Temas Especiales

25 de May de 2020

Política

Alianzas abren crisis en el PRD

PANAMÁ. La solidez del Partido Revolucionario Democrático (PRD) no parece tal. La decisión de su directiva de dejar espacios políticos f...

PANAMÁ. La solidez del Partido Revolucionario Democrático (PRD) no parece tal. La decisión de su directiva de dejar espacios políticos fuera del ángulo de las primarias, develada a principios de la semana pasada, ha abierto las puertas a una crisis que parecía superada con el arrastre de Juan Carlos Navarro y la ‘ola azul’ en agosto último.

Solo han bastado seis días para que la Resolución 178 del Comité Ejecutivo Nacional perredista concentre fuertes detractores. En ocho circuitos electorales no habrá primarias, porque, en principio, la directiva guarda el espacio para alianzas. Tampoco los cargos suplentes serán escogidos en los comicios internos.

La decisión no ha sido bienvenida en todos los cantos del partido. Y en San Miguelito —uno de los circuitos en los que se reservará una de las siete curules— menos aún. Una reunión entre parte de la directiva y precandidatos a diputados en ese distrito, el pasado fin de semana es —según fuentes políticas perredistas— un termómetro del descontento interno.

La Estrella conoció que un grupo de aspirantes a diputado en San Miguelito cuestionaron a Leandro Ávila, diputado por esa área y vicepresidente del PRD, por la resolución. La discusión subió de tono. Hubo insultos —dijo una fuente que abogó por la reserva de su identidad— principalmente con el exdiputado Milciades Concepción y con el diputado Miguel Alemán.

Ávila confirmó que participó de la reunión, en la sede del PRD en San Miguelito, pero que entre las posiciones encontradas no hubo más que debate.

El mismo escenario se habría repetido en un encuentro con aspirantes en Chiriquí.

Ya antes el Movimiento Ascanio Villalaz Paz pro rescate de la Dignidad Torrijista había encarado públicamente la decisión del CEN. Ayer lo reiteró, y le instó a ‘examinar’ si las normas internas dan cabida a una resolución de esa naturaleza.

‘No podemos perder el bosque por mirar un árbol’, apela Ávila.

DE ALIANZAS

En la directiva dicen que sí. Se basan en el artículo 30 de los estatutos internos, que le confiere al CEN la potestad de establecer alianzas políticas y decidir los espacios que se le otorgarán.

La directiva del PRD lo venía pensando desde diciembre, después de que el oficialismo pasó en la Asamblea la reforma electoral, y dice el segundo vicepresidente del partido, Rogelio Paredes, tras acercamientos con el Partido Popular, facciones del Molirena, del Panameñista y con figuras civiles. Prefirieron dejar para enero el paquete.

‘Si seguimos haciendo las cosas como siempre no vamos a ganar’, dice Ávila, apuntando a que el colectivo busca una fórmula para enfrentar a Cambio Democrático.

‘Ellos no tienen que hacer primarias, lo que les da una ventaja sobre los demás, porque esperarán a que salgan y se desgasten los del PRD, para anunciar los suyos’, agregó.

—¿Qué pasa si no se concretan las alianzas?

—El partido no va a imponer nada—, plantea Ávila.

Paredes es pragmático. —Si no hay alianzas, el principal escogerá a su suplente, y en los circuitos en los que no se hagan primarias, los directivos de corregimiento decidirán quién será el candidato... no hay que verlo como un problema—.

Pero la polémica parece de nunca acabar: ‘el CEN debe enrumbarse con los planteamientos del partido... el librito ya existe y hay que mantenerse fiel’, reclamó ayer César Robles, un perredista que asegura intentar retomar ‘el método torrijista’.