Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Nacional

Panamá y su lucha por las listas de los organismos internacionales

A pesar de los distintos esfuerzos que ha hecho el país en adecuar su marco jurídico a la lucha contra el blanqueo de capital y otros delitos, no ha evitado estar en nuevas listas grises

Panamá y su lucha por las listas de los organismos internacionales

Panamá no es un paraíso fiscal, la administración anterior y la actual han hecho todo lo que los organismos internacionales han pedido

Alfonso Fraguela. Abogado Abogado y consultor en comunicación. Fue vicepresidente del Colegio Nacional de Abogados y vocero presidencial en el gobierno de Martín Torrijos

Panamá está en una lista de países que no cooperan con el blanqueo de capitales y financiamiento del terrorismo por la Comisión Europea, ¿cómo califica la medida?

Es una práctica recurrente y usual de intimidación que no dejarán de emplear hasta que los gobiernos exijan respeto a sus normas internas y su soberanía. Estos organismos quieren que todos los países sean los lacayos de sus políticas y quien no las comparta los incluyen en la lista porque la colaboración empleada no les satisface.

Durante los distintos gobiernos, o por lo menos en la pasada administración y la actual, se han aprobado leyes que buscan que Panamá salga de listas negras o que no sea incluido, ¿considera que los esfuerzos han sido suficientes o no?

Panamá no es un paraíso fiscal; la administración anterior y la actual han hecho todo lo que les piden, incluyendo todo lo que existía en las leyes de sociedades anónimas, en la política conoce a tu cliente, imponiendo atribuciones adicionales a los abogados que no es de su competencia, por no ser empleado de dichas empresas. Obligándonos a adecuar nuestras estructuras sobre sociedades anónimas a los estándares que ellos quieren, convirtiéndonos a los abogados en una extensión fiscal de sus países. Panamá es complaciente con los organismos internacionales, aquí se hace lo que ellos quieren, no ha habido un gobierno que le ponga un alto y se respete la soberanía del país. Mientras esto siga así, harán de nosotros lo que mejor les parece.

Quienes se oponen a la inclusión de Panamá en las listas negras argumentan que países europeos y Estados de Estados Unidos tienen leyes más flexibles que Panamá. ¿Cuál es su análisis?

La ley que regula las sociedades anónimas es una copia de la ley de Estados Unidos, pero a estos organismos no se les ocurre aplicarle medidas de intimidación al país estadounidense como las que aplican a Panamá. Las medidas solo las aplican a los países pequeños y los gobiernos carecen de carácter.

¿Las leyes que se han adoptado son suficientes para evitar el blanqueo de capitales?

Las leyes sobre blanqueo son suficientes y considero que han sido hasta progresistas. Se han adecuado a las exigencias de los organismos para no aparecer en el tablero de los niños que no hicieron su tarea.

¿A su juicio, qué debe hacer Panamá ante esa nueva inclusión de la Comisión Europea?

Panamá necesita demostrar coraje, como el que demostró Laurentino Cortizo cuando era ministro de Desarrollo Agropecuario en el gobierno de Martín Torrijos ante las negociaciones del tratado de libre comercio con Estados Unidos, y renunció por no estar de acuerdo con algunos aspectos. Laurentino Cortizo hoy es el presidente de Panamá, debe evocar esa época para darle un mensaje alto y claro a estos organismos de que somos soberanos, independientes, y como expresó Benito Juárez: “entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

No puedo avalar que se condene a un país por prácticas aisladas de algunas firmas de abogados

Walkiria Chandler D'Orcy. Abogada Es diputada suplente de la Asamblea Nacional y ha ocupado diversos cargos públicos, como directora de asesoría legal de la Autoridad de los Recursos Acuáticos de Panamá

Panamá está en una lista de países que no cooperan con el blanqueo de capitales y financiamiento del terrorismo por la Comisión Europea. ¿Cómo califica la medida?

Como panameña rechazo las medidas de presión por parte de potencias extranjeras. No puedo avalar que se condene a todo un país por prácticas aisladas de algunas firmas de abogados o de algunos empresarios que evaden responsabilidades fiscales. Si aquellas naciones tienen pruebas que, en efecto, vinculan a nuestro país, que las presenten y de manera fehaciente establezcan qué faltas hemos cometido.

Durante los distintos gobiernos, o por lo menos en la pasada administración y la actual, se han aprobado leyes que buscan que Panamá salga de listas negras o que sea incluida en alguna. ¿Considera que los esfuerzos han sido suficientes o no?

Parecieran no ser suficientes, ya que no logramos la exclusión de dichas listas. Cada esfuerzo que realizamos como país pareciera insuficiente; sin duda la reverencia a estos países sin autoridades nacionales más preocupadas por los intereses nacionales, poco avance logra.

Quienes se oponen a la inclusión de Panamá en las listas negras argumentan que países europeos y Estados de Estados Unidos tienen leyes más flexibles que Panamá. ¿Cuál es su análisis?

Sin duda existen potencias con flexibilidad fiscal y no son medidos con la misma severidad que países en vías de desarrollo como el nuestro.

¿Las leyes que se han adoptado son suficientes para evitar el blanqueo de capitales?

No. Mientras el germen de la corrupción sea moneda de cambio entre instituciones gubernamentales, poco se logrará con leyes si no hay voluntad de implementarlas.

¿A su juicio, qué debe hacer Panamá ante esa nueva inclusión de la Comisión Europea?

Se debieran agotar los canales diplomáticos desde una lógica de equidad global, pero no pasa y da la impresión de que aún estamos en el siglo XX cuando había países colonialistas que avasallaban a otras naciones. Imagínese que Panamá restrinja el paso por el Canal de embarcaciones abanderadas por países que nos incluyen en los cuestionados listados, incluso cuando en múltiples casos transitan desechos que pondrían en situación vulnerable nuestros recursos hídricos.