30 de Nov de 2022

Nacional

Notaría envuelta en escándalo por falsificar documentos

Una disputa está en los tribunales, por una demanda que interpuso el abogado Mauricio Ceballos, en el que se acusa al ciudadano Cen Xiyene Siem Wu, alias Willian, a quien se le acusa de querer apoderarse del Nuevo Santiago Mall, en complicidad con una notaría.

Una disputa está en los tribunales, por una demanda que interpuso el abogado Mauricio Ceballos, en el que se acusa al ciudadano Cen Xiyene Siem Wu, alias Willian, a quien se le acusa de querer apoderarse del Nuevo Santiago Mall, en complicidad con una notaría.

En junio de 2015, Cen Xiyene Siem Wu y Cen Xijiao Siem Wu, realizan una Asamblea Extraordinaria de la junta de accionista de la sociedad anónima, Nuevo Santiago Mall, sin avisar a los demás socios y acuerdan otorgarse poderes generales, realizan las diligencias ante la Notaría Undécima de Panamá para protocolizar el documento que les permitiría aparecer como los dueños absolutos de la sociedad, dejando fuera a los demás socios, e inscriben el documento ante el Registro Público. Al enterarse de la irregularidad, los afectados, interponen una demanda civil de impugnación de la asamblea de accionistas ante el Juzgado Undécimo, Ramo Civil del Circuito Judicial de Panamá.

Cen Xiyene Siem Wu, alias Willian, nacido en China y nacionalizado venezolano tiene antecedentes penales, ya que en 2020 fue condenado por un tribunal de la provincia de Colón a cuarenta y ocho meses de prisión por un caso similar. En esta ocasión, mediante la sociedad anónima, Inversiones J-2, S.A. Y con la complicidad de los ciudadanos panameños; Marcia Nicole Herrera Morgan, Yanelis De La Espada Amón y Luis Alberto Cuadra Soto, quienes están presuntamente implicados entre otros en los delitos de estafa agravada y falsificación de documentos públicos en perjuicio de la Fundación Addicere, accionistas en la sociedad anónima, Nuevo Santiago Mall.

Según se desprende de las investigaciones, Siem Wu, alias Willian y sus cómplices utilizaron la Notaría Undécima de Panamá para fraguar una patraña que les permitiría adueñarse de las acciones de sus socios en la sociedad anónima Nuevo Santiago Mall. Luego de constituida la mencionada sociedad, los certificados fueron entregados a Ciem Wu para que los suscribiera tal como había sido acordado y consta en el acta constitutiva, sin embargo, a la fecha estos certificados no han sido presentados ante sus titulares.

El siguiente paso que dio Cen Wu, fue la venta fraudulenta de la finca dónde se ubica el Santiago Mall, a la sociedad anónima, Inversiones J-2, S.A. representada por Marcia Nicole Herrera Morgan, el monto acordado por la supuesta transacción, fue de un millón, novecientos cinco mil, setecientos sesenta y nueve dólares con noventa y dos centavos (1,905,769.92) un precio muy por debajo del valor de mercado, pero fue precisamente esa cifra y los nombres de las personas que aparecen, como representantes de la sociedad compradora, Inversiones J-2, S.A. Marcia Nicole Herrera Morgan y Luis Alberto Cuadras Soto, lo que llamó la atención de los demás socios y de las autoridades, dado que; ambos figuraban antes de la transacción, como abogada y contador respectivamente de la Sociedad Nuevo Santiago Mall y eran subalternos de Cen Xiyene Siem Wu.

En la junta directiva de Inversiones J-2, S.A, supuesta sociedad compradora aparecen; Yanelis De La Espada Amón, como presidenta, Luis Alberto Cuadras Soto, como tesorero y Marcia Nicole Herrera Morgan, como representante legal, quienes ahora son procesados por el presunto delito de asociación ilícita para delinquir y otros delitos en complicidad con los ciudadanos, Cen Xiyene Siem Wu y Cen Xijiao Siem Wu, para apropiarse de la finca y bienes de Nuevo Santiago Mall. Esta maniobra, ha causado pérdidas millonarias a los accionistas panameños que han recurrido a los tribunales de justicia para tratar de evitar que Siem Wu y sus cómplices les arrebaten sus bienes, derechos e inversiones.

Sin embargo, la parte acusada, ha evadido recurrentemente las citaciones al juicio. El pasado 11 de julio, la defensa presentó una incapacidad médica y la audiencia se pospuso para el 8 de septiembre de los corrientes, pero ese día fue entonces el acusado quien presentó la incapacidad, teniendo el juez que reprogramarla para el próximo 23 de noviembre, fecha en la que deberá celebrarse la audiencia en el Tribunal de Juicio del Primer Circuito Judicial de Panamá.