27 de Oct de 2021

Política

Honor para un gran patriota

PANAMÁ. Honor a quien honor merece. Así quedó demostrado luego que el pleno de la Asamblea Nacional aprobará el proyecto de Ley que decl...

PANAMÁ. Honor a quien honor merece. Así quedó demostrado luego que el pleno de la Asamblea Nacional aprobará el proyecto de Ley que declara Benemérito Patriota al Doctor Carlos Iván Zúñiga e instituye el 14 de noviembre como el Día del Patriota.

El reconocimiento a la labor de quien fuera el primer rector electo en democracia de la Universidad de Panamá (1991), incluye que todas las instituciones públicas, los municipios, centros educativos públicos y privados de todo el país realicen actividades orientadas a resaltar los valores morales, cívicos, democráticos y patrióticos que deben prevalecer en todos los panameños.

Además se erigirá un monumento en el Corregimiento de Ancón y su retrato será colocado en el Palacio Legislativo, donde promulgó el establecimiento de varias leyes, una de ellas el proyecto de Ley que declaraba día de duelo nacional el 9 de enerode , en tributo a los mártires.

AL SERVICIO DE LA PATRIA

La vida de Carlos Iván Zúñiga siempre estuvo enmarcada por un ferviente e incondicional amor a la patria.

De 1947, año que Zúñiga bautizó como el nacimiento de la segunda República, hasta 1967 su lucha nacionalista hizo historia en el istmo.

En 1950 en el Congreso por la Democracia y la Libertad en la Habana, donde participaron las más connotadas figuras latinoamericanas, planteó la posición nacionalista panameña con lucidez.

Desde la Asamblea Nacional en el periodo 1952-1956, se opuso a la concesión de la Base de Río Hato a los Estados Unidos que otorgaba el Tratado de 1955 y en 1958, y desde la mesa de redacción promulgaba como ideal de los panameños la nacionalización del Canal.

En su retorno al Palacio Justo Arosemena en 1964, buscó el apoyo internacional solidario a la lucha panameña y como representante ante el Primer Congreso Latinoamericano de Ciencias Políticas y Sociales en 1965, logró que se emitiera una resolución de apoyo a la causa panameña.

En 1967, liderizó el rechazo a los Tratados Robles-Johnson, debido a que no lograba los objetivos nacionalistas y presentó el proyecto que los rechazó en 1968.

En 1984 es candidato a la Presidencia de la República para denunciar el sistema electoral fraudulento que controlaba el poder. En 1987, enarboló el símbolo del pañuelo blanco como señal de unión de todos los panameños en la lucha por la democracia, y fue el vigoroso ideólogo del civilismo, siendo víctima de la represión.

Fue elegido el 3 de noviembre de 2003, como el abanderado para las celebraciones por el centenario de la República.