28 de Nov de 2021

Nacional

Guzmán: 'La historia de Panamá es la de grandes familias acaparando la tierra del país'

Tras la polémica por el desalojo en Tierra Prometida y denuncias de supuesto vandalismo en el Hospital Nicolás Solano, La Decana habla con el dirigente social Jorge Guzmán, quien cuenta su versión sobre las acusaciones y la crisis de la vivienda en el país

Jorge Guzmán, dirigente del Movimiento Comunal Mocona- FB.
Jorge Guzmán, dirigente del Movimiento Comunal Mocona- FB.Cortesía

El pasado 22 y 25 de octubre, autoridades junto con la Policía Nacional ejecutaron un desalojo en la comunidad de Tierra Prometida, distrito de La Chorrera. Hubo choques entre la fuerza pública y los habitantes del asentamiento informal, con un saldo de heridos, casas destruidas , cientos de personas expulsadas y más de una veintena de arrestados, siete de estos aún detenidos.

El Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot ) argumenta que estos ocupaban ilegalmente un terreno del Hospital Nicolás Solano, proyectado para la construcción de un complejo deportivo. Señalan que se ofreció “opciones” en otras zonas pero no fueron las aceptadas y que algunas personas “no calificaban ” para su reubicación.

La comunidad tiene una visión distinta. Reclaman que no hubo mediación y se actuó con violencia. Afirman que existe una “política de criminalización” de las personas sin viviendas y responsabilizan de la situación al “fracaso de los gobiernos de turno” ante el grave problema habitacional.

Jorge Guzmán , dirigente del Movimiento Comunal Nacional Federico Britton (Mocona- FB), grupo que acompaña a la gente de Tierra Prometida, contó a La Estrella de Panamá su versión de lo ocurrido.

¿Qué pasó en Tierra Prometida y en el hospital Nicolás Solano?

Hubo un desalojo violento, sin que mediara un proceso legal y transparente (…) además, hubo una usurpación por parte del juez de paz del área de La Chorrera, cuando le correspondía a un juez del circuito civil.El 22 de octubre se derribaron 278 casa sin presentar a todas las familias una orden de desalojo (…) estas quedaron en la intemperie. Luego el 25 octubre, aún estaba gente en los terrenos por que no tenían donde llevar sus enceres (…) allí ellos cumplen su amenaza y con maquinas le pasan por encima a lo que quedaba. Entonces los compañeros reaccionaron, trataron de defenderse pero obviamente no pudieron soportar los gases lacrimógenos, balas de goma y de pimienta de la Policía.

¿Cómo eso termina en las escenas de caos en el hospital? Las autoridades hablan de vandalismo.

Pasadas las 6pm de la mañana del 25, los compañeros, huyendo de los gases se refugiaron en el monte cercano que conecta con el Nicolás Solano. Allí los emboscó otro grupo de antimotines, a sabiendas que la gente huía de los gases y buscan refugio de la represión en el hospital. Allí el subcomisionado Cesar Zambrano ordena dispararles y perseguirlos, golpeándolos y sometiéndolos violentamente.

¿Pero por qué entraron al Hospital ? ¿Intentaron hablar con la Policía?

Yo le dije al subcomisionado Zambrano que parara la represión, siendo que ya los compañeros están dentro de un hospital, pero él nos dijo que tenía información de inteligencia de que ellos estaban armados, una gran mentira que no han probado. La gente solo huía y ante el desespero pues entraron al hospital (…) en ese momento el compañero periodista de Frenadeso Noticias, Damiano Chiari, empieza a graba cuando sacaban a los compañeros heridos y lo detienen.

¿Él era parte de Tierra Prometida?

No, en absoluto. Él llegó después y solo estaba registrando con su cámara lo que pasaba, lo detiene en el preciso momento en que empieza a grabar la represión. Es un comunicador popular y corresponsable del medio argentino ARG Medios.

Son siete los que siguen detenidos ¿De que los acusan?

De daño a la propiedad del Estado y de agredir a funcionarios públicos, es decir a policías. Lo peor es que el juez de garantía, sin precisar si quiera cuales fueron los supuestos daños o la cuantía, dictaminó detención preventiva. Tiene 11 días presos y estuvieron bajo amenaza de meterlos en La Joya y mezclarlos con presos comunes. Igual les han obstaculizado la conversación con los abogados y no les permiten tomar las comidas a las horas que les corresponde. Todo este proceso es una forma de escarmiento público (…) ellos ahora son presos políticos, es la única razón para mantenerlos detenidos, no hay ningún sustento jurídico. Confiamos que el 8 de noviembre, en la audiencia de apelación, se falle en derecho y los liberen. Igual hemos exigido a la Defensoría (del Pueblo) que intervenga.

