Temas Especiales

16 de May de 2021

Nacional

El sombrero pintao: un legado cultural de generaciones

El pasado 7 de diciembre se conmemoraron tres años de la declaración del sombrero pintao como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco.

El pasado 7 de diciembre se conmemoraron tres años de la declaración del sombrero pintao como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Con este reconocimiento internacional se le da un valor excepcional e inigualable, pues se categoriza un atuendo de nuestra vestimenta típica utilizado por caballeros y damas.

La categoría de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, según la Unesco, la recibe porque es una prenda que describe nuestra identidad criolla o mestiza. Las fibras vegetales para preparar los talcos, pintas y crinejas del sombrero pintao, son elaboradas por las manos de artesanos que aprendieron este oficio de generación en generación. Su uso relacionado con las labores del hombre campesino, es una distinción del hombre del interior, principalmente de las provincias de Los Santos, Herrera, Veraguas y Coclé, siendo esta última provincia la que goza de la trayectoria y reconocimiento en el proceso de elaboración, que varía de acuerdo con el tipo de sombrero, trenzada y vuelta.

Para la confección del sombrero pintao se utilizan fibras naturales de junco, bellota o pita, plantas propias del clima húmedo. Para buscar las diferentes tonalidades se utiliza la planta de chisná, la cual se hierve con las fibras para lograr teñirlas. Las categorías de los sombreros se denominan por “las vueltas”, que pueden ser de 15 o menos vueltas, hasta sombreros muy finos de 24 vueltas; por consiguiente, su precio varía desde unos $150 hasta $500. Hay dos componentes importantes en este aspecto y son la habilidad que posee el tejedor para trenzar las más finas vueltas, así como el tiempo que dispone para su elaboración.

Otro de los usos muy reconocidos del sombrero pintao se da en las festividades típicas o presentaciones artísticas musicales de índole folclórico. La forma de llevarlo denota un significado cultural asociado al tipo de hombre que lo luce y su actitud; por ejemplo, si el sombrero no está doblado en ninguna de sus alas, representa que solo es para protección de los rayos del sol; si tiene dobladas ambas alas, se dice que es un sombrero a la pedrá, que quiere decir el hombre está en busca de pelea. Si el sombrero está doblado en la parte de frontal, el hombre es un mujeriego; si el ala posterior está doblada denota que es una persona intelectual. Son interesantes interpretaciones que le damos a su uso, muy característico de la cultura panameña.

Como artesanía, el sombrero pintao goza de un reconocimiento importante en los últimos años. El 19 de octubre, en el distrito de La Pintada, se le ha denominado como día cívico, fecha que coincide con la fundación del distrito, y que también celebra el Festival del Sombrero Pintao, promoviendo su comercialización para locales, nacionales y turistas. También avanza el desarrollo del Museo del Sombrero Pintao, en La Pintada, con el fin de dar a conocer las técnicas y los procesos para su elaboración.

Desde la Universidad Especializada de las Américas, extensión Coclé, en la carrera de licenciatura en gestión turística bilingüe, se han desarrollado líneas de investigación principalmente como trabajos de grado, con el fin de resaltar y conversar a través de la recopilación pictórica los antecedentes de esta inigualable artesanía; también se han realizado conferencias nacionales sobre esta temática, despertando el interés por cultivar nuestras raíces y fortalecer el acervo cultural y la idiosincrasia del pueblo pintadeño, así como las técnicas transmitidas en el legado de generación en generación, destacando valores como la solidaridad, el emprendedurismo, la asociatividad, el trabajo en equipo, y el amor por lo nuestro.

En Udelas Coclé buscamos fortalecer nuevas alianzas con estos emprendedores en un futuro próximo, donde se promuevan capacitaciones en temáticas como liderazgo y mujer emprendedora, vinculando a la universidad y la sociedad para que los artesanos preparen a nuestros estudiantes de turismo en conocimientos prácticos y generales de esta pieza única, que como panameños nos llena de mucho orgullo.

Docente