Temas Especiales

24 de May de 2022

Nacional

Minsa asegura que no hay evidencias de esterilizaciones forzosas en Bocas del Toro

La Dra. Melva Cruz, directora general de salud pública, afirmó que solicitó información sobre el caso y no coincide con las recientes denuncias

La directora general de salud pública del Ministerio de Salud de Panamá, Dra. Melva Cruz.
La directora general de salud pública del Ministerio de Salud de Panamá, Dra. Melva Cruz.Cedida

Este viernes, el Ministerio de Salud (Minsa) aseguró que no hay evidencia de esterilizaciones forzosas en la provincia de Bocas del Toro, ya que los procedimientos de salpingectomía se dan con el consentimiento de las pacientes.

A través de un comunicado de prensa, la Dra. Melva Cruz, directora general de Salud Pública del Minsa, manifestó que los directores regionales de los hospitales que atienden a los pueblos originarios confirmaron que desconocen el tema del supuesto procedimiento sin consentimiento de los pacientes y que nadie les ha reportado una situación similar.

Cruz explicó que para el procedimiento de salpingectomía, primero la paciente debe cumplir con una serie de laboratorios preparatorios, el medico le informa sobre su situación de salud, así como el o los procedimientos que le realizarán, en qué consiste el procedimiento, los posibles riesgos y consecuencias.

Toda esa información —dijo— debe estar consignada en las hojas de evolución, en un informe que denominan el consentimiento informado, el cual debe ser firmado por la paciente y permanecer en un expediente.

La directora general de Salud Pública del Minsa indicó que lo anterior cumple con lo establecido en el Decreto Ejecutivo 1458 del 6 de noviembre de 2012, que regula la Ley 68, sobre los Derechos y Deberes de los Pacientes en materia de información y de decisión de libre e informada.

Indicó que en los años 2016, 2017 y 2018 en la región Ngäbe-Buglé se realizó el procedimiento y cada historia clínica cuenta con sus respectivos exámenes de laboratorio y la firma de los consentimientos informados.

Reconoció que para hacer una investigación más pertinente requieren de mayor información, como el nombre de la paciente, el lugar donde le hicieron el procedimiento y la fecha de la posible salpingectomía.