Temas Especiales

05 de Ago de 2021

Nacional

China y Panamá: hermandad, cultura y tradición

Diferentes asociaciones describen el impacto de la cultura china en la población local. Además, exponen el desarrollo y la cooperación en materia educativa

Danza del león, suerte en el Año Nuevo chino
Un niño toca a un artista durante la presentación de la danza del león hoy, miércoles 18 de febrero de 2015, para iniciar la semana de festividades para el Festival de Primavera y la víspera del Año Nuevo Lunar Chino, a la entrada del parque Ditan en Pekín (China)..

La presidenta de la Asociación Panameña de Amistad con China (Apachi), Annie Vial Chen, anota que los aportes de la comunidad china en Panamá se expresan con manifestaciones en el desarrollo de la economía, actividades culturales y la política.

 

En la actualidad, se estima que en Panamá hay entre 150,000 a 200,000 mil personas de origen chino, lo que representa más del 4% de la población total.

La comunidad china en Panamá se ha incorporado a través de organizaciones educativas y culturales en el país, por ejemplo, el Centro Cultural Chino-Panameño. Igualmente, el parque de la Amistad Chino-Panameña, construido en memoria de la tradicional amistad entre los dos pueblos, ubicado frente al Instituto Sun Yat Sen.

En la lista cultural están las festividades chinas, la danza del león chino y el uso de los fuegos artificiales, que forman parte de la cultura china y han sido adoptados en Panamá. Así como lo gastronómico.

“Los chinos trajeron consigo algunos juegos de azar, como la lotería y la rifa china. Hemos adoptado palabras chinas como ‘chen chen’, para expresar a una persona que tiene dinero, igual que la palabra ‘fiao’, para otorgar crédito a las personas que compran en las abarroterías o quioscos”, destaca.

En cuanto a la gestión de Apachi, se enfoca en aumentar los acercamientos y hacer más sólida la relación chino-panameña. “Lo estamos haciendo con una nación que se está proyectando, indiscutiblemente, en el concierto de las naciones, como un pilar de primer orden mundial sin pretensiones de avasallamiento”, arguye.

Desde Apachi seguirán organizando su programa de viajes: ‘Ruta a la gran China’, un recorrido por la esencia de China que, hasta la fecha, ha llevado a más de 500 panameños en 25 viajes, visitando las ciudades de Beijing, Xian, Hangzhou, Shanghai, Guilin, Guangzhou, Shenzhen y Hong Kong. Este año, 2021, la asociación celebra su XX aniversario.

Para la presidenta de Apachi, el impacto de las relaciones socioculturales entre China y Panamá hacia la población se ve reflejado desde los “barrios chinos”, que “con los años han ido perdiendo las características con respecto a sus residentes, negocios y estructuras que tuvieron en épocas pasadas. Estas áreas tienen un valor histórico, cultural, económico y social por haber sido el lugar donde la comunidad china se fue integrando a la sociedad panameña”.

Confirma que actualmente muchas familias chinas conservan y practican sus costumbres y tradiciones, transmitiéndolas a amigos no chinos, a amigos panameños, quienes se han adaptado y respetan las mismas.

“Tan grande ha sido el impacto de las relaciones socioculturales entre Panamá y China, que el Gobierno panameño declaró por ley el 30 de marzo como día cívico y de conmemoración de la etnia china, para destacar la contribución de la comunidad china a Panamá. En 2021 se cumplieron 167 años de la presencia china en nuestro país”, puntualiza.

En el renglón de lo sociocultural, la presidenta (2020-2021) de la Asociación de Profesionales Chino-Panameña (Aprochipa), Sandra Chiam, manifiesta que los aportes de la comunidad china han sido muchos y la relación con Panamá es satisfactoria: aportes gastronómicos, económicos y culturales.

“Es tradición del panameño comer el desayuno chino o dim sum los domingos, disfrutar de un crujiente mafá, de los saladitos y la ostia china; comer una deliciosa sopa de wantón, pedir una bandeja de chow mein o un arroz frito con puerco en cualquier momento (comida que para nosotros, los chinos panameños, sabe mejor en Panamá que en China)”, expresa.

Desde lo cultural, China ha aportado a Panamá el vuelo de las cometas y la celebración del Año Nuevo chino, entre otras festividades.

“Una tercera parte de la población panameña tiene un antepasado chino. Hoy Panamá estrecha la cultura china de sus ancestros, su herencia cultural, costumbres y tradiciones”, afirma.

En cuanto a lo educativo, la creación del Instituto Sun Yat Sen, en 1992, ofrece la oportunidad de estudiar colegiatura mientras los estudiantes aprenden el idioma mandarín y conocen sobre la cultura china. El Instituto Confucio de la Universidad de Panamá permite el estudio del idioma mandarín a los panameños.

Con relación a la gestión desde Aprochipa, desde su creación hace 53 años, su labor ha estado enfocada en el apoyo a la comunidad china y panameña con obras de asistencia social a zonas y áreas del país con grandes necesidades económicas y en riesgo social; además de aportes culturales por 21 años consecutivos.

En el ámbito de formación llevan a cabo la convención anual profesional o Aproweek, evento abierto a todo público que comprende un ciclo de conferencias profesionales durante cinco días con expositores internacionales.

“Tenemos una estrecha relación de fraternidad con la Embajada de la República Popular de China y su embajador Wei Qiang, quien siempre nos apoya y acompaña en nuestros eventos culturales, educativos y profesionales”, precisa.

Por su parte, el presidente de la Asociación de Panameños Profesionales Egresados de China (Appechi), Iván Montañez, detalla que hoy suman más de 300 egresados de China en Panamá.

Hoy las oportunidades de formación para los panameños continúan. “Hasta el momento se han otorgado 38 becas. El apoyo de la Embajada de la República de China en Panamá ha sido crucial para que esto sea una realidad”.