Temas Especiales

25 de Jan de 2021

Nacional

Pacto del Bicentenario: 'Cerrando Brechas' se ha hecho para que al final nada cambie, dice Comenenal

La Comisión indicó que como no existe confianza por el Gobierno, ya nadie se cree ahora sus buenas intenciones

El presidente Laurentino Cortizo lanzó este jueves  el Pacto del Bicentenario, Cerrando Brechas.Larish Julio | La Estrella de Panamá

Este jueves el presidente de la República, Laurentino Cortizo Cohen, dio inició al debate del Pacto de Bicentenario: “Cerrando Brechas”, una iniciativa que tiene la finalidad de lograr acuerdos nacionales en materia de salud, seguridad social, educación, economía, seguridad y servicios básicos, para sentar las bases de una hoja de ruta para el país, contando con la participación de todos los sectores productivos del país.

La Comisión Médica Negociadora Nacional (Comenenal) rescato que el discurso dado por la Sra. Paulina Franceschi, coordinadora ejecutiva Nacional del Pacto Bicentenario, y el Presidente Cortizo se centró en temáticas como la confianza necesaria para el entendimiento entre los panameños. La necesidad de combatir la desigualdad y las inequidades sociales. Cerrar brechas a estas desigualdades e inequidades y entre los cinco Panamás: el del 1er mundo, el de la capa media, el de los barrios, el rural y el de las comarcas.

Comenenal expresó que realmente si existe una lucha de clases en Panamá. Y señaló que si el presidente toma una mínima posición a favor de los derechos de los trabajadores, inmediatamente será cuestionado, repudiado y adversado por los poderosos intereses representados por el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), la Cámara De Comercio Industrias y Agricultura De Panamá (CCIAP), la Asociación Panameña de Ejecutivos de Empresas (APEDE), la Cámara Panameña de la Construcción (CAPAC) y la Asociación de Representantes-Distribuidores de Productos Farmacéuticos (AREDIS).

Criticó que “aunque las desigualdades e inequidades en Panamá sean de dominio público y vergonzosas a cualquier conciencia social, los poderosos no están dispuestos a ceder ni un centavo en detrimento de sus intereses. Porque, para disminuir o eliminar las inequidades, el presidente debería quitarle las prebendas de una centuria que ha tenido la clase dominante en Panamá”.

“Por todo ello, deberá el presidente a ordenar a la Sra. Franceschi que haga malabares durante un diálogo para reconciliar lo irreconciliable: los intereses divergentes de las clases sociales. El malabar es posible. Siempre y cuando realmente se negocie con las clases sociales en Panamá dar y recibir, lograr y ceder y establecer un equilibrio donde no haya perdedores. De otra manera la explosión social sería inevitable”, manifestó Comenenal, un comunicado, que estuvo firmado por el Dr. Domingo Moreno, coordinador y el Dr. Julio Osorio, secretario.

“No pueden repetirse los resultados del dialogo de empresarios y sindicatos en pandemia, en el cual el costo se le cargó el sector obrero y trabajador. Por ello No hay confianza ahora. Por eso nadie cree ahora en sus buenas intenciones. Por eso la mayoría cree que este dialogo con desfile de buenas intenciones de cambio se ha hecho para que al final nada cambie”, añadió.

Comenenal indicó que en el discurso “el presidente repitió que no puede haber nadie que no entienda estas desigualdades e inequidades que son vergonzosas y que no esté de acuerdo en que deben ser solucionadas. Además, menciono que debería haber una salud y educación con cobertura universal. Que no debería existir prácticas comerciales desleales para los productores y que la Ley debería ser igual para todos. Asombró a la audiencia cuando invitó a ser creativos con el Seguro de Invalidez, Vejez y Muerte (IVM) y lograr su sostenibilidad sin aumentar las paramétricas. Si todo el mundo entiende lo mismo, ¿para qué es necesario un Diálogo?”.

Los cuestionamientos parten de:

  1. ¿No sería más fácil ordenar que no haya desabastecimiento de medicamentos? Que si nos intentaron convencer en octubre-noviembre 2019 de que era necesaria una ley para combatir el “desabastecimiento crítico” de medicamentos e insumos, ¿no sería mejor usarla ahora en medio de la pandemia, con el crítico desabastecimiento que hay?
  2. ¿No sería más fácil ordenar que el próximo presupuesto de la nación incluya que el porcentaje de inversión para las comarcas sea igual al promedio de todas las provincias?
  3. ¿No sería más fácil ordenar que todos en Panamá tuvieran agua potable y que el IDAAN hago lo necesario?
  4. ¿No sería más fácil que ordenara que el presupuesto percápita anual para la atención en salud del Ministerio de Salud (Minsa) fuera similar al de la Caja de Seguro Social (CSS)?
  5. No sería más fácil ordenar que no haya más privatizaciones en el sector salud: ni contratos de gerencias, ni Leasing, ni Asociaciones Públicas y Privas (APP), ni tercerizaciones, ni externalizaciones, ni concesiones administrativas.
  6. ¿No sería más fácil ordenar que el gobierno priorice ejecutar los 300 puntos de conexión a internet que prometió en campaña para las áreas más remotas?
  7. ¿No sería más fácil ordenar que en este país no haya importaciones, excepto en momentos de real desabastecimiento de cualquier producto que se produzca en Panamá?
  8. ¿No sería más fácil eliminar por completo la AUPSA, y devolver sus funciones de vigilancia sanitaria al Minsa y el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (MIDA)?
  9. ¿Si la ley debe ser igual para todos, no sería mejor predicar con el ejemplo y separar de sus funciones a quien en su gobierno se vea envuelto en escándalos de corrupción?
  10. ¿No sería más fácil ordenar a su contralor a no refrendar partidas 002, ni ningún acto de sus ministros que riña con la Ley y con el espíritu de las leyes?
  11. ¿No sería más fácil ordenar perseguir y penalizar la evasión fiscal y el impuesto flat o progresivo sobre la renta y sin falsas leyes de estímulo fiscal, que, si favorecen a los empresarios, pero en nada crean mejores empleos?
  12. ¿Si se quería generar confianza, no hubiese sido más fácil invitar presencialmente, al acto de hoy, a todos los Sindicatos, a todos los gremios, que de una u otra manera le han hecho cuestionamientos a su gestión, y no sólo a las grandes figuras? Lo olvidaba, fue para evitar aglomeraciones en Pandemia. ¿Y porque si se han permitido en los sepelios de dirigentes? 

Comenenal advirtió que si no se logran cambios profundos el presidente verá aparecer otro Chile, otra Costa Rica, otra Colombia, otro Perú u otra Guatemala en Panamá, ya que el panameño está hastiado de cosas simples, como: el juega vivo de los gobernantes, políticos y poderosos a los cuales la ley no toca.

“Estamos cansado de que se nos vea la cara de mendigo, en vez de darnos los derechos humanos que se merece. También hastiados de las políticas neoliberales para hacer más ricos a unos pocos y más pobres a la mayoría. De que nos hurten nuestros presupuestos y nos roben nuestro futuro por la corrupción”, concluyó la Comisión.