Temas Especiales

09 de Mar de 2021

Nacional

Panamá alerta sobre señales que pueden llevar al suicidio producto de la pandemia

El Gobierno implementó desde el inicio de la pandemia de covid-19 un protocolo de atención en salud mental para la prevención del suicidio 

Salud
El Minsa habilitó la línea de apoyo psicológico 169, la del Instituto Nacional de Salud Mental (512-6800). También se puede llamar al 911 o acompañar a la persona a buscar atención médica.Cedida

El Ministerio de Salud (Minsa) alertó a la población sobre algunas señales en el comportamiento humano que pueden llevar a una persona al suicidio, en especial ante las repercusiones sociales, de salud y económicas que ha dejado la pandemia de covid-19 en Panamá.

La entidad informó que la pandemia generada por la covid-19 ha tenido un gran impacto en la vida de las personas, ya que ha involucrado el distanciamiento con seres queridos, dificultades económicas, aunado a un clima de incertidumbre y preocupación, factores que pueden aumentar el riesgo de suicidio.

A quienes atraviesan situaciones que les afecta su salud mental, el Minsa les recomendó mantener o reforzar los lazos familiares y la comunicación, especialmente a quienes viven solos o puedan estar sufriendo por el aislamiento.

Detalla el ente regente de la salud en el país que por lo general, el suicidio es precedido por signos de advertencia como hablar o escribir sobre la muerte o el suicidio en sí, las personas experimentan cambios repentinos en la conducta o en el estado de ánimo.

Otros signos son hablar o hacer comentarios derrotistas, aislarse de su entorno, iniciar o aumentar el consumo de alcohol u otras sustancias psicoactivas, adoptar comportamientos imprudentes o arriesgados o autoinfligirse lesiones.

En tal sentido, la entidad sugirió estar muy pendiente de esas alertas, y enfatiza que otro aspecto importante a tomar en cuenta es ser empático, amable y respetuoso con quienes atraviesan situaciones cruciales, ya que es importante prestar atención a todas las señales, sin minimizar los sentimientos de las personas afectadas.

Se recomendó además no juzgar, no regañar, ni ser sarcástico con la persona que puede estar atravesando este tipo de situaciones, la cual, por el contrario, debe ser animada, pedirle ayuda profesional y alejarla de cualquier medio que pueda ser utilizado con finalidad suicida (armas, venenos, medicamentos, balcones, etc.), esto ayudará inicialmente a prevenir.

La entidad implementó desde el inicio de la pandemia un protocolo de atención en salud mental, para precisamente tratar a quienes atraviesan por estas situaciones, incluyendo la prevención del suicidio.

Al respecto, habilitó la línea de apoyo psicológico 169, la del Instituto Nacional de Salud Mental (512-6800) y también se puede llamar al 911 o acompañar a la persona a buscar atención en un centro de salud o sala de emergencias.