16 de Ago de 2022

Política

El lote que se vende antes que se defina la herencia

PANAMÁ. Luego de la pelea en los tribunales de justicia por el control de los bienes de Alberto Sittón, otro frente comienza a tomar for...

PANAMÁ. Luego de la pelea en los tribunales de justicia por el control de los bienes de Alberto Sittón, otro frente comienza a tomar forma. Es la historia de un terreno que pertenecía al patriarca y terminó en el Registro Público a nombre de una empresa cuyo agente residente es el hijo de una funcionaria judicial.

Dentro de su fortuna valorada en 45 millones de dólares, Alberto Sittón era dueño de un terreno de mil 270 metros cuadrados ubicado al lado del hotel Ciudad de David, en Chiriquí, en pleno centro de la ciudad. Un terreno que podría llegar a valer cerca de 1 millón de dólares. El lote está inscrito en el Registro Público como la finca 5469, el cual fue traspasado en junio de 2010 a la sociedad Game Over Corporation, S.A., donde Ángel Fernando Castillo Díaz, hijo de la fiscal segunda superior de Chiriquí, Nedelka Díaz, aparece como agente residente.

El terreno fue traspasado por un valor muy inferior a su precio en el mercado, lo que podría indicar un delito de defraudación fiscal. Por él pagaron 35 mil 683 dólares.

Esta historia es la bandera de lucha de uno de los nietos de Alberto Sittón que lleva en su cédula el mismo nombre y el mismo apellido que su abuelo.

Alberto, el nieto, quien ha iniciado una lucha por conocer cómo es que este terreno —que todavía está en disputa legal dentro de la causa— fue traspasado a terceros, directamente a nombre de la sociedad Game Over Corporation, S.A.

El hijo de Nedelka Díaz fue señalado recientemente en otro escándalo de alto perfil: el caso la narcoavioneta que terminó con la carrera del entonces procurador Giusseppe Bonissi.

Lo cierto es que en marzo de 2011, Alberto inició una serie de protestas en la sede del Ministerio Público en David, Chiriquí, con un cartel pegado al pecho y repartiendo unas volantes en las que de un lado cuenta su versión de la historia de cómo se pudieron perder las fincas y del otro lado muestra la ubicación geográfica de la misma.

Alberto dice que su tío Ricardo ‘vendió’ los terrenos por querer librarse de un caso judicial en el que podría salir perjudicado. ‘Sospechamos que era un pago de soborno y lo confirmamos cuando vimos que la empresa que había recibido el dinero tenía como agente residente a Ángel Castillo Díaz, hijo de Nedelka Díaz. Pagaron el valor catastral para que la ex secretaria del Ministerio Público le consiguiera los sobreseimientos en querellas por falsedad y apropiación indebida’.

LA VERSIÓN DE NEDELKA DÍAZ

‘Mi hijo y yo no tenemos nada que ver en este caso’, dijo la fiscal Superior de Chiriquí. ‘Yo manejo casos de homicidios y no civiles. No tengo nada que ver con los Sittón’, explica. Dice que igual que con el caso de la narcoavioneta, la quieren perjudicar. ‘¿Para qué?, para sacarme de la Procuraduría. Que un abogado inscriba una empresa no significa que esté apadrinando sinvergüenzuras’, reiteró la fiscal Superior de Chiriquí.