Temas Especiales

23 de Jan de 2021

Política

‘Volveremos’, el reto que Varela busca hacer realidad

Un ingeniero que preside el colectivo que inspiró Arnulfo Arias Madrid pretende dar un giro a la intención de voto y llegar a la Presidencia

Siguiendo los pasos de su padre, Juan Carlos Varela empezó a militar en el panameñismo a los 14 años de edad. Entonces viajaba de Herrera a Chiriquí para acompañar a su progenitor, cuando asistía a diferentes actividades políticas. A él, cuentan, que hizo la promesa de algún día llegar a la Presidencia. Es el último candidato en las encuestas con cinco puntos por debajo de los favoritos. Así quedó demostrado en la última medición de Ipsos preparada para Telemetro y La Estrella de Panamá .

Estar en el tercer lugar de las encuestas llevó a que le propusieran dejar su candidatura, pero él no se rindió.

Varela participó en las giras de organización del Movimiento Panameñista en 1977, con la apertura democrática que supuso la firma de los Tratados Torrijos-Carter. Fueron hechos que marcaron su vida. Incursionó en la política y hoy lleva sobre sus hombros la consigna ‘volveremos’ de Arnulfo Arias Madrid, quien, en las escalinatas de la Presidencia de la República, cuando fue derrocado por los militares, prometió regresar.

Ferviente católico, su vida política no ha restado espacio a su vida personal. Está casado desde 1992 con la periodista Lorena Castillo, quien laboró como presentadora de noticias en Telemetro Reporta y fue reina del Carnaval Tropical en 1985. Se conocieron en ese entonces cuando él laboraba en la empresa Varela Hermanos, una de las patrocinadoras de la actividad. Con ella tiene tres hijos, Gian Carlo, Adrian y Stefan.

Varela fue directivo desde 1985 de Varela Hermanos, donde fue vicepresidente ejecutivo hasta enero de 2008. Realizó sus estudios universitarios en el Instituto Tecnológico de Georgia, en Estados Unidos, y se graduó de ingeniero industrial.

Casi tres décadas después de emprender el camino en la política, en el 2009, llegó al Palacio de Las Garzas, como vicepresidente. Unos meses antes había cedido su candidatura presidencial y pactado con Ricardo Martinelli, según dijo, a cambio de la oportunidad de hacer realidad las promesas sociales del plan de gobierno de su partido.

Antes del pacto, Martinelli, lo había llamado ‘burro’.

El sueño de tomar las rienda del país, que había venido acaraciando durante años, se mantenía vivo y el presidente Martinelli, cada vez que podía, anunciaba públicamente que Varela sería el candidato presidencial de la alianza gubernamental en las elecciones del 2014. La idea era ya entonces que la alianza gobernara el país los próximos 20 años.

Martinelli incumplió su palabra. Tras las conocidas disputas entre miembros de los partidos Cambio Democrático y Panameñista, destituyó a Varela, que había sido desde el principio del Gobierno su ministro de Relaciones Exteriores. El 30 de agosto de 2011, se rompió definitivamente la alianza que se había concretado el 27 de enero de 2009 en Pesé en la provincia de Herrera en la hacienda San Isidro, propiedad de la familia Varela.

Tras la destitución, los rastros del vicepresidente, que participó 26 meses el gobierno, fueron borrados de la página web de la Presidencia de la República y el Ministerio de Relaciones Exteriores. La Estrella de Panamá revisó las dos páginas web, y no queda rastro ni reporte alguno de su gestión en el gabinete.

Borrar su presencia de los archivos del gobierno, no ha sido la unica venganza del presidente Martinelli, quien además ha demandado por calumnia a Varela ante los tribunales de justicia, por 30 millones de dólares, .

SU POLÍTICA

Varela, busca ser el sexto presidente de la postinvasión de Estados Undios (1989), es miembro fundador del Partido Arnulfista, que en 2005 retomó el nombre de Partido Panameñista que creó Arnulfo Arias.

El candidato presidencial, que nació el 12 de diciembre de 1963, en el hospital San Fernando, provincia de Panamá, y que cursó estudios de primaria y secundaria en el Colegio Javier, participó en la campaña presidencial de 1984, con Arias Madrid y en la de 1989, con el presidente Guillermo Endara.

Fue parte del Directorio Nacional del colectivo desde 1992 hasta 1998 y se desempeñó como coordinador en la campaña de la entonces candidata presidencial Mireya Moscoso, en 1994.

En 1998, decidió apoyar a Alberto Vallarino en las elecciones internas del colectivo, fue una de las primeras responsabilidades que le tocó asumir. En ese momento tenía 36 años. El resultado les fue adverso. Su candidato perdió la contienda, ante Moscoso, —la viuda de Arias Madrid— que buscaba ser la candidata presidencial por el panameñismo en el año en que el Canal de Panamá sería devueltovertido a manos panameñas.

Varela y Vallarino, al perder contra la única mujer que ha tomado las rienda del país en los 110 años de vida republicana, renunciaron al colectivo. Acusaron a la directiva arnulfista de cerrar los libros de inscripción y no darles la oportunidad de inscribirse a los simpatizantes que los apoyaban.

Finalmente, en el 2003, cuando Panamá cumplía 100 años de separación de Colombia, Varela se reeinscribe en el colectivo, pero su relación con Moscoso no se recuperó.

Desde entonces la presidenta vitalicia del colectivo ha acusado a Varela de falta de liderazgo.

CONTROL PANAMEÑISTA

Después de tres años de haber regresado a las filas del panameñismo, en el 2006, toma las riendas del partido panameñista, que había sufrido una estrepitosa derrota en las elecciones del 2004, con José Miguel Alemán como candidato presidencial. Desde entonces está al frente del grupo.

Llegar a la máxima jefatura no resultó fácil. Tuvo que enfrentarse al ‘Movimiento de Acción Panameñista (MAPA)’, corriente adversa a la dirigencia de Varela, comandada por Jorge Gamboa Arosemena, que buscaba la unidad del partido, porque —según explicaba Gamboa Arosemena— ‘sería difícil tener una nueva oportunidad de recibir el mandato para gobernar y servir al pueblo del que todos somos parte’.

SEGUNDA OPORTUNIDAD

La carta de presentación del panameñismo para las elecciones de mayo próximo salió en las elecciones primarias del partido, con una aceptación del 99% , el 17 de marzo del año pasado. Desde un principio se perfiló como vencendor. Solo tres candidatos participaron en la contienda.

El 25 de agosto, Varela fue proclamado candidato de la Alianza ‘El Pueblo Primero’, respaldada por el Partido Popular, el movimiento político ‘Los Gallos de Verdad’ (ex Molirena) y sectores independientes del país.

Los panameñistas con Varela a la cabeza repiten el eslógan que acuñó Mireya Moscoso y aseguran que sus encuestas son de carne y huesos. Se ven en las urnas.