La Estrella de Panamá
Panamá,25º

15 de Oct de 2019

Política

Diciembre y la cultura del consumismo

Durante este mes se incrementa el consumo. Para algunos, es saludable por los ingresos económicos que se generan. Otros lo censuran y señalan que se trata de un impulso psicológico, una necesidad humana de comprar lo innecesario y que puede ser hasta lesivo para el ambiente

ALFREDO BELDA | ECONOMISTA

‘HISTÓRICAMENTE, SI VEMOS LOS DATOS HAY UN INCREMENTO EN EL NIVEL DE CONSUMO EN EL MES DE DICIEMBRE, PERO ES PARTE DE LA FORMA FLUCTUANTE DE LA ECONOMÍA'.

¿CUÁL ES SU ANÁLISIS SOBRE EL NIVEL DE CONSUMO QUE SE GENERA EN DICIEMBRE?

Históricamente, si vemos los datos hay un incremento en el nivel de consumo en diciembre. Pero es parte de la forma fluctuante de la economía, que depende siempre de estos factores externos (Navidad-carnavales-comienzo del año escolar), que si bien pueden ser inyecciones del dinero de la gente a través de cuentas de ahorro de Navidad y el pago del último décimo tercer mes del año, este aumento del consumo no funciona como estímulo económico a largo plazo. Si vas a un país de religión musulmana, no creo que se pueda ver el mismo efecto por obvias razones, pero esto es un ejemplo de cómo en otras partes del mundo la economía basa su crecimiento y su desarrollo en otras fuentes de ingreso y no ha colapsado... Imitar fórmulas extremas de consumo siempre tiene sus pros y sus contras.

SI BIEN ES CIERTO LA ECONOMÍA DEL PAÍS SE INCREMENTA DURANTE ESTE MES, ¿SE JUSTIFICA EL NIVEL DE CONSUMO?

Más que el nivel de consumo que puede realizar cada persona o las familias, mi preocupación es el nivel de residuos que se generan en estas fechas y tenemos años sin gestionarlos bien. Hay cero estrategias o campañas para reciclar, reutilizar o disminuir residuos. Pienso, primeramente, en los arbolitos de Navidad, con una gestión de residuos totalmente nula. Regalos como ropa, juguetes de plástico o electrónicos conllevan un aumento de problemas ambientales. La justificación clásica es que la economía se mueve y que se generan transacciones, pero el costo ambiental no se mide y la población no es consiente del mismo.

PARTE DE LAS CONSECUENCIAS DE LOS ALTOS NIVELES DE CONSUMO ESTÁ RELACIONADO CON EL MEDIO AMBIENTE, POR LOS DESECHOS QUE SE GENERAN. ¿CONSIDERA QUE LA CIUDADANÍA ES CONSCIENTE DE ESTA REALIDAD?

La ciudadanía no es totalmente consiente de esta realidad, no existen campañas que asocien este alto consumo en Navidad con la gestión de los residuos. Vuelvo al ejemplo del árbol de Navidad natural, su bajo consumo puede ser producto de una baja en el ingreso de las familias, en la desaceleración económica y la escasa creación de empleos de calidad, donde la gente tiene que decidir si prioriza este artículo de consumo por otros de mayor importancia dentro de las fiestas, como la comida. La reducción en el consumo de ciertos productos relacionados con la Navidad está más ligada al nivel de ingreso que a la conciencia ecológica. Es algo que está cambiando con las nuevas generaciones... es poco lo que se está realizando a nivel gubernamental. No se envían mensajes claros a la población del costo ambiental de este consumismo desmesurado, pues existen muchos actores económicos que se benefician directamente de este hueco en las leyes. Una solución sería tasar un impuesto a los artículos navideños que generen mayor impacto ambiental y obligar a los productores y distribuidores a hacerse cargo de los residuos que se generan. Existen iniciativas particulares para crear conciencia, pero poco articuladas. Es importante reflexionar sobre esta realidad. Se puede consumir de forma medida, controlada y escalonada, pero los ciudadanos como consumidores se encuentran desprovistos de información de calidad que los conduzca a una reflexión profunda del verdadero objetivo de estas fechas en las creencias católicas y cristianas.

