18 de Oct de 2021

Política

Sindicalistas se acercan más

PANAMÁ. La clase obrera panameña parece estar dispuesta a reconstruir los puentes que las disputas internas fracturaron al calor de una ...

PANAMÁ. La clase obrera panameña parece estar dispuesta a reconstruir los puentes que las disputas internas fracturaron al calor de una lucha, más que sindical, atraida por la política criolla.

Los puntos que advierten la reunificación del movimiento sindical del país van desde anuncios de modificaciones al Código del Trabajo, cambios a la Ley Orgánica de la Caja de Seguro Social, aumento de penas por protestas en las calles, la recién aprobada reforma tributaria y la transformación en la educación son temas que han puesto las alertas en las dos grandes centrales laborales del país, el Consejo Nacional de Trabajadores Organizados (CONATO), y la Coordinadora Nacional de Unidad Sindical Independiente (CONUSI).

La separación del movimiento obrero hizo que CONUSI, bajo cuya égida está el Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs), se convirtiera en una megacentral laboral. Su posición antigubernamental, principalmente manifestada en voceros como Genaro López, Saúl Méndez, Gabriel Castillo y Andrés Rodríguez, le permitió ganar adeptos laborales no tradicionales; entre ellos la Comisión Médica Negociadora Nacional, de alta membresía y beligerancia nacional.

CONATO, en cambio, mantuvo en sus filas a los trabajadores del Estado, y centrales laborales lideradas por dirigentes como Guillermo Puga, Mariano Mena y Luis González, entre otros.

UNIÓN A LA VISTA

Los acercamientos entre CONUSI (a través del Suntrancs) y CONATO son una realidad.

Guillermo Puga, de la Confederación de Trabajadores de la República de Panamá (CTRP), cree que hay “muy buenas posibilidades” de que el movimiento obrero panameño se reunifique.

Funda su planteamiento en los “criterios, concordancias y preocupaciones” de la clase obrera ante el actual escenario.

La reforma a la ley de la Caja de Seguro Social, al Código del Trabajo y la reforma tributaria “son temas en los que tenemos enfoques similares con otras centrales obreras”, aseguró el veterano dirigente.

Puga dejó además algo muy claro, y de manera contundente: “ninguno de estos temas podemos tratarlos por separado; hay que unirse”.

AÚN HAY HERIDAS

El afán reunificador del movimiento sindical debe pasar por una catarsis que permita librarse del peso de confrontaciones muy duras y ásperas, que dejaron heridas profundas en su dirigencia.

Aunque el principal líder del Suntracs, Genaro López, reconoce que los acercamientos con CONATO se han dado, sabe que unir la dirigencia obrera, luego de tantos dardos lanzados de parte y parte, no es tarea sencilla.

“Estamos buscando la unidad del movimiento sindical. Las políticas que viene ejecutando este gobierno nos están llevando a eso”, destacó el dirigente.

López le confirmó a La Estrella de una conversación realizada con líderes de CONATO, en la que se trató sobre la política gubernamental y los puntos bajo los cuales podría cristalizar la reunificación del sindicalismo panameño.

Pero el dirigente de Suntracs advierte que todavía hay “heridas muy profundas” producidas durante los tiempos de guerra entre los grupos sindicales.

Cualquier paso en la dirección de la unidad, aseguró López, “se dará previa consulta y dispocisión de toda la dirigencia obrera y las bases”.

Con esto, la unidad sindical está cada vez más cerca.