La Estrella de Panamá
Panamá,25º

14 de Oct de 2019

Política

Cónclave por la educación superior

Reflexionar sobre el desarrollo de la educación superior en el último decenio, el estado actual y los desafíos por venir, tanto sociales como culturales

Tomando como marco el Primer Centenario del Manifiesto Liminar de 1918, de la Reforma Universitaria que se forjó en Córdoba, Argentina, y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030, la Unesco, a través del Instituto Internacional para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC), congregó a más de 14 mil académicos, del 11 al 15 de junio del 2018, con el propósito de fortalecer los Sistemas Educativos de la Región.

La III Conferencia Regional de Educación Superior ha sido precedida por la Primera Conferencia Regional de Educación Superior (CRES 1996), celebrada en La Habana, Cuba, en noviembre de 1996. Su mayor resultado fue establecer y poner en práctica criterios de comparabilidad entre las diversas agencias que acreditan la calidad de la educación superior. Para el año 2008, la Segunda Conferencia Regional de Educación Superior (CRES 2008) fue celebrada en Cartagena de Indias, Colombia, del 4 al 6 de junio de 2008.

Este segundo encuentro se enmarcó en la concepción de la Educación Superior (ES) como bien público y como instrumento estratégico de desarrollo sustentable y de cooperación interinstitucional e internacional, y como prácticas de integración regional. De este modo, se buscó la conformación de un Espacio Común del Conocimiento y Educación Superior en América Latina y el Caribe.

El propósito fundamental de esta tercera conferencia ha sido analizar los avances y resultados de los compromisos pactados en las CRES de 1996 y 2008, así como la elaboración del Plan de Acción sobre la Educación Superior en América Latina y el Caribe, en la perspectiva del desarrollo humano sostenible y el compromiso con sociedades más justas e igualitarias, ratificando la responsabilidad de los estados de garantizar la educación superior como bien público y derecho humano y social.

Para el logro y concreción de la meta y propósitos planteados, se definieron objetivos concretos tales como:

Reflexionar sobre el desarrollo de la educación superior en el último decenio, el estado actual y los desafíos por venir, tanto sociales como culturales.

Analizar el sentido de las políticas universitarias contemporáneas y las estrategias de los sistemas de educación superior en América Latina y Caribe.

Promover, con el compromiso y la responsabilidad de los actores participantes, la Declaración y Plan de Acción como instrumentos orientadores para los gobiernos y las instituciones de educación superior, para garantizar el desarrollo sostenible de la educación superior como bien público, derecho social universal y responsabilidad del Estado.

Reflexionar sobre el legado de la Reforma Universitaria de Córdoba de 1918, y el compromiso con una universidad autónoma, crítica, democrática, participativa, con libertad académica y una visión latinoamericana.

Se destacó en la conferencia inaugural el análisis realizado por el catedrático e investigador doctor Boaventura De Sousa Santos, quien, ubicado en contextos histórico-político-sociales, analizó el avance de los Planes de Acción de 1998 y 2008. Advirtió en su conferencia la nefasta influencia del neoliberalismo en la evolución y consecución de los objetivos de la educación Superior, indicó que los ‘ranking' dejan por fuera la labor que lleva a cabo la extensión universitaria en ese intercambio de conocimientos. Asimismo, habló de una extensión intensa y que a esta labor no le interesan a los ranking .

La Universidad Especializada de las Américas (Udelas), practica este diálogo de conocimientos desde el Decanato de Extensión a nivel nacional, acogiendo comunidades amigas, las cuales son atendidas por nuestros estudiantes y docentes a través del programa de voluntariado estudiantil, servicio social y las prácticas universitarias.

En tanto, se celebra este cónclave de gran envergadura, donde se reafirma la autonomía y sostenibilidad de la universidad como derecho y bien común, en Panamá se lucha por un presupuesto justo y equitativo para las cinco universidades públicas. Un presupuesto congruente con el aumento de la matrícula, que no limite el derecho de miles de jóvenes a la educación superior.