¿Qué les ha dicho la Defensoría?

Nos dijeron que la Dirección de Privados de Libertad la Defensoría está investigando la situación (…) nosotros le hemos pedido al señor (Eduardo) Leblanc que cumpla su papel como mandata la Constitución. Además le pedimos que habilite una mesa tripartita Miviot-Mocona-fb y la Defensoría (…) eso fue antes de que ocurriera todo esto, para conseguir una solución dialogada, pero el ministro (del Miviot) Rogelio Paredes se negó.

El ministro dijo que les dio opciones para mudarse a otros terrenos y que no aceptaron. Además, según él, varias personas no calificaban para la reubicación.

No es así como lo dice. Él propuso un terreno en Las Mendozas pero esos lotes están bajo un proceso penal pendiente, es lo que no dice. Aún no son terrenos del Estado (…) que ellos los estén usando ahora no es garantía que mañana no vuelvan a expulsar a la gente después, estamos trasladando el problema y creando un nuevo asentamiento informal. La gente se negó por que no le dieron ninguna garantía. Además, allí hay problemas de acceso a agua potable y electricidad (…) hace cinco meses Paredes prometió solucionar eso.

Entonces ¿Qué harán?

Ahora movilizarlos por la liberación de nuestros compañeros, que fueron trasladados a la estación policial de La Chorrera hasta el Centro transitorio del sistema penal acusatorio en Tocumen (…) nuestra posición es que existe un derecho universal que no se ha respetado, que no se ha satisfecho por parte del Estado, el derecho a la vivienda digna (…) hay casi 300 mil familias que no tienen vivienda en Panamá.

Bueno el gobierno fue claro, tolerancia cero con los asentamientos informales…

Ellos no les interesa ir a la raíz de un problema que existe desde el inicio de la República (…) la tierra en las manos de los pocos, dejando a los muchos sin nada. La toma de tierras es el origen histórico de cientos de barrios populares que luego se formalizaron, eso no va cambiar mientras no haya una propuesta habitacional real del Estado para atender la crisis. Lo irónico es que el ministro viene de Arraiján, que se creó con toma de tierras de gente pobre. Su padre, Rigoberto Paredes, tomo parte de ese proceso durante el gobierno militar. O sea, el ministro incluso va contra sus propios orígenes.

Visto así, habrá más episodios como lo ocurrido en Tierra Prometida…

Ellos pueden usar toda la fuerza que quieran y aún así no podrán detener a la población (…) las tomas seguirán dándose por todo el país mientras no se atienda esa deuda histórica, el pueblo tiene derecho a una vivienda digna.

El tema polariza a cierta opinión pública. En redes sociales alguna gente, incluso de sectores populares y clase media pedían “plomo” a los “invasores” ¿Cómo lo ves?

Los grandes medios dominan el discurso de tratar de criminales a los pobres y a la toma de tierras, los dueños de esos medios tienen vínculos con las grandes familias ligadas al negocio inmobiliario. Solo criminalizan, no explican el problema de fondo (…) además se ha querido vender la idea de que derecho a la vivienda es endeudarte por 40 años con un banco . Muchos que critican tienen familias o se criaron en barrios que hoy son formales pero nacieron de ocupación de tierras. Desconocen su propia historia. La gente ocupa tierras que están sin ningún uso ante la necesidad, no es una sinvergüenzura (…) es una acción legítima, incluso garantizada por la Ley si ocupas una tierra en desuso por una cantidad determinada de años.

Bueno también hay personas que usan las tomas de tierra como negocio

Claro, es un hecho real. Por eso hemos pedido hacer urgente las evaluaciones sociales, censos y catastros en todos los espacios donde hay toma de tierras (…) para verificar de verdad quien realmente lo necesita, que son la gran mayoría. Pero ellos prefieren ordenar desalojos so pretexto de que todos andan en negocio, no les interesa regular nada realmente.

Pero es un contrasentido. La falta de claridad da pie al uso de la toma de tierra como negocio, solapando la necesidad…

Es que quieren mantenerlo desregularizado. Solo habilitar al Estado para expulsar a los pobres y no a los Benicio Robinson y otro montón de políticos millonarios que históricamente se han apropiado ilegalmente de tierras. Incluso dentro del PRD, CD, Panameñismo y los otros partidos, saben que tienen activistas que se dedican al negociado de la tierra. La oligarquía ha procurado el control férreo de la tierra, la historia de Panamá es la de las grandes familias robándoles tierra a los campesinos y acaparándola, ellos son los verdaderos sinvergüenzas e invasores.