Temas Especiales

25 de May de 2022

Política

Sin matrimonio político en las bodas de oro

PANAMÁ. El Partido Popular, antiguo Partido Demócrata Cristiano (PDC), celebra hoy sus bodas de oro (50 años de fundación) con una nueva...

PANAMÁ. El Partido Popular, antiguo Partido Demócrata Cristiano (PDC), celebra hoy sus bodas de oro (50 años de fundación) con una nueva dirigencia empeñada en postular a un candidato propio en las elecciones del 2014, luego de dos escandalosos divorcios con los principales partidos del país en las últimas dos décadas.

Milton Henríquez, quien fue electo como presidente el 13 de diciembre de 2009 tras la derrota electoral del PP y sus aliados —el Partido Revolucionario Democrático (PRD)—, decidió romper este matrimonio de más de una década que en su momento generó disidencias internas, porque el PRD era su rival histórico. Previamente, el PP también había sido aliado del hoy oficialista Partido Panameñista, cuando era presidente de la república Guillermo Endara Galimany, a finales de la década del 80 y principios de los 90 del siglo pasado, tras la caída del régimen militar de Manuel Antonio Noriega, que era apoyado por la cúpula del PRD.

Henríquez, quien asegura que su partido ya agotó su proyecto histórico con la recuperación del Canal y la consolidación de la democracia, quiere que el partido fundado por Ricardo Arias Calderón renazca con una nueva bandera. Se trata del Proyecto 2040, que consiste en preparar jóvenes entre 20 y 40 años para convertirlos en líderes dentro de 30 años.

El proyecto es para integrar a personas que estén dispuestas a servir a su comunidad o a su nación de acuerdo al nivel que aspiraren. Son tres puntos en este programa, según el dirigente de los verdes. El primero de ellos consiste en ‘llevar a Panamá al primer mundo en el año 2040’; el segundo, buscar a personas entre 20 y 40 años de edad que podrán acompañar al proyecto hasta su culminación; y el último punto es electoral. Capacitar a líderes para postularlos a todos los cargos de elección popular; es decir, 623 representantes de corregimientos, 75 alcaldes, 71 diputados y suplentes y entre 300 y 400 personas de confianza para dirigir el engranaje gubernamental.

Como primer paso, en mayo de 2011 el PP estará realizando un congreso ideológico, programático y estatutario, en donde uno de los temas principales será el cambio de nombre del PP. ‘Hay una corriente dentro del partido que está planteando regresar al nombre de PDC; otra que plantea agregarle palabras para que se llame Partido Popular Demócrata Cristiano (PPDC); y una última que dice que debe quedarse tal y como esta’, asegura el dirigente.

NO MÁS ALIANZAS

En medio de la preparación por la celebración de los 50 años del partido, Henríquez dejó claro que ya no habrá más alianzas con ningún partido, ‘ni con el PRD, ni con el gobierno actual, ni con la izquierda. Este partido no está en alquiler ni en venta. Nosotros iremos solos hacia unas elecciones en el 2014’, reiteró el presidente del PP.

Henríquez se refirió a la gestión del actual gobierno, dirigido por Martinelli, ‘vemos una conducta propia de un gobierno populista con tendencia autocrática muy marcada’ . Agregó que los errores cometidos en la manera de gobernar del actual gobierno pueden ser producto de aficionados de la política que vienen del mundo empresarial.

Recordó que hace 18 años su partido planteó al gobierno de aquella época separar el control previo del control posterior, a diferencia de este gobierno que está pidiendo la eliminación del control previo.