Temas Especiales

29 de Oct de 2020

Política

"El Cemis es como la Tulivieja: lo sacan cuando quieren hacer daño"

No se atreve a poner las manos al fuego por sus excompañeros de gobierno; sin embargo, Lewis asegura que él sí salió con la frente en alto

Samuel Lewis Navarro es un hombre de diplomacia; es la quinta generación de su familia que ocupó la Cancillería de la República. Según cuenta, ya uno de sus hijos ha dado señales de querer extender esta tradición. Pero, quien fuera vicepresidente de la República entre 2004 y 2009, también es político y, por eso, quiere convertirse en el primero de la familia en ocupar el Palacio de las Garzas. Por eso esta conversación pasa de las cumbres que hubo esta semana a la situación del Partido Revolucionario Democrático.

ACABA DE CULMINAR LA VII CUMBRE DE LAS AMÉRICAS. ¿CÓMO QUEDÓ PANAMÁ?

Panamá queda muy bien, el éxito de esta Cumbre estaba asegurado desde el principio por la participación. Que el gobierno de Panamá tomara la decisión de invitar a Cuba, sin saber que estaban conversando con Estados Unidos, fue valiente.

¿FUE COINCIDENCIA?

Fueron dos acciones totalmente independientes una de la otra. Ese hecho y que el 17 de diciembre de 2014 se anunciara el acercamiento entre Cuba y EEUU, le dio un imán importante a esta Cumbre. Más allá de eso, [fue un imán] que se escogiera un tema que es importante para todos los presidentes de la región: prosperidad con equidad. La realidad es que este es un continente próspero; pero, no así, de desarrollo y, mucho menos, de equidad. El tocar ese tema y que no solo sea discutido por políticos, presidentes o jefes de gobierno, sino que, paralelamente, también todos estos foros ( el de la sociedad civil, el de los empresarios, el de la juventud y el de los rectores) trae a la discusión todo un cúmulo de experiencias y actores importantes, para llegar a propuestas concretas.

NO MENCIONA LA CUMBRE DE LOS PUEBLOS. ¿QUÉ ES, LA CUMBRE INCÓMODA?

No, también hay que mencionarlo, porque es una realidad. La Cumbre de los Pueblos es, no oficialmente, parte del programa, pero es una realidad en donde veremos participaciones importantes y voces que no han tenido oídos que las escuchen en otro tipo de foros.

ORGANIZAR UNA CUMBRE QUE REUNA A CUBA Y ESTADOS UNIDOS, ¿ES EL SUEÑO DE TODO MINISTRO DE RELACIONES EXTERIORES?

No sé si el sueño o la pesadilla. Esto no es un trabajo fácil. Preparar una cumbre como esta y superar todos los escollos que implican. Nosotros estamos viendo lo que resultó de esta semana, una semana activa con muchos medios, empresarios, dirigentes de la sociedad civil, casi todos los presidentes de las Américas. Pero para llegar a esto hubo que hacer un trabajo monumental de planificación y de homologación de agendas. Cuando estamos viendo temas ideológicos y filosóficos, es muy difícil ponerse de acuerdo. Por eso, aplaudo que uno de los enfoques importantes de este gobierno fue tratar de buscar puntos comunes en lo técnico y de allí los mandatos que son el producto de la Cumbre.

¿CÓMO VE A PANAMÁ EN EL ASPECTO DIPLOMÁTICO?

Que Panamá retome ese papel de conciliador, de promotor del diálogo entre los países, que retome la confianza general del continente, es muy importante. Hay mucho valor. Panamá ha jugado un papel importante en muchas ocasiones, por ejemplo, el Grupo de Contadora que promovió la paz en Centroamérica. Eso le ha dado a Panamá un alto valor no solo en lo diplomático, sino en la consecución de los intereses propios. Eso nos llevó, como un país con una confianza general, a que nos devolvieran el Canal, lo cual no fue una tarea fácil.

¿EN LOS ÚLTIMOS AÑOS, PANAMÁ HA DESEMPEÑADO ESTE ROL DE LIDERAZGO DIPLOMÁTICO?

Más que por conflictos internos, por una decisión particular de quien dirigió el gobierno en los cinco años anteriores, que decidió que Panamá tomara posturas beligerantes, contrarias a la histórica posición del país. No podemos olvidar las propias metidas de pata que el presidente Martinelli cometió en múltiples ocasiones que nos pusieron, en términos diplomáticos, contra la pared. Como cuando se quiso meter en el conflicto entre China y Japón, o cuando se quiso involucrar en los temas de Israel y Palestina. Podemos recordar muchas ocasiones en los últimos cinco años. Esa fue una decisión particular de ese gobierno. Otros también han tomado posiciones no conciliadoras, contrarias a la posición histórica del país. Esta cumbre es una prueba de que se quiere rescatar esto y es de mucho valor para Panamá.

