Temas Especiales

24 de Sep de 2020

Política

Populismo una alternativa desesperada

LE: ¿Cuál es el fin de este foro, y por qué gobiernos como el de Castro, Chávez y Morales no son la opción adecuada para gobernar?

LE: ¿Cuál es el fin de este foro, y por qué gobiernos como el de Castro, Chávez y Morales no son la opción adecuada para gobernar?

JB: Considero que estos casos nos llevan a analizar la situación actual de todos estos países, sus problemas, y lo que sufre nuestro país, ya que estamos en una situación crítica. Nosotros no estamos lejos de las mismas preocupaciones de países como Venezuela o Nicaragua. Cuando la gente siente el golpe de las dificultades, de cualquier índole, surge el populismo como una respuesta, sin pensarla.

LE: ¿Cuáles podrían ser las consecuencias de un gobierno populista?

JB: Veremos lo que ocurrirá con Venezuela, lo mismo que sucedió con la Unión Soviética: se empobreció.

LE: ¿Las acciones políticas de hoy día podrían traer el populismo a Panamá?

JB: Por ejemplo, cuando tenemos un gobierno que se excede en costos, es terrible. Esto afecta la canasta básica familiar, y te explico porqué.

Cuando tienes 100 mil “botellas” dentro del gobierno, alguien tiene que pagarlo... Ese dinero sale a través de muchos mecanismos, pero las personas, y las empresas que tienen que pagar a esas botellas, pasan ese costo a sus clientes hasta llegar al pobre, ¡pero el pobre no tiene a quién pasarle la cuenta!

La consecuencia: los gastos inútiles les llegan y se quedan con los pobres.

En Panamá estamos siendo golpeados por la inflación que nos viene de afuera, pero encima de eso estamos golpeados por la ineficiencia política.

LE: ¿Cómo valora las acciones políticas del presidente Martín Torrijos?

JB: Obviamente que los gobiernos tratan de responder ante el clamor de la gente que los eligió, algunas cosas están haciéndose bien, por ejemplo, tratar de modernizar al Estado. Pero, no perdamos de vista que estamos frente a una historia de políticas mal enfocadas. Este gobierno en su plataforma para ser elegido prometió la reducción de los gastos públicos, sin embargo, llegamos al final del período y no lo han logrado. La razón: están presos dentro de la historia de las costumbres políticas.

El 40% de las actividades del gobierno no sirven para nada, no es que no sirvan y ya, es que son un lastre para el desarrollo económico. Al igual que los empresarios, están acostumbrados a las malas prácticas del sistema en general. Ellos no se salvan de esta realidad.

LE: ¿En qué chocan los empresarios, según su criterio?

JB: Soy rebelde, y como empresario he tenido problemas con las instituciones empresariales, tal es el caso de APEDE en COP, porque mis puntos de vista eran contrarios a los de ellos.

La gente se ha acostumbrado tanto a los gobiernos, como también los empresarios, quienes son amparados por las leyes que protegen sus negocios de la competencia. Aquí no hay igualdad de circunstancias. En Panamá no existe libertad de empresa, no existe un libre mercado y puedo demostrarle cualquier día, que hay miles de barreras a la libertad económica del país. El impedimento lo tenemos sembrado en nuestras leyes. Aquí no hay un capitalismo, sino un sistema de mercantilismo feudal.

LE: ¿Todo esto está relacionado con la corrupción?

JB: La peor corrupción que existe es la institucionalizada. Cuando una institución que cuesta toda la plata del mundo no sirve, es lo más dañino. Si el sistema de transporte, salud, educación y seguridad no sirve, póngale un precio. Esta corrupción nadie la conoce, nadie la entiende.

Mire el problema de, quién se robó las estatuas. Eso es “chicha de piña” al lado de esta. El costo consecuente de la corrupción es infinito.

LE: Analizando todo esto ¿Qué tan cerca estamos del populismo?

JB: En Panamá existe un peligro latente: llegar al nivel de Venezuela, Ecuador, Nicaragua. ¿Por qué?, porque la gente está descontenta, al punto que muchos piensan que Noriega podría ser la solución a nuestros problemas.

Aquí existe un peligro real, que para afrontar una crisis nos vayamos en un momento dado, a buscar las respuestas donde no debemos buscarla.

La candidatura de Juan Jované como candidato independiente a la Presidencia, representa a un Chávez, a un Evo Morales o a un Rafael Correa. Este señor fue el que llevó a la Caja de Seguro Social a un colapso y lo hizo de maldad, porque él como buen ‘comunitoide’ piensa que la solución está en colapsar el sistema para reemplazarlo con otro.

LE: Entonces, ¿Qué hay que hacer?

JB: Aquí se busca la solución a través de la intervención del Estado. Nosotros sugerimos la descentralización de las entidades, para regresarle al pueblo el derecho a escoger, a decidir y actuar. Si el gobierno diera el dinero para que el panameño pueda escoger, la escuela o el hospital que desee para atenderse, saldría más barato de lo que se calcula.