Temas Especiales

16 de Apr de 2021

Polígrafo

Héctor Brands: 'No se puede legislar en base del populismo, sino buscar los balances'

El diputado Héctor Brands apunta a la necesidad de incluir a todos los sectores al redactar proyectos de matiz populista o que puedan afectar la seguridad jurídica

Héctor Brands: 'No se puede legislar en base del populismo, sino buscar los balances'Erick Marciscano | La Estrella de Panam'a

El diputado Héctor Brands, presidente de la Comisión de Educación, Cultura y Deporte, está consciente de que la ciudadanía reclama cuentas claras al Órgano Legislativo que tiene pretensión de presidir en la próxima elección de junta directiva que inicia en julio. Sabe que es la sociedad quien reclama a los diputados la falta de rendición de cuentas, pero parece lo más difícil de conseguir en la Asamblea. La entrante legislatura traerá desafíos aún mayores al país por la compleja situación económica que ha dejado la pandemia. “Si me siento en esa silla lo haré con transparencia”, asegura el diputado. Brands es un líder comunitario que conoce al dedillo los problemas sociales que sufren residentes en zonas de riesgo. Se levantó de una de las peores crisis en las que puede caer un ser humano cuando vivía sumergido en el vicio. En sus propias palabras, hace 20 años no tenía previsto que llegaría a ser un diputado de la nación. Su experiencia lo llevó a fundar el Movimiento Nueva Generación, un centro extracurricular que apoya a los estudiantes en tareas, arte, música, danza, acompañado de especialistas que miran de cerca a los menores para evitar el consumo de droga y que caigan en las garras de pandillas. También es proponente del proyecto de ley de protección integral de la niñez que entró en discusión, una herramienta que pretende saldar la deuda de este órgano, que en 2018 dejó en la gaveta la propuesta. Como diputado también es consciente de que los proyectos de ley deben ser equilibrados y no atentar contra la seguridad jurídica del país.

En la peor crisis económica no hemos visto en la Asamblea transparencia en la publicación de planillas, ¿cuál es su esfuerzo para revertir esa situación?

Yo creo que la planilla en la Asamblea y cualquier institución del Estado debe ser pública, porque se trata de dinero del Estado. En el caso de la Asamblea, soy un fiel creyente de que el diputado debe usar el recurso que se le suministra para el personal que tiene.

Pero no ocurre así...

Es una situación que debe darse, todo debe ser dentro de la base de la transparencia y la rendición de cuentas. No solo en la Asamblea, sino a nivel gubernamental.

¿Por qué no ocurre?

Somos 71 diputados y cada uno debe publicarlo dentro de su portal de internet, debe publicar todo, desde los proyectos que presenta hasta la planilla. En mi caso lo he venido haciendo, es mi compromiso.

¿Por qué la Asamblea nunca discutió la iniciativa del Ejecutivo en la que proponía disminuir el 20% del salario de los funcionarios de alto nivel durante la pandemia?

Yo creo que se generó una discusión de bajar la planilla; para lo que mandó el Ejecutivo era una decisión que la bancada tenía un apoyo casi unánime. Nos preguntamos por qué no se dio. Cada diputado tiene la oportunidad de decir lo que apoya y lo que no. Yo siempre estuve de acuerdo con esa posición porque va mucho más allá. El diputado vive una realidad social de la cual no se puede separar, no se dio y queda con el signo de interrogación.

Pero con más razón, ¿por qué no se aprobó?

Buena pregunta. Nosotros vemos que dentro de la junta directiva de la Asamblea se crea la agenda del día a día y no se dio la discusión, quedamos esperando.

¿Qué opinión le merece la percepción que tienen los diputados en la ciudadanía?

Creo que a veces es una situación creada, porque cada diputado tiene que rendir cuentas de su gestión. Yo me enfoco en eso, pero es una generalización, porque cuando hablas de la Asamblea no se toman en cuenta las cosas importantes que se hacen. Yo presido esta comisión por segundo año, y en este tiempo hemos impulsado muchas iniciativas positivas que nos han dado la oportunidad de aportar en materia educativa. Te pongo el ejemplo de la Ley General de Cultura, pero vemos que las situaciones de alrededor sobrepasan la situación.

Hay algunos proyectos de ley que han causado cuestionamientos, por ejemplo, el de la certificación médica, ¿es un proyecto de ley a la medida?

Yo creo en la excelencia y mirar cómo se ha rectificado la decisión me parece positivo. Hay que apuntar a la excelencia porque cuando empezamos a bajar atentamos, en este caso, contra un sistema de salud. No podemos bajar el índice.