¿NO CREE QUE, COMO PARTE DE LA CUMBRE DE LAS AMÉRICAS, SE DEBIÓ VALORAR LA HISTORIA DIPLOMÁTICA DE PANAMÁ (GRUPO DE RÍO, TRATADOS TORRIJOS CARTER, ETC.)? AQUÍ SE REALIZÓ UNA CUMBRE EN 1956 Y EL ISTMO FUE LA SEDE DEL CONGRESO ANFICTIÓNICO...

Por supuesto, siempre hay espacio para valorar más. De hecho, mucha gente se pregunta cuál es el valor real para el país de todo este gasto e incomodidad. Nuestra vocación histórica y nuestra capacidad de aprovechar esa posición de neutralidad (el Canal, las inversiones, el turismo) es enorme. Se pudo haber creado mucho más orgullo patrio; sin embargo, debemos, como panameños, sentirnos orgullosos de que estamos, nuevamente, en la mirada del mundo, por cosas buenas, felizmente. El escenario ha sido propicio, pero, sobretodo, la proyección del país al futuro es muy positiva.

LOS TEMAS QUE SE DISCUTIERON EN EL CONGRESO ANFICTIÓNICO Y EN LA CUMBRE DE 1956 SON CASI LOS MISMOS QUE SE DISCUTEN EN EL 2015...

Es que, al final, el mundo evoluciona.

PERO SI EL MUNDO EVOLUCIONA, ¿POR QUÉ SEGUIMOS HABLANDO DE LO MISMO?

Los problemas no solo se mantienen; sino que el crecimiento de las poblaciones genera nuevos retos sobre la misma problemática. Hoy tenemos una visión diferente con un mundo globalizado, el cual nos pone retos, también. Educación, infraestructura... Cada vez hay más presión sobre los temas de desarrollo humano, en seguridad, en temas que afectan la vida real de todos los pueblos. Con encuentros como este, nos damos cuenta de que el problema del agua no es solo de Panamá o San Miguelito o La Chorrera. Es un problema de todos los países. El problema de la calidad de educación lo compartimos todos los países del hemisferio, igual con la seguridad. El tener la oportunidad de discutir o plantear soluciones con las experiencias de otros países, es una muy buena oportunidad.

LOS ANTICASTRISTAS CONSIDERAN UNA AFRENTA QUE ESTADOS UNIDOS SE SIENTE EN LA MISMA MESA CON CUBA...

La política que ha venido implementando Estados Unidos por 60 años para generar un cambio ha fracasado. Tanto Barack Obama como Raúl Castro han mostrado un paso valiente y de gran coraje para romper un paradigma de 60 años.

¿QUE OBAMA Y CASTRO HABLEN, NO SE PODRÍA COMPARAR CON QUE ESTADOS UNIDOS LE ENTREGÓ EL CANAL A PANAMÁ, QUE ERA GOBERNADO POR UN DICTADOR?

Se puede plantear de esa manera; pero, por el otro lado, es a través del diálogo y el entendimiento que se logran pasos importantes. Lo de Cuba y Estados Unidos no es un evento de la noche a la mañana que se da en Panamá, es todo un proceso en el que hay construir confianza, discutir los temas de fondo. Hay temas de fondo y de forma, los de fondo (Derechos humanos, respeto a la democracia, derecho a las libertades, a la autodeterminación de los pueblos) serán discutido en este proceso que ha iniciado, lo cual es un gran paso.

LA CANCILLER ST. MALO DIJO QUE PANAMÁ NO ES NEUTRAL ANTE EL TERRORISMO...

Es que no puede serlo ni ante el terrorismo ni la criminalidad organizada ni ante el narcotráfico.

¿UNA POSTURA FRONTAL CONTRA EL ESTADO ISLÁMICO CUANDO NO HAY EJÉRCITO ES LO MÁS ADECUADO?

Esa posición de Panamá hay que valorarla en su justa dimensión. Se fueron más allá de lo que nuestra realidad permite. ¿Qué recursos tenemos nosotros para apoyar una coalición más allá de lo que establece la Ley y la Constitución contra el lavado de dinero, nuestro centro bancario? No había que hacer una resolución de participación para ejecutar lo que está dentro de la responsabilidad de un país como Panamá con un centro bancario y el Canal.

SÉ QUE LO SUYO ES LA DIPLOMACIA, PERO, DEJÁNDOLA A UN LADO, ¿UNA CUMBRE COMO ESTA SE HUBIESE LOGRADO CON JUAN CARLOS VARELA COMO CANCILLER?

