Temas Especiales

29 de May de 2020

Política

Nubarrones empañan la alianza Cambio Democrático - Molirena

Lo que parece una alianza sólida y que ha resistido ya cuatro años de gobierno Molirena-Cambio Democrático puede resquebrajarse en cual...

Lo que parece una alianza sólida y que ha resistido ya cuatro años de gobierno Molirena-Cambio Democrático puede resquebrajarse en cualquier momento, ante lo que los gallos han llamado la intromisión nefasta de Luis Eduardo Camacho, en el tema de la vicepresidencia dentro de la nómina oficialista que lleva a la cabeza a José Domingo Arias.

La información de la gallera es que la mano que mece la cuna detrás del panameñista Arnulfo Arias Olivares, es precisamente el vocero presidencial, quien aunque no pertenece al equipo de campaña de José Domingo Arias, participa en cuanto almuerzo y reunión pública mediática se da ya sea en Los Años Locos, o donde sea.

Fuentes a lo interno del Molirena, ya han advertido que de continuar esta situación, no dudarían en dejar a sus aliados los "locos", e irse del gobierno, considerando que como aliados merecen ir en una vicepresidencia. No es nuevo, así lo han expresado, y más recientemente este sábado 17 de agosto, la Comisión Política del Molirena giró instrucciones para exigir ese cargo.

Por el lado del CD, aún existe un silencio sepulcral al respecto. El secretario general de ese colectivo, Rómulo Roux, prefirió desviar el tema, mientras que el candidato presidencial José Domingo Arias opta por esperar un poco más antes de dar su opinión final. Sin embargo, la actual subsecretaria general del CD, Alma Cortés, quien para muchos es una de las figuras determinantes en las decisiones de ese partido, considera que el Molirena tiene todo el derecho de aspirar a la vicepresidencia, pues como sus aliados naturales han sabido trabajar en equipo.

A lo interno del Molirena tienen como manzana de la discordia en este tema, tal como lo ha sido en el tema con los medios, es la figura del actual vocero Camacho, a quien inclusive han acusado de mantener una doble agenda.

Solo restará esperar a que nuevamente, el presidente de Cambio Democrático, Ricardo Martinelli, emerja de San Felipe a la sede de su colectivo para definir una situación que al final bien podría perjudicar al CD con la partida del Molirena.

La pregunta del millón ahora obligada es: ¿Permitirá el CD que la bien llevada alianza se rompa?.

Faltará ver entonces con quiénes conforman esa alianza electoral y las posibilidades reales del CD de triunfar sin su mano derecha, el Molirena.