“Yo creo que si me hubieran preguntado hace 20 años si iba a ser diputado de la República, eso no estaba en mis planes. Pero es un trabajo que me permitió entender desde la base más crítica, en mi barrio, El Chorrillo y San Felipe, que la forma en que se invierta en educación, cultura y deporte, vamos a sacar adelante a la juventud”.
Héctor Brands: 'No se puede legislar en base del populismo, sino buscar los balances'

Se insiste en eso...

Cuando miras la posición de los diputados, no sé si todos piensen así. Yo te hablo a título personal, yo creo en la excelencia.

¿Votaría en contra del proyecto?

Totalmente porque impediría apostar a la excelencia que hemos tenido con los médicos y no debemos bajar el nivel.

Hay otra propuesta que busca regular el interés bancario, ¿cree que esto puede atentar contra el sistema bancario del país?

Cuando un diputado presenta un proyecto de ley lo hace con el espíritu de buscar un balance. En este caso hay que traer a todas las partes, porque cuando miramos el proyecto ves todas las caras, la discusión debe estar enfocada en cuáles son las regulaciones que se quieren y las afectaciones que tendría el sector bancario en caso de efectuarlas. Nadie puede atentar contra la seguridad jurídica, y en un país como el nuestro donde es lo que ha dado la oportunidad a los múltiples servicios que se instalan en el país, necesitan tener esa paz. Pero también hay que mirar la situación del país y tener una discusión sobre eso. La viabilidad va a salir en una discusión profunda de los actores que tienen que venir a la mesa. No se puede legislar en base del populismo, sino buscar los balances.

Hay varias propuestas para recolectar firmas para una constituyente paralela, ¿cómo sería este proceso de elección de constitucionales dentro de los partidos?

La manera de recoger firmas para llamar a una constituyente es permitida, si se logran recolectar las 600 mil firmas hay un mensaje de que se quiere un cambio, pero no se está diciendo qué va a ser esa constituyente y cuál sería la agenda. La Constitución es clara en la forma de reformarla. Estoy de acuerdo en que requiere cambios, pero en estos momentos, si me preguntas, creo que debemos enfocarnos en cómo salir de la pandemia y mirar la discusión de lo que necesitamos, ya sea a través de una constituyente o dos asambleas. Debemos tener esa conciliación de país en la que todos los sectores nos debemos abocar, debe haber un balance en una reforma constitucional que nos permita seguir creciendo como país.

¿Por qué no impulsa un proyecto para que los presos puedan participar en trabajos de resocialización sin importar qué parte de la condena hayan cumplido?

Se está evaluando, y hoy luego de una tercera parte de la condena cumplida la ley permite el trabajo comunitario, según el delito, y debe estar condenado. Pero sí estamos mirando cómo un sistema de resocialización, que ahora no tenemos, nos permita que un individuo que ingresa a un centro penitenciario por un delito menor no salga graduado de una escuela del delito. Hay que legislar en esta materia, pero también va acompañada de la infraestructura de los centros penitenciarios.

Dentro del PRD, ¿qué pasa, por qué se percibe tanto divisionismo?

Yo creo que nuestro partido está viviendo una situación importante después de haber ganado las elecciones. Hoy hay una nueva generación que tenemos el deseo de seguir el legado del general Omar Torrijos. Hay un compromiso, se están teniendo reuniones con la bancada el comité ejecutivo para mirar la situación del país, y los desafíos, asumirlos.

“Yo me imagino una Asamblea fuera de este edificio, caminando el país y escuchando los desafíos. La Asamblea tiene 15 comisiones que podrían ser como el gabinete de la Asamblea viendo los temas que nos tienen afectados. Tenemos un desafío con el tema de los puertos y minería”.

Pues parece que hay una línea muy clara entre la directiva del partido y el gobierno, le recuerdo el episodio de las elecciones parlamentarias en Venezuela, el partido las avaló y la Cancillería las descalificó...

Si algún líder importante del partido toma la decisión de ir a una actividad ya sea en cualquier país, no necesariamente está representando al partido. Obviamente como recae en la figura de alguien importante se manifiesta de esta manera. Pero si me preguntas a mí, yo no estoy de acuerdo de estar apoyando ninguna iniciativa de ningún gobierno en el que su sistema democrático no sea justo o se violen los derechos humanos. No necesariamente sus acciones nos representan a todos, eso es necesario decirlo. En una reunión próxima del directorio me voy a pronunciar sobre eso. En el momento en que alguien de la directiva toma decisiones (como asistir de observador a un proceso electoral) lo hace a título personal, lo que se lee es que es la representación del partido, cuando no necesariamente es así. En lo personal no apruebo ni apoyo un sistema como el venezolano porque atenta contra los derechos humanos. No necesariamente la decisión de un miembro es el pensamiento del resto del partido. Yo he hecho mi pronunciamiento dentro de una dirección política.

