09 de Ago de 2022

Política

Se enciende lucha interna en el partido ‘del gallo’

PANAMÁ. El futuro del partido Molirena parece incierto. Y es que tras la resolución N° 61 emitida el jueves pasado por el Tribunal Elect...

PANAMÁ. El futuro del partido Molirena parece incierto. Y es que tras la resolución N° 61 emitida el jueves pasado por el Tribunal Electoral (TE), que dictamina la nulidad de la Convención Nacional Extraordinaria celebrada el pasado 3 de julio, este colectivo con 29 años de historia se ha sumergido en un verdadero laberinto político.

Tanto así que ni opositores a la fusión como quienes la defienden están dispuestos a ceder. Unos intentan mantener vivo el canto del ‘pica gallo’, mientras que el otro grupo anhela sumar los 45 mil 54 inscritos en el Molirena a las filas de Cambio Democrático (CD), una cuota que necesita el partido del presidente de la República, Ricardo Martinelli, para alcanzar la meta de convertirse —antes de que finalice este año— en el más grande del país.

En esa lucha por mantener o no la vigencia del Molirena, ambos bandos estudian las estrategias legales que podrían utilizar, según el panorama que se presente.

EN DEFENSA DE LA FUSIÓN

Agotar todas las vías legales es el objetivo que se han trazado los defensores de la fusión. Así lo indicó a La Estrella el representante legal del Molirena, Arturo González Baso, al detallar que se barajan dos opciones: interponer un recurso de reconsideración ante el TE o interponer una demanda de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

González Baso cuestionó el hecho de que, a través de una conferencia de prensa, el pasado viernes el TE hiciera pública una resolución, sin antes haberlo comunicado a las partes involucradas.

‘Es una mala práctica y una falta a la ética de los magistrados, primero debían notificarnos a nosotros y después a la prensa’, puntualizó.

El jurista dijo estar asombrado por la celeridad que le dieron a los resultados del Acta de la Convención Nacional Extraordinaria que fue entregada el pasado 20 de julio ante el Tribunal Electoral por los representantes legales del Molirena y del CD, cuando aún reposa en esta entidad electoral un recurso de impugnación que en marzo pasado interpusieron los opositores de la fusión.

LA CONTRAOFENSIVA

Pero tal parece que el camino no será tan fácil para los defensores de la fusión.

Según Lisímaco López, este grupo solo tiene una salida: convocar a una nueva convención.

El dirigente fundamenta su planteamiento en que en primera instancia, a través de un recurso de reconsideración nunca podrán demostrar que durante la Convención del pasado 3 de julio no se violó el Decreto Electoral 3 del 24 de febrero de 2006.

De igual forma, si interponen una demanda de inconstitucionalidad ante la CSJ, si la justicia llega a estar a su favor, el fallo comenzaría a regir a partir de la fecha en que se promulga y por ende, no tiene efecto retroactivo.

Al respecto, el representante legal del grupo en contra, Flavio González, no descartó la posibilidad de presentar un recurso de oposición, en caso de que los defensores de la unión con CD interpongan algún recurso legal contra la resolución del Tribunal Electoral N°61 del 4 de agosto de 2011. Y si al final insisten en organizar otra Convención Nacional, velarán porque Sergio González Ruiz convoque a la Comisión Política, que es el único organismo que puede hacer el llamado a una Convención. Mientras tanto, aseguraron que están dispuestos a levantar el Molirena y hacerlo resurgir como el ave Fénix.