Temas Especiales

02 de Jun de 2020

Política

El fútbol, deporte que se juega entre la pasión y la razón

La evolución misma del mundo del fútbol a través de la historia es retratada por Eduardo Galeno, el autor de ‘Las venas abiertas de América Latina’.

El fútbol, deporte que se juega entre la pasión y la razón
El campamento, laborei ctotatis utae rempore iciisqu aerepe dendent et aut

Hace algún tiempo adquirí, en una de nuestra Ferias del Libro, una obra que en cuanto la vi despertó mi curiosidad. ¡El autor de Las Venas Abiertas de América Latina escribiendo sobre El Fútbol a Sol y Sombra!

Con la lectura de la obra, poco a poco fue haciéndose evidente la pasión hecha palabra con la que Eduardo Galeano iba abordando los diferentes componentes y la evolución misma del mundo del fútbol.

Este homenaje apasionado que el autor hace al fútbol nos coloca en un momento como espectador en las gradas, en otro nos remontas a las circunstancias que rodean a este deporte en los barrios, de igual manera nos hace parte del espectáculo que nos unifica globalmente por medio de la radio y la televisión.

Pero también nos sensibiliza al reconstruir en el tiempo, los nombres, las hazañas, las canchas y los países donde se escribieron y aún se testimonian las glorias y momentos estelares que conforman la memoria colectiva del fútbol.

LOS ORÍGENES DEL FÚTBOL

En su libro Galeano nos hace un hermoso relato de los primeros pasos del fútbol; nos cuenta que ‘ hace 5,000 años los malabaristas en oriente bailaban la pelota con los pies, y fue en China donde, tiempo después, se organizaron los primeros juegos. La valla estaba al centro y los jugadores evitaban, sin usar las manos, que la pelota tocara el suelo’.

El autor puntualiza que también en tiempos antiguos, los japoneses se divertían pateando la pelota. También sostiene Galeano que ‘el Emperador Julio César era bastante bueno con las dos piernas y que Nerón no embocaba una, por lo que no hay duda que los romano jugaban algo bastante parecido al fútbol que condenaba este juego plebeyo y alborotador’.

LLEGADA A EUROPA

Relata igualmente Galeano en esta reconstrucción del origen del fútbol, que fue a través de las ‘legionarios romanos que el deporte llego como novedad a las islas británicas, entre manifestaciones de aceptación y rechazo.’ ‘En 1314 el Rey Eduardo II estampó su sello en una cédula real’ .

El fútbol, que ya se llamaba así, ‘se disputaba en montoneras, y no había límite de jugadores, ni de tiempo, ni de nada. Un pueblo entero pateaba la pelota contra otro pueblo, empujándolo a patadas y a puñetazos hacia la meta’. ‘Los partidos se extendían a lo largo de varias leguas, durante varios días, a costo de varias vidas’.

De allí que varios monarcas prohibieron ‘estos lances sangrientos’. En 1399, Eduardo III incluyo el fútbol entre los juegos estúpidos y de ninguna utilidad y hay edictos contra el fútbol firmados por Enrique IV en 1410, Enrique VI en 1447. Sin embargo, cuanto más se prohibía, más se jugaba.

CURIOSIDADES

Asegura Galeano que en 1592 en su Comedia de los Errores, Shakespeare recurrió al fútbol para formular la queja de un personaje, ‘ me habéis tomado por pelota de fútbol, vos me pateáis hacia allá y él me patea hacia allá’ .

Igualmente, en Florencia el fútbol se llamaba Calcio como se llama todavía en toda Italia. Leonardo Da Vinci era hincha fervoroso y Maquiavelo, jugador practicante. En los Jardines del Vaticano, explica Galeano, los papas Clemente VII, León IX y Urbano VIII, solían arremangarse las vestiduras para jugar al calcio (fútbol). De igual forma, sostiene Galeano que en México y Centroamérica la pelota de caucho era el sol de una ceremonia sagrada hace unos 1,500 años antes de Cristo, aunque no se sabe desde cuándo se juega fútbol en muchos lugares de América.

EL FÚTBOL MODERNO

Según Galeano, la Era Moderna del fútbol se inicia con un ‘acuerdo de caballeros que 12 clubes ingleses sellaron en el otoño de 1863; que hicieron suyas las reglas del juego que en 1846 había establecido la Universidad de Cambrige, donde el fútbol se separó del rugby’ .

Sin embargo, en este acuerdo de Londres no se fijaba el número de jugadores ni extensión del campo, ni altura del arco, ni la duración de los partidos.

FECHAS DECISIVAS

Sería en Escocia, nos continúa explicando Galeano donde los equipos en 1870 se organizan con funciones de defensa, línea media y ataque. Para ese entonces aunque los equipos tenían once jugadores, no podían tocar la pelota con la mano, ni siquiera para detenerla y colocarla en los pies.’

‘Para el año 1871 nace el arquero, y en 1872 apareció el árbitro. Hasta entonces los jugadores eran sus propios jueces, e imponían las sanciones’.

‘En 1880, cronómetro en mano, el árbitro marcaba el final del partido, y tenía la autoridad de expulsar a los jugadores, aunque dirigía el partido desde afuera de la cancha’.

‘En 1891 el árbitro entró por primera vez en la cancha, y soplando un pito cobró su primer penal de la historia, y caminando 12 pasos señalo el punto de ejecución’.

En 1882, los dirigentes ingleses autorizaron el saque de costado con las manos y en 1890 se pintaron las canchas con cal y el arco tuvo red.

En 1904, un año después de la Separación de Panamá de Colombia, nació la Federación Internacional de Fútbol (FIFA) que desde entonces gobierna el fútbol en todo el mundo.

LOS ANTECESORES DEL REY PELÉ

Según Galeano, en 1916, Uruguay goleó a Chile por 4 a 0, al día siguiente la delegación chilena exigió la anulación del partido porque Uruguay había alineado a dos afrodescendientes: Isabelino Gradin, nacido en Montevideo, y Juan Delgado, nacido en Florida, Uruguay, ambos bisnietos de esclavos. ‘Uruguay era entonces el único país del mundo que tenía negros en su selección nacional’.

‘En 1919, Brasil venció a Uruguay (1 a 0), y se consagro Campeón Sudamericano. El héroe de ese partido fue Artur Friedenreich, hijo de alemán y una lavandera negra, que jugó en primera división durante veintiséis años y nunca cobró un centavo . Galeano continua diciendo ‘nadie hizo más goles que él en la historia del fútbol, hizo 1,329 por encima del también brasileño el Rey Pelé, que sumó 1,279 goles’.

‘En las olimpiadas de 1924, el uruguayo José Leandro Andrade deslumbró al mundo con sus jugadas de lujo. La prensa francesa lo llamaba ‘La Maravilla Negra’.

De los pasos iniciales, hasta el momento actual, el fútbol ha evolucionado integralmente, convirtiéndose en un fenómeno deportivo de mayor consumo global. En esta obra sobre el fútbol que hemos venido compartiendo con ustedes, Galeano también examina aspectos del juego, y que será objeto de la segunda parte de este artículo.