En julio se renueva la junta directiva de la Asamblea Nacional, ¿aspira a algún cargo?

Después de 22 años de trayectoria social que me permitió crear una fundación como es el Movimiento Nueva Generación, así como el mundial de barrios, y llegar a esta posición como diputado del 8-7, estoy convencido que en esta nueva etapa de mi vida me permita seguir aportando al país desde la política, ahora como diputado. Tomé la decisión de correr para presidente de la Asamblea para el siguiente periodo, ya he empezado a hacer cabildeo con el resto de los compañeros, al final es una elección a lo interno.

¿Quiénes son sus contrincantes en la bancada?

Están Ricardo Torres, Crispiano Adames, Kayra Harding, Javier Sucre, hay varios.

¿Cómo se hace la elección dentro de la bancada?

Con cabildeo político, de manera individual.

¿Cuál es su propuesta?

Yo creo que como bancada tenemos una responsabilidad en este próximo periodo que va a llamar a la unidad del país por los desafíos que vamos a enfrentar. Si bien se está tratando de controlar la pandemia, en Panamá tendremos temas importantes como las reformas electorales, el diálogo por la Caja de Seguro Social, y la reactivación de la economía. Para eso la Asamblea tiene que jugar un balance entre todos, la empresa privada, sindicatos, organizaciones, todos. Yo lo digo desde mi posición como presidente de la Comisión de Educación y Cultura, que podamos recibir a todos los sectores que no se sienten escuchados, que traigan su planteamiento y que en vez de que se sientan con temor de venir, lo hagan seguros. Yo me imagino una Asamblea fuera de este edificio, caminando el país y escuchando los desafíos. La Asamblea tiene 15 comisiones que podrían ser como el gabinete de la Asamblea, viendo los temas que nos tienen afectados. Tenemos un desafío con el tema de los puertos y minería, algunas cosas son parte del Ejecutivo, pero la Asamblea debe tener un pronunciamiento. Sea yo, o cualquiera de mis compañeros que tenga la oportunidad de presidir el órgano, asumirá una responsabilidad muy grande.

“Yo creo que la planilla en la Asamblea y cualquier institución del Estado debe ser pública, porque se trata de dinero del Estado. En el caso de la Asamblea, soy un fiel creyente de que el diputado debe usar el recurso que se le suministra para el personal que tiene”.
Héctor Brands: 'No se puede legislar en base del populismo, sino buscar los balances'

La Asamblea requiere ser más transparente, todos prometen eso y no vemos un resultado claro...

Si me siento en esa silla lo haré con transparencia.

Pero se trata de un ente, no de una conducta individual...

La misma sociedad lo está reclamando y nosotros desde la postura individual también lo tenemos que asumir, hay que llegar y me comprometo a que dentro de lo que esté a mi alcance, se logren las cosas a través de consensos y que la mayoría de los que estamos aquí tengan claro el desafío de rendición de cuentas y transparencia. No hay que perder la fe, si nos mantenemos unidos como país y buscamos la unidad, saldremos adelante.

¿Cómo se va a lograr una política de prevención integral para los niños y adolescentes que no fracase como en el intento de 2018?

La coyuntura es perfecta para que surja. Cuando miramos al país en el tema de protección a la niñez, hay avances desde el momento en que se creó la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (Senniaf) que se separó del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), pero tenía que ser atendido con la importancia que requiere. Tras 15 años de haberse creado la Senniaf, el país carece de un sistema integral que recoja todos los aspectos que forman parte del sistema y que eviten que se haya dado lo que hemos visto, que se han violentado los derechos de esta población.

Las propuestas, si bien se centran en el derecho superior de la niñez, no contemplan un tratamiento o intervención a las necesidades de la familia de donde se separó el menor...

Creo que cuando miramos tenemos que ver dónde nace el problema, y este empieza en el núcleo familiar. Son varias las razones, pero lo ideal es que este sistema nos dé la posibilidad de anticipar la situación y que en el caso de los albergues sea esta la última alternativa y que no sea permanente. En el proyecto se convoca a todos los actores para crear un proyecto que articule todos los factores que hoy no existe, siempre vemos el problema cuando el niño llega al albergue. Pero hay muchos pasos que podrían anticipar esa situación y evitarla, porque todo nace de una familia desintegrada y un tejido social debilitado.

