Temas Especiales

07 de May de 2021

Política

Reunión con Barack Obama mantiene en expectativa al presidente panameño

PANAMÁ. Las expectativas sobre la reunión con Barack Obama son altas. Especialmente luego que varios de los cables filtrados por WikiLea...

PANAMÁ. Las expectativas sobre la reunión con Barack Obama son altas. Especialmente luego que varios de los cables filtrados por WikiLeaks revelaran disconformidades de la diplomacia estadounidense respecto a la forma de gobierno de Martinelli. Aunque el presidente insiste en negar que existen fricciones en las relaciones con Estados Unidos. ‘Esos son bochinches, y que sepan que yo lo dije, son bochinches. Las relaciones con EEUU están muy bien’. El ex canciller Ricardo Alberto Arias asegura que la reunión sí se ha tardado más de lo que normalmente suele suceder. Arias no piensa que las publicaciones de WikiLeaks tengan que ver con este encuentro, o el giro en la forma de gobernar del presidente, por lo tanto es poco probable que Obama y Martinelli hablen asuntos de política interna. El ex embajador en Washington reconoce la importancia del evento, al asegurar que ‘es una reunión muy importante no solo por el TPC, sino también porque se abordarán temas sensitivos, como el narcotráfico y la seguridad regional’.

El tema de seguridad es un punto en el que ambas naciones tienen planes concretos, explicó el mandatario panameño. Martinelli reveló que se está trabajando en un plan estratégico que conlleva la implementación de una oficina de aduana norteamericana en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, lo que convertiría a Panamá en un punto obligado de desembarque para llegar a los Estados Unidos. ‘Nosotros estamos en el paso de los principales productores de droga en la región. Con este convenio ayudaremos a combatir el narcotráfico’. El plan de seguridad forma parte del memorando de entendimiento que firmó el presidente junto con la secretaria del Departamento de Seguridad de EEUU, Janet Napolitano, en noviembre de 2010.

El presidente adelantó que se instalarán más de 100 cámaras en el aeropuerto de Tocumen con el sistema ‘face recognition’, que escanea los rostros de cada una de las personas que transiten por la terminal aérea, y serán comparados con el listado internacional de personas buscadas, para así tener un mayor control de quienes entran y salen del país y reforzar la seguridad. Estos programas tardarán unos dos años en ponerse en práctica.