Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Nacional

Más de 850 millones de niños y jóvenes permanecen alejados de centros educativos

La mitad de los estudiantes del mundo no pueden asistir a las escuelas o universidades por el nuevo coronavirus (Covid-19)

Colegio Monseñor Francisco Beckman
Colegio Monseñor Francisco Beckman.Archivo | La Estrella de Panamá

La pandemia del coronavirus Covid-19 ha obligado a las autoridades educativas de más de cien países a tomar decisiones como el de suspender clases tanto en escuelas como universidades a fin de evitar contagios en la población estudiantil, indicó este miércoles la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Según datos de la organización publicados ayer martes, 102 países mantienen totalmente cerrado su sistema educativo y otros once han impuesto cierres locales para frenar el avance del virus. Esto significa que más de 850 millones de niños y jóvenes (aproximadamente la mitad de la población estudiantil mundial) están alejados de las escuelas y universidades.

“Esto representa más del doble en cuatro días del número de estudiantes a los que se les prohibió acudir a las instituciones educativas, y se espera que aumente aún más”, explica la Unesco.

La escala y la velocidad de los cierres de escuelas y universidades representa un desafío sin precedentes para el sector de la educación. Los países de todo el mundo se apresuran a llenar el vacío con soluciones de educación a distancia. Éstas van desde alternativas de alta tecnología, como clases de vídeo en tiempo real realizadas a distancia, hasta opciones de menor tecnología, como la programación educativa con módulos.

Como respuesta inmediata a los cierres masivos de escuelas, la Unesco estableció un grupo de trabajo Covid-19 para proporcionar asesoramiento y asistencia técnica a los gobiernos que trabajan para proporcionar educación a los estudiantes fuera de la escuela.

La organización también está celebrando reuniones virtuales periódicas con los ministros de educación de todo el mundo para compartir experiencias y evaluar las necesidades prioritarias. Es por ello que la entidad puso en marcha una Coalición Mundial para la Educación Covid-19, que reúne a asociados multilaterales y al sector privado, entre ellos Microsoft y GSMA, para ayudar a los países a desplegar sistemas de aprendizaje a distancia a fin de reducir al mínimo las perturbaciones educativas y mantener el contacto social con los alumnos.

Para la directora general de la organización, Audrey Azoulay, la situación creada por el Covid-19 impone a los países "desafíos para proporcionar un aprendizaje ininterrumpido a todos los niños y jóvenes de manera equitativa".

Azoulay consideró que la crisis del coronavirus puede ser "una oportunidad para repensar la educación, ampliar el aprendizaje a distancia y hacer que los sistemas educativos sean más resistentes, abiertos e innovadores".

¿Qué está haciendo Panamá ante la situación?

En Panamá, el pasado 11 de marzo las clases fueron suspendidas, a nivel nacional en todas las escuelas oficiales y particulares, debido a los primeros casos de Covid-19 que se registraron en el Colegio Monseñor Francisco Beckmann en Panamá Norte.

La decisión de suspender las clases a nivel nacional estaba estipulada hasta el 20 de marzo. Aunque, las escuelas de las regiones de Panamá Centro, Panamá Norte y San Miguelito mantenían la suspensión hasta el 7 de abril. Sin embargo, a medida que el virus se fue propagando por varios sectores del país, Maruja Gorday de Villalobos, ministra de Educación, decidió por instrucciones del Ministerio de Salud (Minsa) y el Gobierno Nacional suspender tanto en colegios, escuelas como universidades públicas y oficiales todas las clases hasta el 7 de abril.

La medida abarca a los estudiantes y a los docentes, mientras que los directivos y personal administrativo debe permanecer en los centros educativos, dijo la ministra.

En ese sentido, Victoria Tello, subdirectora general de educación, aseguró que el ministerio tiene a disposición de todos los estudiantes de las escuelas oficiales del país, los módulos para dar continuidad al primer trimestre del año académico 2020, material que podrán recibir al ingresar al portal educativo "Educa Panamá", a través de la dirección electrónica educapanama.edu.pa.

"Los estudiantes de segundo a duodécimo grado podrán ingresar al portal educativo, buscar su región educativa, su escuela e, incluso, el nombre de su docente, lo que significa que la información la podrán recibir sin ninguna dificultad",Victoria Tello
subdirectora General de Educación

Los docentes, de acuerdo con su metodología de trabajo, podrán trabajar mediante los módulos académicos o guías didácticas, en que muchos tuvieron la oportunidad de levantar un archivo de correo electrónico, lo que les permitirá interactuar diariamente con sus estudiantes.

Escuela, colegio
La mitad de los alumnos del mundo sin escuela o universidad.EFE

El uso de la tecnología digital es muy efectiva en estos momentos ya que permitirá a los educadores atender a los alumnos e interactuar sobre aspectos básicos de cada asignatura, en caso que el estudiante no tenga acceso al internet, podrá acudir a las distintas infloplazas o café internet. 

Las direcciones regionales de educación ofrecerán apoyo a los estudiantes, incluso, les suministrarán impresos los respectivos módulos.

La fundación Ayudinga también se ofreció apoyar gratuitamente a través de su plataforma virtual de reforzamiento académico a todos los estudiantes que requieran de este servicio.

Pero, ¿qué pasaría si se extiende el tiempo de volver a clases?

Stefania Giannini, subdirectora general de Educación de la Unesco, afirmó que si se alarga el tiempo escolar los alumnos de familias desfavorecidas tienen menos oportunidades educativas fuera de la escuela y además muchos niños se quedan sin acceso a comida gratuita o subvencionada.

"Las escuelas, por muy imperfectas que sean, desempeñan una función igualadora en la sociedad y cuando se cierran las desigualdades se agravan", añadió.

La Unesco seguirá organizando periódicamente seminarios en la web y reuniones virtuales para que los representantes de los países tengan la oportunidad de compartir información sobre la eficacia de los enfoques utilizados en diferentes contextos, aprovechando el éxito de su reunión ministerial del 10 de marzo en la que participaron 73 países.

Con 200,000 casos y más de 8,000 muertos, el coronavirus continúa propagándose por el mundo. El director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, anunció este miércoles la puesta en marcha del ensayo clínico "Solidarity" en el mundo para comprobar cuál es el tratamiento más eficaz contra el coronavirus.