Ahí la pregunta concreta sobre la propuesta, ¿qué propone su proyecto para fortalecer la familia?

Nosotros vemos algo esencial, una triangulación que permanece en la escuela, la comunidad y el gobierno, el entorno debe integrarse y cuando las luces se empiezan a prender hay una situación que nos llama sobre lo que se debe hacer en el sistema. En el proyecto de 44 artículos hemos establecido una política que nace y debe ser el Ministerio de Desarrollo quien la tenga que implementar, pero con los otros actores, Ministerio de Educación, Ministerio de Salud y los entes que tienen que jugar un rol, pero que están dispersos en este momento, no permiten atacar el problema desde el núcleo familiar.

Sin embargo, si no nace un ente rector con responsabilidades y se deja en manos de ministerios la responsabilidad, prácticamente es lo mismo que ahora...

Es por eso que la palabra sistema, que reúne a estos actores y nos llama a integrar a todos estos actores, el Mides tiene que jugar un rol importante en este sistema, así como la Senniaf. Cuando miramos a estos actores que se convocan en el proyecto de ley, nos da la oportunidad de sentar en la misma mesa a todos los actores que forman parte y que cada uno juegue su rol. No todo lo que está ahí está escrito en piedra, pero es mirar los avances que hemos tenido y las falencias, y enfocarnos en una discusión de país que vaya más allá de quién es la ministra en el momento y tengamos políticas públicas que trasciendan gobiernos.

¿Cuál será el presupuesto económico propuesto para acompañar la ley?

Cuando tenemos una discusión como país y tenemos la participación de todos los sectores, en este caso hemos incluido al Ministerio de Economía y Finanzas, sobre el presupuesto que necesita la Senniaf, pero también el sistema integrado nos va a dar la oportunidad de saber la situación que tenemos. En la discusión se hablará del recurso que vamos a necesitar para que la Senniaf pueda funcionar como se está planteando. Todo eso entra en la discusión de primer debate que apostamos a tener una visión de dónde estamos y mirar el presupuesto porque en este momento no se cuenta con los recursos que se requieren.

¿Qué planes a nivel legislativo ha propuesto para inhibir al joven a pertenecer a pandillas, reinserción de exdelincuentes y evitar la deserción escolar?

Yo creo que si me hubieran preguntado hace 20 años si iba a ser diputado de la República, eso no estaba en mis planes. Pero es un trabajo que me permitió entender desde la base más crítica, en mi barrio, El Chorrillo y San Felipe, que la forma en que se invierta en educación, cultura y deporte, vamos a sacar adelante a la juventud. Hay muchas personas mayores que hoy forman parte de la clase media que se crió en San Felipe, por ejemplo, y que sacaron adelante a sus hijos y que invierten en educación privada porque creen en la movilización. Empezando la pandemia presentamos un proyecto que crea un mejor sistema de conectividad con el sistema educativo público, con la intención de mejorar la brecha de conectividad. Cuando miramos los colegios públicos en cuanto a conectividad, tenemos un atraso de más de 30 años. La educación es la única forma que yo conozco en la que podemos sacar a nuestra población adelante.

¿Pero ha presentado algún trabajo legislativo enfocado en resocialización?

Cuando fundé el Movimiento Nueva Generación, nosotros hablábamos de que ningún niño nace pandillero, es un proceso. Cuando apostamos por la atención primaria a los niños que están en área vulnerable, nos permitió evitar que el niño entre a la pandilla, pero no es la misma atención que recibe un joven cuando está en la situación de riesgo y menos cuando está en un centro de cumplimiento. En la medida en que entremos en las comunidades con políticas de intervención social, no cuando el chico ya es parte de un sistema criminal, nos cuesta menos, salva vidas. Yo sigo enfocado en el tema de prevención que permite que ese chico llegue a un centro penitenciario porque le ofrecimos otros caminos.

ASAMBLEA NACIONAL

Diputado del circuito 8-7 por el partido oficialista PRD

Nombre completo: Héctor Hugo Brands Córdoba

Nacimiento: 14 de junio de 1968, Panamá

Ocupación: diputado

Resumen de su carrera: Su formación académica es licenciado en derecho y ciencias políticas; líder comunitario por más de 20 años con experiencia en el trabajo de prevenir la violencia y proceso de transformación social. Miembro actual del directorio nacional del PRD, delegado al congreso del partido. Fundador del Movimiento Nueva Generación y Proyecto Mundial del Barrio