Temas Especiales

06 de Jul de 2020

Nacional

A pesar de las cifras no hemos llegado al pico epidemiológico

Dos semanas después de haber detectado el primer caso de CoVid-19 en Panamá que superan los 313, especialistas advierten que el clímax está por venir

Desde el 9 de marzo, fecha en que el Ministerio de Salud (Minsa) detectó el primer caso de CoVid-19 en Panamá, y de acuerdo a datos oficiales, se aprecia que cada tercer día se triplica la cantidad de casos positivos, casi como una tendencia. Estas cifras revelan la necesidad de implementar medidas más estrictas antes de que se saturen las Unidades de Cuidados Intensivos de los hospitales, tal como ha ocurrido en España o Italia, donde los efectos del virus han rebasado la capacidad del sistema sanitario.

A pesar de las cifras no hemos llegado al pico epidemiologico 0
A pesar de las cifras no hemos llegado al pico epidemiológico

Por ejemplo, el 12 de marzo el Minsa anunció la detección de 14 casos positivos, pero el 15 alcanzaron 43. Luego, el 18 escalaron a 86, el 19 de marzo había 109, pero tres días después se confirmaron 313.

El infectólogo Xavier Saez-Llorens señaló a La Estrella de Panamá que la pandemia podría llegar al máximo de casos en un periodo de ”6 a 10 semanas desde el inicio (con un margen de error de dos semanas)”. Lo que significa que la crisis a penas inicia y que en un par de semanas más podrían aumentar los contagiados y luego apreciar un aplanamiento de la curva.

Pero esto depende de muchos factores. El principal se enfoca en las medidas de contención, la identificación temprana de los casos con la aplicación de pruebas y la trazabilidad, y el aislamiento de los contactos que haya tenido esta persona. El Minsa trabaja en cálculos matemáticos para diagnosticar el tiempo que se estacionará el CoVid -19, los picos más altos y después las curvas de descenso, que la experiencia internacional augura que se trata de varias semanas más. Hasta el momento las autoridades no han revelado los resultados de los modelos matemáticos practicados, que también advierten si el sistema sanitario estará preparado para contenerlos o no.

No es una matemática tan sencilla como si fuera una regla de tres. Depende de muchos factores, entre ellos qué tantas medidas restrictivas se tomen, por cuánto tiempo y cuándo se implementen.

A nuestro favor contamos con que las autoridades panameñas adelantaron varias acciones en comparación a otros países que hoy ven un panorama muy sombrío. Pero hay un dato, entre más pruebas de tamizaje se realicen, más claro será el escenario real que vive el país. En el Istmo, estas pruebas se practican a quienes presentan síntomas casi evidentes del virus, no así a los asintomáticos. Un dato importante en otros países, como en España, es la elevada proporción de personas asintomáticas y la transmisibilidad de éstos, como una barrera para frenar el incremento de casos.

El otro lado de la moneda, tal vez uno tan severo como el sanitario, es el impacto económico del virus. “Si no hay dinero no vamos a poder soportar una batalla a largo plazo con el Covid-19, el gobierno va a tener que buscar la forma para enfrentar esto. En ese escenario, la diferencia no la va a hacer la autoridad, sino el ciudadano, en la medida en que el virus no pueda saltar de un cuerpo a otro”, indicó el médico internista Josué Morales.

El galeno añadió a este diario que antes de su aparición el problema se había hecho trivial, ahora hay que convencer a la gente de que no es así. Se pregunta, profundizando en las restricciones adoptadas, si el país imitará las conductas de los países con mejores o con peores resultados.

En España, un grupo de 70 médicos firmaron este 21 de marzo un comentario científico sobre el CoVid-19 en el que advierten que las restricciones adoptadas por el sistema no serán suficientes para evitar el colapso sanitario, y en consecuencia la morbilidad y mortandad a causa del virus.

Explican que el alcance real de la epidemia sólo se puede calcular a posteriori. En la fase de epidemia, las decisiones deben tomarse en base a los datos existentes sobre las tendencias en diversos países que han adoptado medidas y en combinación con los modelos matemáticos de otras enfermedades.

De acuerdo a las proyecciones numéricas, en España estiman que habrá un gran volumen de casos en las próximas semanas. En concreto, la recomendación de los médicos es el último de tres escenarios planteados, es decir, la restricción total de la movilidad, salvo para servicios de primera necesidad. Una decisión que Panamá parece estar a punto de tomar, según los recientes anuncios del Minsa.

Como en cualquier otro país, el riesgo de saturar la Unidad de Cuidados Intensivos, es muy alto. La restricción parcial que mantiene España ahora mismo, estima que alcanzarán el punto de saturación del sistema el próximo miércoles 25 de marzo, pero hacen la salvedad que se podría evitar si se actúa y se decreta una drásticas medida. Aunado a esto, los médicos que firman el comentario han sido enfáticos en que además se requiere aislar a los mayores de 70 años, el distanciamiento social de la población. Es decir, el máximo confinamiento que impide salir a trabajar por un periodo aproximado de dos a tres semanas.

Para enfrentarlo, proponen entre algunas alternativas la habilitación de hoteles para el aislamiento de casos para que no infecten el núcleo familiar y proteger al personal sanitario. Sugieren el incremento de la capacidad de los laboratorios para las pruebas de tamizaje; acciones de contención en áreas con incremento de casos detectados; la creación de un núcleo de soporte que coordine una respuesta científica integral, objetiva y transparente, además de facilitar el acceso de los datos de la epidemia a la comunidad científica para que brinde apoyo de inteligencia artificial, simulación y epidemiología.