Temas Especiales

08 de May de 2021

Nacional

Un desaparecido y ríos crecidos por las lluvias en el oeste de Panamá

Las provincias más afectadas fueron Chiriquí, Bocas del Toro y la comarca Ngäbe Buglé, las mismas que fueron azotadas en noviembre pasado por lluvias asociadas a los huracanes Eta e Iota

Chiriquí
Las provincias más afectadas fueron Chiriquí, Bocas del Toro y la comarca Ngäbe Buglé, las mismas que fueron azotadas por lluvias asociadas a los huracanes Eta e Iota.Erick Marciscano | La Estrella de Panamá

Al menos una persona desaparecida, ríos crecidos y algunos derrumbes se han registrado en zonas del oeste de Panamá a causa de las lluvias, que se mantendrán hasta el próximo miércoles según los pronósticos climáticos, dijo este lunes el organismo nacional de socorro.

Una persona de unos 20 años se lanzó en búsqueda de un objeto en un río en la provincia de Bocas del Toro sin que haya sido encontrada hasta ahora, indicó el Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc) de Panamá.

Hay ríos crecidos en las provincias occidentales de Chiriquí, donde hay 7 personas en un albergue; Bocas del Toro, y en la comarca Ngäbe Buglé. En esta última se registraron 35 viviendas afectadas y una escuela, dijo el Centro de Operaciones de Emergencias Nacional (COE).

El Sinaproc pidió este lunes a la población mantenerse pendiente de los comunicados de las fuentes oficiales, permanecer en lugares seguros, evitar tirar la basura en la calle, ríos y quebradas, y no arriesgar la vida al intentar cruzar corrientes de agua.

El viernes pasado, más de un millar personas habían sido llevadas a ocho albergues situados en el occidentes panameño como medida preventiva ante las fuertes precipitaciones derivadas de un frente frío sobre las Antillas y el Atlántico, informó entonces el Sinaproc.

Las provincias más afectadas fueron Chiriquí, Bocas del Toro y la comarca Ngäbe Buglé, las mismas que fueron azotadas en noviembre pasado por lluvias asociadas a los huracanes Eta e Iota que dejaron alrededor de una veintena de muertos y millonarias pérdidas agrícolas y en infraestructura rural.