por el Consejo de Gabinete, el período de organización se realizó del lunes 17 al viernes 21 de febrero, mientras que el primer trimestre será del 2 de marzo al 29 de mayo, y el receso escolar será del 1 al 5 de junio.

El segundo trimestre será del 8 de junio al 4 de septiembre, el receso escolar del 7 al 11 de septiembre, y el tercer trimestre del 14 de septiembre al 18 de diciembre, mientras que el balance de actividades y graduación de los estudiantes será del 21 al 23 de diciembre.

El nuevo calendario escolar contempla el aumento a 189 días de clases útiles, y se ha hecho una propuesta gradual para llegar a 210 días de clases en el año 2023.

Los estudiantes recibirán dos pantalones en el caso de los niños o dos faldas en el caso de las niñas, tres camisas, tres pares de medias, un uniforme completo de gimnasia y un par de zapatos.

A cada estudiante se le dará, además, una mochila con 4 cuadernos de raya ancha con 100 páginas cada uno, 2 lápices, un sacapuntas con tapa y contenedor, un bolígrafo de tinta azul, un bolígrafo de tinta negra, una goma escolar, una regla de 30 centímetros, un borrador blanco, un cuaderno de 100 páginas para dibujo y un capote.