24 de Feb de 2020

Política

Violencia empaña Pacto Ético

PANAMÁ. Los últimos enfrentamientos violentos de las campañas presidenciales reviven la necesidad de la firma de un Pacto Ético Elector...

PANAMÁ. Los últimos enfrentamientos violentos de las campañas presidenciales reviven la necesidad de la firma de un Pacto Ético Electoral, para garantizar un procedimiento electoral dentro de las bases de la paz y la tolerancia entre los candidatos y sus campañas.

Monseñor José Luis Lacunza, presidente de la Conferencia Episcopal Panameña, uno de los proponentes de la firma del pacto, señaló que las campañas de ambos candidatos se están pasando en ciertos límites.

“No se puede aceptar ningún tipo de agresión ni física ni verbal”.

El prelado lamentó que se estén dando este tipo de situaciones en el proceso electoral, recalcando la negativa de los candidatos de firmar el Pacto Ético Electoral.

“El hecho de no firmar este documento electoral podría ser un signo que en la campaña todo es válido y que podía ser un sálvese quién pueda o una guerra sin cuartel”, indicó Lacunza.

Para el analista político Harry Brown, la firma del Pacto Ético Electoral es un paso positivo, porque en los procesos electorales anteriores donde se firmó el documento tuvo el resultado esperado, por lo que es probable que en esta ocasión se vuelva a repetir.

Rubén Murgas, concuerda con Brown, asegurando que este pacto sería un medida de presión para que se cumpla con lo establecido en el documento, de rehusarse los candidatos, les restaría votos el 3 de mayo.

Sin embargo, en vista del desarrollo de esta campaña electoral, Mario Rognoni considera que el Pacto Ético perdió su valor. “A estas alturas el daño ya está hecho, y más bien el único pacto que debe existir es el de la no agresión que ha sido la nota característica de la campaña.