07 de Dic de 2022

Nacional

Nuevo Hospital del Niño, la promesa que tardó ocho años

El Ministerio de Salud firmó, este miércoles, el contrato para la construcción del nuevo centro hospitalario. Una obra que prometió en 2012 el entonces mandatario Ricardo Martinelli.

Todo empezó el 14 de agosto de 2012, era un martes. El entonces presidente de la República, Ricardo Martinelli, anunció la construcción del nuevo Hospital del Niño durante el acto de entrega de los terrenos que por más de un siglo ocupó la Embajada de Estados Unidos en Panamá.

El acto de la firma del contrato estuvo presidido por el mandatario de la República, Laurentino Cortizo.Daniel González | La Estrella de Panamá

La promesa del entonces mandatario fue que la construcción del centro hospitalario empezaría el año siguiente. El reclamo de un nuevo hospital, para la fecha, ya era conocido por las constantes quejas de los médicos y personal de salud que laboran en el nosocomio.

Las actuales instalaciones del Hospital del Niño ya no garantizan una buena atención médica. Fue inaugurado en agosto de 1958 por el presidente Ernesto De La Guardia. Ahora atiende anualmente 200,000 pacientes.

La promesa, durante la administración de Martinelli, solo fue eso. Después del acto, no se volvió a mover una piedra, solo se colocó un letrero en el que se anunciaba en letras negras “Aquí se construirá la nueva sede del Hospital del Niño”.

La historia de las nuevas instalaciones nosocomiales siguió durante la siguiente administración gubernamental de Juan Carlos Varela, que, aunque se hicieron los actos públicos para licitar la obra, el proyecto no se concretó.

Una serie de reclamos presentados tanto por la empresa ganadora como por la perdedora atrasaba la obra.

En marzo de este año, finalmente el proceso de licitación llegó a su fin al resolverse el último reclamo de la empresa china perdedora Consorcio Camce, y la española Acciona Construcción se quedaba con el proyecto. Pero llegó la pandemia que paralizó todo y, una vez más, el nuevo Hospital del Niño debería esperar.

Este miércoles, el presidente de la República, Laurentino Cortizo, presidió el acto de la firma de contrato entre el Ministerio de Salud y la empresa constructora. “Regocijo y emoción siento por la firma de este contrato. Le adelanto a la firma (constructora), yo voy estar supervisando personalmente esta obra”, dijo el mandatario.

Los trabajos de construcción no tienen una fecha precisa de inicio; durante el acto de la firma del contrato, las autoridades gubernamentales hablaron de “durante el primer trimestre” del próximo año, es decir antes del mes de marzo.

El director del Hospital del Niño, Paul Gallardo, manifestó su complacencia por la firma del contrato. “Confiamos en la buena fe de esta administración gubernamental para que la obra pueda concretarse en este periodo”, dijo.

El personal médico y de salud del hospital realizaron diversas manifestaciones durante estos años para reclamar la construcción del nuevo centro hospitalario.

Reconoció que el trayecto no ha sido sencillo, y han pasado dos décadas deseando contar con un nuevo edificio, pues los daños estructurales del actual inmueble son importantes. Así mismo hizo hincapié en todos los proceso de licitación, reclamos, suspensiones y reiteradas evaluaciones de los actos públicos.

“Hoy, finalmente, y después de un largo camino recorrido se logra la firma de este contrato que sin dudar dibujará sonrisas en cada uno de nuestros niños y alegra los corazones de todos los panameños”, recalcó Gallardo

El nuevo Hospital del Niño contará con atención de consulta externa, urgencias, cardiología, alergología, dermatología y neumología, salones de operaciones, entre otras especialidades. Además de plantas de estacionamientos y cafeterías.

El proyecto también incluye la maternidad del Hospital Santo Tomás y restauración de los jardines y remodelación del edificio La Abeja.

Gallardo, al igual que el presidente Cortizo, también hizo su advertencia. “Desde el Hospital del Niño nos mantenemos a la expectativa y vigilantes del desarrollo de esta obra, que representa una mejor calidad en la atención sanitaria de la población infantil de todo el país”, dijo.

Los médicos del hospital aún no están muy optimistas, o por lo menos es la consideración de la pediatra infectóloga Elizabeth Castaño. “Como dijo Santo Tomás, ver para creer; la firma del contrato es un gran paso, esperemos que en el primer trimestre se inicie la construcción”, dijo.

La pediatra espera que la obra sea supervisada de forma estricta, para que sean los materiales adecuados y de la calidad que necesita un centro hospitalario de cuarto nivel; que no se produzcan adendas que aumenten el precio. También pide que no haya huelgas de trabajadores u otros inconvenientes que atrasen los trabajos. Los niños y las enfermedades no esperan.