Temas Especiales

07 de Jun de 2020

Política

"A llorar al cementerio" sigue persiguiendo al presidente Chello Gálvez

"A llorar al cementerio". Es una frase que seguramente perseguirá a Sergio "Chello" Gálvez, presidente de la Asamblea Nacional de Panam...

"A llorar al cementerio". Es una frase que seguramente perseguirá a Sergio "Chello" Gálvez, presidente de la Asamblea Nacional de Panamá, al menos sus detractores y el pueblo de Colón se la recuerdan a cada momento.

Aunque ya dijo que esa frase no era contra los colonenses, los diputados opositores siguen enfrentándose a él y hasta el Consejo Municipal de Colón lo declaró "persona non grata".

"Su prepotencia lo enlazó a sus palabras, ahora sus palabras lo persiguen", opinó la abogada Idalia Martínez.

La diputada de Colón, Iracema de Dale, manifestó que pareciera que Gálvez fuera profeta, debido a su frase "a llorar al cementerio" se convirtió en una realidad.

"Pareciera que usted fuera profeta, mandó a llorar, el pueblo de Colón llora, señor presidente, llora la familia Bethancourt al joven Joel y hay 8 heridos. Y esperamos que no sigamos llorando", agregó la opositora.

Sus palabras eran de lamento, que volvió a insistir: "Hoy estamos llorando los colonenses".

Pero en el pleno legislativo, tras esa semana candente de enfrentamientos en Colón, el ambiente no era distinto.

El proyecto que permite la venta de los terrenos de la Zona Libre de Colón finalizó debate el viernes 19 de octubre en un clima crispado, ese día fue sancionado y se convirtió en la Ley 72; la efervescencia se mantiene.

El diputado José Isabel Blandón, del Partido Panameñista, regañó a su jefe, el presidente de la Asamblea, diciéndole que con su actitud y "relajos" no solo se hace daño a él mismo, sino a esa institución.

"Ya está bueno presidente, actúe con la seriedad y la responsabilidad que compete ser el presidente de este órgano del Estado", recriminó Blandón.

Recordó que no solo fue lo de "a llorar al cementerio", sino que en el debate de las reformas electorales Gálvez se puso a gritar: "ni un paso atrás".

Una frase utilizada por el exdictador panameño Manuel Antonio Noriega cuando presidía actos públicos y con un machete en mano.

"Eso no es relajo, aquí murió mucha gente a finales de los 80 y precisamente bajo ese grito de "ni un paso atrás", argumentó.

En cambio, el diputado Gálvez contestó que ese día cuando expresó "a llorar al cementerio", le dirigía la palabra al diputado Adolfo "Beby" Valderrama y al propio Blandón.

"Cuando le dije vayan 'a llorar al cementerio' fue hacia ustedes y no hacia el pueblo de Colón", reiteró el oficialista.

Y no todo quedó allí. Blandón le ripostó entre gritos y Chello Gálvez reaccionó: "usted sí está jugando con el dolor del colonense".

Al intercambio de palabras en plena sesión, el jefe de diputados adujo: "váyase a hacer política a otro lado".

Tras el mal presagio, como han dicho los colonenses, ahora este lunes una niña fue herida de bala en Colón.

Sesenta personas fueron detenidas en los disturbios en la ciudad atlántica, señaló Bartolomé Agüero, jefe policial.

En tanto, la Bancada Panameñista presentó un anteproyecto que deroga Ley 72 de la Zona Libre de Colón y por separado la Bancada del PRD hizo lo mismo.