Temas Especiales

09 de May de 2021

Nacional

Personal cubano espera regulación para entrar a hospitales

El decano de la Facultad de Medicina sostiene que la brigada debe cumplir con la ley; en este momento están en proceso de inducción

Cuba envió a 220 médicos para apoyar en la lucha contra el SARS-CoV-2.Larish Julio | La Estrellade Panamá

Los médicos o personal de salud extranjero contratados por parte del gobierno, que hasta ahora consiste en una brigada de 220 cubanos, no podrán atender a pacientes con covid-19 hasta no haber cumplido con la Ley de Salud 89 de 2013 y lograr el visto bueno del Consejo Técnico de Salud, encargado de aprobar la reválida de los títulos hecha por la Universidad de Panamá.

De acuerdo con información suministrada por el decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, Enrique Mendoza, el ministro de Salud, Luis Francisco Sucre, quien preside el Consejo, aún no ha convocado a una reunión extraordinaria para autorizar la práctica de los extranjeros en Panamá, que hasta el momento se encuentran en una fase de inducción o entrenamiento.

Los médicos que están en la primera fila de batalla contra el virus urgen refuerzos ante la avalancha de nuevos casos positivos, un promedio de 2,300 diarios de los cuales un 20% termina en salas de hospital o cuidados intensivos, y falta personal especializado que atienda a todos.

La Estrella de Panamá conoció que entre los especialistas cubanos hay 10 intensivistas, 7 cardiólogos y 8 anestesiólogos.

Mendoza, no obstante, no se ve dispuesto a firmar la autorización hasta no estar seguro de que los extranjeros cumplen con los requisitos que exige la ley. Afirma que todos los médicos generales recién graduados, más de 400, han cumplido con los requisitos, y no ve porqué los extranjeros deben quedar exentos de ello, aunque se atraviese por una pandemia.

En el caso hipotético de que el Consejo Técnico no apruebe el método o las certificaciones de los foráneos, el Ejecutivo tiene la opción de regular su participación mediante un decreto justificado por un estado de excepción por emergencia sanitaria. Pero para ello, explicó una fuente, debe esperar que el Consejo Técnico emita primero un concepto de si aprueba o rechaza la validación de las idoneidades.

“Los certificados del personal cubano ya están en manos del ministro de Salud, Luis Francisco Sucre; hasta ahora sus competencias parecen satisfactorias”, dijo la fuente.

El procedimiento para su aprobación consiste en que el Consejo Técnico recibe los documentos de cada galeno, y los envía al presidente de la sociedad especializada para su revisión. Aclara que no se trata de razones políticas o ideológicas, como se quiere hacer ver, sino el cumplimiento de la ley.

“Tenemos que discutir y ver si han cumplido los requisitos exigidos por la ley. Nosotros tenemos 406 médicos generales recién graduados, que deben entrar para residencia, y no han firmado la resolución para que ingresen el 1 de febrero y tengan trabajo. No sé qué adoptará el Consejo Técnico sobre los extranjeros”, añadió Mendoza.

Jorge Luis Prosperi, miembro del Consejo Consultivo del Minsa, apoya los refuerzos ante el agotamiento del recurso humano panameño. “Los médicos cubanos poseen las competencias profesionales y la experiencia para atender a los pacientes. Todos son especialistas con excelente formación profesional. Han demostrado su capacidad en otras latitudes. Y finalmente, el Código Sanitario vigente permite la contratación en casos como el que estamos viviendo. Lo que hay que hacer es apoyarlos para que puedan hacer su trabajo y pronto comenzaremos a ver los buenos resultados”, dijo Prosperi a La Estrella de Panamá.

Por su parte, la Comisión Médica Negociadora (Conmenenal) emitió un comunicado en el que no se opone a la contratación de extranjeros, bajo la condición de que se incorpore al sistema a todos los médicos generales nacionales para ser entrenados como apoyo en las áreas críticas y de hospitalización.

Exigen el pago de todo lo adeudado en contratos a los profesionales de salud panameños; la garantía de suficientes y adecuados equipos de protección personal para todo el personal de salud; que el Consejo Técnico de Salud del Minsa certifique la idoneidad de los médicos extranjeros y que el contrato sea por un tiempo definido que se comunique a toda la ciudadanía.

Cuba asignará a Panamá 10 equipos médicos sanitarios integrados por profesionales de la salud, que tendrá un costo en euros de 482,710, lo que se traduce al cambio en dólares de 591,197. Mensualmente equivale a un salario de aproximadamente $2,687 para cada especialista, que es similar al salario de los médicos nacionales.

La brigada cubana está encabezada por el médico Carlos Pérez Díaz, especialista en medicina interna. El Minsa indicó que los profesionales han brindado ayuda en 40 países del mundo. No obstante, queda la duda sobre si los cubanos recibirán el total de sus honorarios, ante la advertencia de Estados Unidos sobre quién realmente recibe los beneficios, si los médicos o el régimen cubano.

“Los gobiernos que contratan profesionales de la salud cubanos deben garantizar su trato justo y humano, en contraste con el régimen de Castro que trafica y explota su valentía para su beneficio”, expresó el subsecretario de Estado interino para el hemisferio occidental, Michael Kozak.

El Consejo Técnico del Minsa está integrado por el ministro de Salud, presidente, y en ausencia está el viceministro. Director general de Salud, como secretario • Ausencia: subdirector de Salud, director de los servicios médicos y prestaciones CSS. El decano de la Facultad de Medicina de la Universidad de Panamá, director nacional de Ingeniería Infraestructura y obras sanitarias del Minsa. Jefe de departamento Protección de alimentos, jefe de Farmacia y Drogas. Asesor legal del Minsa. Representante de las siguientes asociaciones: Asoc. Médica Nacional, Asoc.de Odontología, Colegio Nal. de farmacéuticos y la Anep.