Temas Especiales

03 de Jul de 2022

Política

21 cañonazos para Gustavo Pérez

PANAMÁ. El reloj marcaba las 3:00 de la tarde. La Iglesia Nuestra Señora del Carmen estaba a reventar. Hermosas flores blancas adorna...

PANAMÁ. El reloj marcaba las 3:00 de la tarde. La Iglesia Nuestra Señora del Carmen estaba a reventar. Hermosas flores blancas adornaban la catedral que despedía a uno de los hijos más respetados del país: Gustavo Adolfo Pérez Álvarez, ex director de la Policía y ex subcontralor de la República. .

Una calle de honor hecha por los cadetes de la escuela de oficiales Justo Arosemena de la Fuerza Pública llamaban la atención por su vestimenta que, cual soldaditos de plomo, se mantuvieron firmes durante los 75 minutos que duró la ceremonia.

En primera fila estaba la primera dama, Vivian de Torrijos y los ministros Daniel Delgado Diamante, Dilio Arcia y Benjamín Colamarco, Ernesto Pérez Balladares y Dora Boyd de Pérez Balladares, Gustavo García de Paredes.

Había una guardia de honor de la Cruz Roja, y lo más granado de la sociedad panameña. Un numeroso grupo de funcionarios de la Contraloría también dijo presente, lo que recordó cuán querido era Gustavo, el hombre de la Mano Amiga...

El momento más conmovedor fue cuando el párroco Javier Bárcenas reveló que en sus últimos momentos don Gustavo imploraba a la madre de Jesús que lo acogiera en su seno, mientras oraba el Ave María... Las lágrimas empezaron a recorrer las mejillas del ex ministro Guillermo Chapman y de cualquier ser humano presente... No era para menos...

El padre Villarreal, otro de los cinco párrocos presente en la ceremonia, pidió voluntarios para leer los salmos y la epístolas. El ministro Delgado se apuntó para las epístolas y con el canto del Ave María de fondo transcurrió su lectura.

Terminada la ceremonia religiosa, la urna con las cenizas del ex director de la Policía fue escoltada por su viuda e hijos. La Policía se había tomado el frente de la iglesia, donde la banda de la institución entonó el himno policial, mientras cinco soldados con sus fusiles al aire dispararon 21 veces al aire... Luego la enseña patria le fue entregada a la familia...

Los despidos llegaron de inmediato. La viuda y sus cuatro hijos emprendieron luego el viaje final por toda la calle 50 de don Gustavo... Una escolta policial los llevó hasta el Jardín de Paz, donde la familia, ya en privado, le dio el último adiós.