Temas Especiales

16 de May de 2022

Política

Revive el debate constitucional

PANAMÁ. La idea de impulsar cambios a la Constitución Nacional ‘resucitó’ ayer en boca del presidente de la República, Ricardo Martinelli.

PANAMÁ. La idea de impulsar cambios a la Constitución Nacional ‘resucitó’ ayer en boca del presidente de la República, Ricardo Martinelli.

En entrevista a Telemetro Reporta, el mandatario no descartó que sea necesario ‘hacer unas reformitas’ a la Carta Magna porque —justificó— ‘todos los gobiernos las hacen’.

Con la explicación rápidamente se encendieron las luces rojas en diversos sectores políticos que miran con recelo y desconfianza el anuncio presidencial. La preocupación se centra en que una propuesta de cambio constitucional a estas alturas podría ser una caja de Pandora y traer muchas modificaciones adicionales a las anunciadas.

Entre los cambios constitucionales a los que se refirió el mandatario están: el periodo de veda presidencial, la segunda vuelta, la forma de escoger a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, y agilizar los trámites para darle la ciudadanía a los extranjeros residentes en Panamá.

Esta no es la primera vez que el presidente se refiere al tema. Desde el 2011 ha in sistido en la necesidad de que, por ejemplo, en el caso de la segunda vuelta, la iniciativa se someta al escrutinio público a través de un referéndum.

ABOGAN POR CONSTITUYENTE

Pero sin importar el método que se utilice para impulsar cambios a la Constitución, en la sociedad civil las declaraciones del mandatario han sido miradas con recelo y abogan por una Constituyente.

Menalco Solís, exsecretario del Consejo de Seguridad, no cree que hacer cambios a la Constitución sea la solución. ‘Es como hacer parches, poner curitas, y esto no va a solucionar nada’, dijo.

En cambio, Solís aboga por ‘una nueva Constitución, bien elaborada, algo más integral’. Lo demás sería como una llamarada de capullo, puesto que —destaca el jurista— que el presidente ‘no sabe lo que habla porque él siempre ha dicho que es un empresario’.

El abogado constitucionalista Miguel Antonio Bernal, por su parte, ha reiterado que aboga por una constituyente. Es decir, que sea el pueblo, que tiene el poder absoluto de crear o estructurar estas reformas.

Este tema también fue tratado en la Concertación Nacional. Es más, el borrador reposa en la Presidencia de la República desde hace un año y medio.

Para Rogelio Paredes, miembro del CEN del PRD, lo único que busca el presidente con este tipo de iniciativas es revolver las aguas políticas, ya que el país se encuentra en un periodo preelectoral.

El diputado perredista no duda que al final del camino en su agenda Martinelli tenga planificado impulsar más cambios de los que ha señalado.

En todo caso, recalca Paredes, una asamblea Constituyente no es una mala idea, pero debe concretarse al principio de un gobierno, no cuando está por terminar el periodo para el cual fue electo.

LO QUE DICTA LA LEY

Faltando 10 meses para que culmine el ‘gobierno del cambio’, el presidente Ricardo Martinelli tiene todos los vientos a su favor. Y es que según se establece en el Título XIII de la Constitución, el Consejo de Gabinete puede impulsar cambios constitucionales, así como también la Asamblea Nacional y la Corte Suprema de Justicia.

En la Carta Magna se detalla en el artículo 313 que estos cambios constitucionales solo podrán aprobarse por dos métodos: por un acto constitucional aprobado en tres debates por la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea Nacional, a efecto de que en su primera legislatura sea debatido y aprobado sin modificación, en un solo debate, por la mayoría absoluta de los miembros que la integran. Y en segunda instancia por medio de un acto constitucional aprobado en tres debates por la mayoría absoluta de los miembros de la Asamblea Nacional, en una legislatura y aprobado, igualmente, en tres debates, por mayoría absoluta de los miembros de este Órgano del Estado en la legislatura siguiente.