Temas Especiales

30 de Mar de 2020

Política

Varela acelera el ritmo de su gestión al iniciar tercer año de gobierno

El mandatario Juan Carlos Varela recortó a 30 minutos su discurso a la Nación, para ser más conciso

Varela acelera el ritmo de su gestión al iniciar tercer año de gobierno
El presidente, Juan Carlos Varela, se centró en proyectar una imagen de firmeza al iniciar su tercer año.

Al iniciar su tercer año al frente de la nave del Estado y con los peores niveles de popularidad (por debajo del 50%), el presidente de la República, Juan Carlos Varela, intentó proyectar un carácter más firme y mostrarse como un mandatario enérgico.

A diferencia de otras comparecencias presidenciales en la Asamblea, Varela pronunció este viernes un discurso más conciso y de escasos treinta minutos, con la clara intención de evitar el aburrimiento imperante en el hemiciclo en fechas similares.

DATOS DEL DISCURSO

  • Las frases relevantes del presidente
  • Nadie nos va a detener. Les invito a que sigamos trabajando juntos para hacer realidad el sueño panameño.
  • La mayoría de ustedes me escogieron como su capitán. Para los que me escogieron y para los que no, yo soy el capitán de esta selección.

Con una imagen renovada, más jovial y tal vez ligeramente maquillado, Varela llegó al recinto legislativo acompañado de la familia Mendoza, beneficiaria del proyecto Programa 100-cero', en un esfuerzo por ponerle ‘cara' a uno de los estandártes de su gestión.

‘Nadie me va a detener', aseguró el mandatario sobre su programa de Gobierno, cuyo desarrollo expuso ante los diputados y miembros de su Gabinete con la ayuda de un ‘telepromter' y apoyado en precisos gestos y ademanes, recién incorporados a su discurso.

Obligado por el artículo 183 numeral 5 de la Constitución Política de la República de Panamá, Varela rindió cuentas ante el pleno de la Asamblea, por sus dos años de mandato.

Precedido por los informes pormenorizados que durante la semana han ofrecido publuicamente sus ministros, Varela presentó de manera muy general los avances de las obras ya en desarrollo, como el Metro, los 500 kilómetros de carreteras en marcha, el inicio en los próximos días de la construcción del cuarto puente sobre el Canal de Panamá y el programa de la Beca Universal.

Durante todo su discurso, Varela intentó mostrar seguridad y firmeza de carácter, al complementar su discurso con repetido y estudiado lenguaje gestual.

Más que los detalles de su trabajo y el de su equipo, Varela prefirió el mensaje político, con alegorías deportivas, nacionalistas y religiosas.

En clara referencia a sus adversarios y exmiembros del pasado gobierno apuntó a la ‘reconciliación nacional', pero ‘con arrepentimiento' y el reconocimiento de las faltas cometidas de aquellos que se pretenden enmendar.

El presiden te Varela recordó que a él lo habían elegido para capitanear el equipo de la nación, y aseguró que no iba a desatender esa responsabilidad.

‘Me toca dirigir un equipo de más de 200 mil funcionarios públicos para servir a 4 millones de panameños y estoy en el campo todos los días trabajando muy duro por ustedes', dijo el presidente.

LAS PROMESAS

A las reformas a la Constitución Política, anunció, les llegó la hora. ‘Durante el próximo año trabajaremos una hoja de ruta de forma y de fondo para hacer las reformas necesarias a nuestra Constitución', aseguró el mandatario, quien anteriormente había dicho que no existía el ‘ambiente político' para tan importante análisis.

El jefe del Ejecutivo se comprometió a introducir iniciativas legislativas para fortalecer la institucionalidad del país, incluyendo el proyecto de ley de Carrera Penitenciaria y el proyecto de ley que crea el Centro Nacional de Medicamentos, que facilitará las compras conjuntas de medicamentos e insumos médicos en la Caja de Seguro Social.

La búsqueda de alternativas al déficit del Programa de Invalidez, Vejez y Muerte de la CSS, también será analizado en un diálogo, en el marco de la Concertación Nacional para el Desarrollo, precisó el mandatario.

En materia de política exterior, el presidente Varela, aseguró que el Gobierno ‘mantendrá una posición firme ante los países que insistan en incluir a Panamá en listas que afectan la imagen de nuestro país'.

LLAMADO A FUNCIONARIOS

El presidente Varela, se comprometió a completar todas las obras que estaban en marcha al iniciar su gestión, pero reconoció que ‘corregir las irregularidades del pasado ha tomado más tiempo de lo esperado'.

Sobre los cuestionamientos que se hacen a su gestión , por el tiempo que se invirtió en ‘corregir las irregularidades' advirtió que no se disculpará por eso.

A los ministros de Estado que con atención escuchaban su discurso a su lado, el presidente Varela, les advirtió: ‘ustedes son gente honesta seria y capaz, por lo que solicito comunicar mejor los logros de la gestión y redoblar esfuerzos para avanzar en la ejecución de las obras de gobierno'.

‘A la Corte y los funcionarios del Órgano Judicial: No permitan que jueces empañen la imagen del sistema de administración de justicia dejando en libertad a peligrosos criminales que amenazan la imagen del país e inclusive amenazan nuestras propias vidas', agregó el mandatario.

MENSAJE A LOS POLÍTICOS

Una vez más, el presidente de la República mencionó que la clase política está en contacto con ‘personas que puedan andar en pasos equivocados', pero, al igual que las otras ocasiones, no profundizó en sus señalamientos ni brindó detalles deellos .

‘Compartimos con ustedes mi preocupación, porque durante los últimos meses hemos visto a miembros de la clase política y personas allegadas a estos en situaciones muy delicadas', precisó el presidente en su discurso de gestión de los dos años de gobierno.

Sobre su mensaje, el analista de mercado Jaime Porcell indicó que ‘Varela quiso comunicar optimismo'.

El analista insistió en que el presidente de la República, en el inicio del tercer año de gobierno, intenta cambiar la opinión de una población que ha estado cuestionado su gestión.

El PRD, en una nota de prensa emitida tras el discurso, señaló que todos los presidentes tienen su versión de las promesas que cumplen y las que cumplirán, pero, a su entender, el trabajo ‘ya ha sido calificado por el pueblo'.