Temas Especiales

12 de Jul de 2020

Nacional

Sector logístico se impulsará en cuatro ejes principales

El gobierno pretende convertir a Panamá en el centro de todos los hubs, apuesta a la industria, cadena de suministros, agricultura e infraestructura.

El sector logístico mantiene grandes ventajas en comparación a otros sectores de la economía que tardarán más tiempo en recuperarse.

Lo favorece la posición geográfica del país, y el gobierno pretende sacar aún más provecho en cuatro pilares en los que apuesta para una más ágil recuperación económica: industria, cadena de suministros, agricultura e infraestructura.

"De ellos, 3 han sido fuentes de empleo y reactivación económica, por ejemplo infraestructura y agricultura. Ambos generan empleos rápido. En base a esto el gobierno apuesta a las ventajas competitivas del país. La primera y más conocida, es que puede funcionar como el centro de acopio y logístico a nivel mundial que busca posicionar a Panamá como el centro logístico", manifestó el viceministro de comercio exterior Carlos Sosa, durante el foro organizado por Llorente y Cuenca, titulado "Sector logístico frente a la nueva normalidad", en el que también intervinieron, Shirley Cañete, especialista en Transporte, Banco Interamericano de Desarrollo y Domingo Latorraca, socio consultor Deloitte Panamá.

Con el ánimo de hacer de Panamá uno de los más grandes e importantes hubs del mundo, el gobierno había apostado antes del Covid-19 a atraer nuevas líneas aéreas, un tema que no ha despegado debido a la afectación del virus en el sector, pero que planean retomar en corto tiempo.

No obstante, pretenden ampliar el hub logístico -que ha sobrevivido en tiempos de pandemia- para potenciarlo a través de la colocación de agroindustrias en el Istmo para generar productos de valor agregado y exportar a mercados específicos.

"Estos mercados claves post pandemia se trabajarán con los que mejor salgan librados de la crisis, por ejemplo, Corea del Sur, país con el que se afina un Tratado de Libre Comercio, Israel y China", explicó el viceministro.

La cadena del producto terminado llega a todos los sectores, desde el productivo hasta la agroindustria. Esto también aplica para productos no agrícolas, como el comercio electrónico. "Panamá está muy bien posicionado para atraer este tipo de empresas como Alibaba y Amazon para que coloquen en Panamá sus centros de redistribución de sus productos hacia otros países de la región. Nosotros hemos iniciado conversaciones con algunas de estas empresas, pero toman tiempo y muchos estudios, pero ya hay un acercamiento", avanzó Sosa.

Sosa también tiene en la mira a otras empresas de la agroindustria que distribuyen comida desde Estados Unidos hacia el Caribe, y que pretenden que su centro de distribución sea desde Panamá, lo que podría representar para estas empresas un ahorro debido a la cercanía del Istmo con esta región.

Z.L. Digital

Se trabaja en una zona franca digital privada a instalar en la antigua base militar de Fort Davis, ubicada en la provincia de Colón, que sirva como mercado virtual para hacer transacciones en China y Dubai. Se venderán productos de Panamá y el resto de Latinoamérica para hacer transacciones con los países mencionados. En este sentido, "se pueden crear plantas de exportación de carnes para diferentes países bajo la plataforma de los Tratados de Libre Comercio", añadió Sosa.

Para su promoción, el gobierno planea hacer una campaña publicitaria de atracción de inversiones utilizando medios globales respetados en el mundo de los negocios para crear la idea de el país como un centro de negocios en el mundo.

Innovación, tecnología e infraestructura, retos logísticos

La logística cumplió un rol fundamental durante la pandemia de Covid-19 y seguirá haciéndolo en tiempos poscovid-19. En este sentido, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) sintetizó tres retos específicos. El primero está vinculado a la innovación en el transporte carretero, se evidencia en que la región debe implementar medidas en el transporte carretero y para estabilizar las empresas y las tendencias del sector. Esto significa que el transporte carretero por carga, moviliza más del 90% de las carga, son transportistas unipersonales, por lo general. Por la importancia que tienen para el transporte, se consideran un bien esencial y la forma de incorporarlos al sistema formal. 

Bajar los costos

El segundo desafío consiste en incorporar la tecnología al sector transporte para resolver muchas de las actividades en el comercio exterior y las tendencias tecnológicas.

La pandemia está provocando una revolución comercial y logística en la región. La recesión económica mundial evidencia la necesidad de reducir los costos logísticos que en América Latina representan alrededor del 20% más a los costos de producción. Esto es el doble del promedio a nivel mundial, por lo que se plantea como un desafío estratégico a la nueva normalidad.

Mientras que el tercero invita a revisar las nuevas tendencias del comercio electrónico. En la región hay un crecimiento exponencial del comercio electrónico. La forma en que se accede a bienes y servicios, y la distribución urbana de mercancía también han cambiado. Los 'smart phones' son una plataforma para acceder al comercio digital, se prevé que el incremento de la mensajería, nos obligue a plantear una nueva infraestructura de la logística urbana y la regulación para el proceso de uso de suelo, carga y descarga, y garantizar un espacio para la logística urbana para cuando se active el tráfico.

Perspectiva económica

Esta crisis golpeó más fuerte a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes), por lo tanto, el sistema bancario será clave en el proceso de recuperación, no solo a nivel individual, sino corporativo, afirmó Latorraca al hacer un análisis de la situación económica actual y a futuro.

"La inversión directa extranjera presenta retos grandes hacia adelante a pesar de que Panamá sigue siendo un puerto seguro, pero la inversión extranjera se prevé que escasee en los próximos años en la región", apuntó el consultor.

Para el presente año, el crecimiento económico se calculó en un 4%, sin embargo, las perspectivas actuales, en el mejor de los casos, advierten sobre una contracción de 2%. La incertidumbre inhibe a los economistas a hacer una proyección exacta del comportamiento de la economía en los próximos meses. 

Ciertas actividades que concentran una gran parte del empleo, el 40%, venían con un crecimiento bajo como lo son la construcción, comercio, manufactura, hoteles y restaurantes, turismo. Hacia adelante esta situación pudiese no mejorar. "Pensamos que el desempleo podrá llegar a dobles dígitos", indicó Latorraca.

El consultor destacó la importancia sobre la implementación de las decisiones técnicas gubernamentales en materia sanitaria, pero también ponderó el tema del desempleo y el alivio financiero que debe provenir de la banca para las Pymes y a nivel individual. Así mismo, añadió que en asuntos tributarios y las dispensas del Estados se encuentran en los límites de déficit, materia que han analizado desde la óptica de las calificadoras de riesgo y las autoridades. "Es importante tener una orientación a los temas de salud, la estabilización de la capacidad productiva del país a través de acceso a las estructuras financieras de rápido acceso para las empresas y alivio directo para quienes pierdan su trabajo producto de la pandemia", sugirió Latorraca.

La liquidez es fundamental. Esto en función de que la demanda de productos y servicios no tendrán el mismo nivel que hace 60 días, sino que será progresiva. Así que el peso de las empresas para sostenerse debe ser proporcional a la demanda para no tener que cerrar. "Es importante reestructurar la fuerza laboral sin asfixiar a las empresas. El reto principal es uno de cambio, el éxito que ha tenido Panamá no es garantía, las estructuras fundamentales deben revisarse para redefinirse. Lo que sí es cierto es que Panamá continúa teniendo una posición privilegiada y eso da aliento a que todo el sistema logístico, en un proceso de reconversión, tendrá la posición como una ficha positiva y continuaremos siendo un punto importante para la logística comercial", añadió el consultor.