Temas Especiales

15 de Jul de 2020

Nacional

Fiscalía de Cuentas: entre cambios e investigaciones

La fiscal Waleska Hormechea al mismo tiempo que adelanta cambios en el modelo de gestión de la Fiscalía de Cuentas se prepara para investigar una lesión patrimonial de $24 millones

Waleska Hormechea llegó a la Fiscalía de Cuentas en medio de una pandemia y con los términos administrativos suspendidos. Es la primera mujer en ocupar este cargo y en el escaso mes y medio que tiene al frente de la instituciones ha adelantado planes para cambiar el modelo de gestión.

Waleska Hormechea es la primera mujer en ocupar el cargo de fiscal de Cuentas.Roberto Barrios | La Estrella de Panamá

“La Fiscalía de Cuentas tienes que dejar de ser un puente entre la Contraloría y el Tribunal de Cuentas. La Fiscalía debe darle rigurosidad científica a las investigaciones por lesión patrimonial y no únicamente avalar una auditoria o informe que elabora un funcionario de otra institución”, dijo Hormechea.

El pasado 22 de abril, cuando asumió el cargo, sobre el escritorio habían nueve expedientes que la Fiscalía de Cuentas debe investigar: el último identificado con el número 9-2020 es el relacionado con la compensación de los buses “diablos rojos” durante el gobierno de Ricardo Martinelli. En este caso, la Contraloría General detectó una lesión patrimonial de $24 millones.

Hormechea reconoce que esta investigación es compleja porque hay 358 personas vinculadas que la Fiscalía deberá contactar durante los cinco meses que tiene para concluir la investigación y lograr que el Estado recupere esos fondos. El próximo lunes se levanta la suspensión de los términos administrativos y empieza a correr el tiempo de la investigación.

“Vamos a necesitar de la ayuda de la comunidad porque de seguro hay personas que tienen información sobre lo que ocurrió con esos buses por la cual el Estado pagó una compensación y que debían convertirse en chatarra, sin embargo, terminaron circulando nuevamente”, indicó.

La idea es que la ciudadanía colabore con la labor de la Fiscalía y lo que se busca es que puedan proporcionar información que será corroborada posteriormente, no solo con la relacionada a las compensaciones de los buses, sino con todas que se realicen, dijo la fiscal.

La participación ciudadana será una pieza fundamental en el nuevo modelo de gestión que desarrolla la fiscal Hormechea y es enfática en señalar la necesidad de los cambios.

“Hay que hacer una transformación en el modelo de gestión porque está construido en base al modelo que tenia el Ministerio Público anteriormente y es un modelo muy burocrático y no permite mayor participación de los integrantes del equipo”, indicó.

Los asistentes de la fiscal de Cuentas en las investigaciones pasan a ser fiscales adjuntos y tendrán mayor participación en el proceso y en la toma de decisión de los casos.

La Secretaría de Afectación Patrimonial tendrá la responsabilidad directa con las investigaciones. Una labora, dijo la fiscal, que recaía mas en el Secretario General que tiene otras funciones en la gestión de la institución.

“Hemos hechos una reingeniería de los procesos y de la ubicación del recurso humano porque hemos detectado pasos burocráticos que deben eliminarse”, recalcó.

Hormechea ha sostenido conversaciones con los magistrados del Tribunal de Cuentas con la finalidad de impulsar esos cambios y mejorar la comunicación entre ambos instituciones. Para la fiscal la plataforma digital de ambas entidades “deben hablarse” para evitar duplicidad de trabajo y citó de ejemplo que los expedientes son digitalizados en la Fiscalía de Cuentas, pero son enviados en papel al Tribunal de Cuentas.

La idea, añadió, es que el Tribunal de Cuentas pueda tener acceso directo a los documentos que son digitalizados en la Fiscalía de Cuenta y viceversas. “Queremos ahorrar tiempo y trabajo”, indicó.

Otro de los cambios que impulsa la fiscal es que las declaraciones de los ciudadanos o de las personas vinculadas a una investigación administrativa por lesión patrimonial se hagan en audio y video, y dejarla de transcribir.

Es introducir la modalidad del Sistema Penal Acusatorio a los procesos administrativos que realiza la Fiscalía de Cuentas. Los magistrados del Tribunal de Cuentas tomen su decisión en base a lo que escuchen y ven en los videos de la entrevistas y no en base a lo que leen de las declaraciones transcritas, en el que no pueden evaluar el lenguaje corporal de la persona.

Los cambios tienen una finalidad y es la de contar con investigaciones más robustas y evitar tener que solicitar ampliación del tiempo.

“Hemos detectados que se solicitaban muchas ampliaciones de los expedientes y eso perjudica la efectividad del trabajo porque cuanto más tiempo pasa se hace más difícil recuperar los fondos obtenidos ilegalmente del Estado”, indicó.

Otros de los aspectos que la fiscal Hormechea busca mejorar es la coordinación con la Contraloría General. Alegó que en ocasiones las auditorias sobre lesión patrimonial son enviadas al Ministerio Público y se olvidan de la Fiscalía de Cuentas.

Durante este mes y medio, la fiscal Hormechea ha seguido de cerca todo lo relacionado con las compras para atender la crisis sanitaria por el Covid-19 hasta el punto levanta una bitácora sobre el tema ante la eventualidad que tenga que realizar una investigación por lesión patrimonial.