[Risas] Se logra con Varela como presidente. Como canciller, Varela respondía a una persona que era su superior, quien no le hubiera permitido, aunque hubiese querido, hacer las cosas que hace hoy como presidente.

¿LE SALIÓ MEJOR A VARELA DEJAR LA CANCILLERÍA?

Sin duda, a Varela todavía le pesan los 26 meses que estuvo ligado no solo al mayor destructor de las instituciones democráticas, sino quien ha atentado contra la convivencia pacífica de los panameños en cinco años.

APARTE DE DIPLOMÁTICO, USTED ES POLÍTICO. MUCHOS LO CONSIDERAN UN ETERNO PRESIDENCIABLE... ¿AÚN ASPIRA?

Las circunstancias le ponen a uno retos. Ese puede ser uno de mis retos futuros. Pero antes debemos rescatar las instituciones democráticas que fueron laceradas. Dentro de eso están los partidos políticos. Hemos visto al Cambio Democrático (CD) que está en una crisis profunda; pero también está el Partido Revolucionario Democrático (PRD), que se sometió a las prácticas que Ricardo Martinelli sometió para todo: prácticas corruptas, mercantilistas, en donde le puso valor a todo. Ahora nos toca rescatar ese partido con grandes legados en la historia del país.

¿NO DEBERÍA EL PRD EMPEZAR, TAMBIÉN, A ADMITIR SU PASADO OSCURO?

Se ha hecho, en su evolución el PRD no ha ocultado su participación en momentos tristes de la historia nacional. Al aceptarlo, ha propuesto que no se vuelvan a dar.

¿Y QUÉ HAN HECHO PARA EVITAR ESO?

Hoy, el esquema político nacional exige partidos de avanzada, con propuestas que dejen a un lado el clientelismo, el mercantilismo y las prácticas corruptas que exacerbó Ricardo Martinelli. En el PRD hay distintas voces. Hay quienes promueven la continuidad [de esas prácticas]; otros, con el mal llamado acuerdo de gobernabilidad (debería llamarse un acuerdo legislativo no de gobernabilidad).

¿AL PRD NO LE PODRÍAN SALPICAR COSAS DE LOS ÚLTIMOS CINCO AÑOS?

Si tienen que salpicar, que salpiquen. Además del latrocinio, se robó la esperanza del pueblo, el gran perdedor en todo esto. El PRD, en este momento, debería estar combatiendo eso.

LAURENTINO CORTIZO DIJO QUE SALIÓ DEL GOBIERNO DE MARTÍN TORRIJOS PORQUE QUERÍA SEGUIR CON LA FRENTE EN ALTO...

Eso debe preguntárselo a él. Yo me quedé los cinco años y estoy orgulloso de haber servido a mi país. Salí con la frente en alto.

¿TODOS EN ESE GOBIERNO PUEDEN DECIR LO MISMO?

Creo que la gran mayoría han podido salir con la frente en alto. Hay excepciones como en todos los equipos.

¿QUIÉNES SON ESOS?

No sé, hay casos que han pasado por la justicia.

¿SI LE MENCIONO EL CEMIS?

No fue un problema de esos cinco años de gobierno: Es como la ‘Tulivieja’: la sacan cuando le quieren hacer daño al partido y algunas personas y eso no fue un tema del 2004 al 2009. Ya debería estar superado porque la justicia ya lo estableció. Estuvo el problema del dietilenglicol, el del autobús que se quemó. Hubo momentos dolorosos que fueron fallos del sistema.

¿SU PRIMO, JUAN CARLOS NAVARRO?

Ha decidido mantener un bajo perfil.

SI PRIMERO QUIERE REORGANIZAR EL PRD, ¿PODRÍAMOS SUPONER QUE SU CANDIDATURA PRESIDENCIAL NO SERÁ PARA EL 2019?

Las candidaturas son cuando se pueden dar. En el 2014 no se pudo dar. No descartemos nada hacia el futuro. Puedo decir lo que pasó, que hice un sacrificio en lo personal para promover la unidad. Lamentablemente, no terminó en un triunfo; sin embargo, trabajemos hacia el futuro.

MERA CURIOSIDAD: SI FUERA CANDIDATO, ¿SU VICEPRESIDENTE SERÍA EL CANCILLER?

Tendríamos que ver quién es ese o esa vicepresidenta. En este momento, el presidente Varela escogió a una buena vicepresidenta y canciller. El presidente Torrijos me dio esa oportunidad y creo que fue, también, una buena decisión.

==========

‘ No podemos olvidar las metidas de pata que el presidente Martinelli cometió y que nos pusieron, en términos diplomáticos, contra la pared... Esta cumbre es una prueba de que se quiere rescatar eso [el liderazgo] de Panamá’.