Temas Especiales

03 de Apr de 2020

Política

Cuando la caída hace sus efectos

PANAMÁ. ‘Nosotros respetamos la estrategia política de los demás candidatos. Juan Carlos Varela no está aquí por estrategia política’, e...

PANAMÁ. ‘Nosotros respetamos la estrategia política de los demás candidatos. Juan Carlos Varela no está aquí por estrategia política’, esgrime el asesor panameñista, Jorge Barakat, con el candidato presidencial perredista, Juan Carlos Navarro, hablando al fondo sobre un diálogo nacional, una coalición de opositores.

En una reunión en el Colegio Nacional de Abogados, el martes, mientras Varela se distancia de la posibilidad de una alianza, Navarro se acerca más y más. Él, políticamente, la abandera. Es su meta ante una caída sostenida en las encuestas. Su aspiración peligra.

El compendio de las últimas doce encuestas ‘Panamá Opina’, preparada por Ipsos para Telemetro Reporta y La Estrella retrata la agitada carrera presidencial del perredista: de 27% en noviembre de 2012, subió a 41% en abril. Desde julio ha sostenido una caída paulatina, que lo ha dejado muy cerca a Varela, el aspirante con menos probabilidades de ganar.

LOS PORQUÉS

Desgranar los factores que han incidido en la picada de Navarro no es una tarea muy compleja para los analistas.

Estos apuntan, primero, a las diferencias internas (la historia del movimiento Todos contra Martinelli, que lo cuestionó) y a las denuncias de su cercanía con el oficialismo. Y, segundo, al afianzamiento del resto de los aspirantes presidenciales de los partidos políticos.

De hecho, el decrecimiento de Navarro ocurrió, principalmente, en el cenit de la crisis que dejó su ‘encuentro casual’ con el mandatario en la oficina del empresario Mayor Alfredo Alemán, y los intentos de sus adversarios de casa por encontrar un nuevo candidato presidencial ‘con un discurso más fuerte’.

‘Ese tema ya está superado’, advierte el propio candidato perredista, quien reconoce su caída y ha trazado una estrategia para levantar vuelo: el llamado a una alianza.

‘Decir que estaría dispuesto a bajarse de su candidatura es una admisión de su derrota’, sostiene el investigador Jaime Porcell.

LA SALVACIÓN

El analista Mario Rognoni cree que la idea ha sido la correcta. ‘Para que no se diga que él no está dispuesto’, explica.

El triunfo de Navarro radicaría en simplemente haber llamado primero a la alianza, más que conseguir que todos los partidos de la oposición se unan. No importaría si Varela se suma o no.

Es un gancho al nicho más importante de las elecciones: 16% de los encuestados asegura que no sabe a quién darle su voto, un porcentaje clave para romper la trilogía de los 20 puntos de los candidatos presidenciales partidistas.

Rognoni asegura que en vista de que el líder panameñista no aceptará echar abajo su candidatura presidencial, Navarro sería quien aglutinaría las fuerzas independientes y opositoras al gobierno de Ricardo Martinelli.

Tal vez por eso, los panameñistas y Varela han preferido distanciarse.

Los panameñistas miran su crecimiento sostenido y cruzan el llamado de Navarro con su caída. No se afanan. Este mes, Navarro llegó al 23%, su porcentaje más bajo en el último año.