AHORRAR DURANTE ONCE MESES PARA GASTARLO EN UN PAR DE HORAS, ¿CÓMO ANALIZA ESTE FENÓMENO?

No parece ser muy racional, pero los ciudadanos se encuentran bombardeados por las estrategias de mercadotecnia, las cuales no escatiman recursos en enviar mensajes que calen en la mente de los ciudadanos y los lleven a consumir de manera poco planificada y ordenada, pero hay que hacer la reflexión crítica acerca de que la Navidad no es la única fecha en que se exhorta a un consumo descontrolado. Los viernes negros, el día del amor y la amistad, los baratillos interminables son propicios para esto.

¿SE COMPRA LO QUE REALMENTE SE NECESITA O EXISTE UN IMPULSO DE SATISFACCIÓN PERSONAL DETRÁS? ¿CUÁL ES SU ANÁLISIS?

Es necesario repasar el consumo que generan estas fechas. Primero, con la cena de natividad, que es un espacio de convivio y para renovar fuerzas con familiares y amigos. En esta parte, para muchas personas, el consumo de ciertos elementos es básico. Para muchos no se negocia una buena mesa, un buen vino o un buen ron ponche, pues existe la conciencia de que es la parte más importante del ritual de Navidad. La segunda guarda relación con el elemento de regalar o dar presentes a familiares y amigos. Aquí sí podríamos decir que puede dar un descontrol por culpa del consumismo y las estrategias de mercadotecnia, que saben cómo presionar los botones indicados de las personas. La primera es el nivel emocional que genera estar en familia y disfrutar del ambiente navideño. Podríamos intentar valorar el costo-beneficio para cada persona o familia, pero este espacio de convivio es invaluable. En segunda instancia, cabe un análisis o reflexión sobre si los regalos o las compras que se realizan se hacen a conciencia o son para desvirtuar el ritual navideño y alejarlo de sus inicios. Sobre todo, cuando en la tradición cristiana el día de dar obsequios es el 6 de enero, Día de Reyes.

SI BIEN ES CIERTO QUE CADA PERSONA TIENE DERECHO A COMPRAR O ADQUIRIR LO QUE DESEA, ¿QUÉ RECOMIENDA?

Lo primera recomendación es priorizar gastos. Hacer una lista de qué cosas no se negocian como parte del ritual y cuáles son superfluas. Las personas con menores ingresos deben ejercer sobre sí mismas un fuerte control del gasto, situación que no les pase factura luego a principios de año. Otra fórmula es la de un regalo por persona, lo que reduciría el consumo y también los residuos. Hay que reflexionar, percatarse de que cualquier día es bueno para regalar. No solo como una gestión del gasto, sino también como ejercicio para centrarse en lo verdaderamente importante de las fechas, que es compartir con los seres queridos, sin tanto estrés por los regalos.

GERALDINE EMILIANI | PSICÓLOGA

‘HAY UNA EXAGERADA MANERA DE PUBLICITAR LOS PRODUCTOS, ES LA PSICOLOGÍA DE CONSUMO MUY BIEN TRABAJADA QUE HACE QUE LA PERSONA DESEE MERCANCÍA SIN NECESITARLA'.

¿CUÁL ES SU ANÁLISIS SOBRE EL NIVEL DE CONSUMO QUE SE GENERA EN DICIEMBRE?

Empecemos por hablar de los anuncios publicitarios en todos los medios de comunicación. Hay una exagerada manera de publicitar los productos y mercancías a vender. Es la psicología de consumo muy bien trabajada, que hace que la persona que lo observa desee esa mercancía sin necesitarla. El verdadero espíritu navideño se pierde. Lo principal es el consumo. Son las compras. Son los regalos. No eres nadie si no regalas o te regalan. El nivel de consumo posee un gran poder, tanto en pequeños como en adultos. Otro asunto es que diciembre se convirtió en el mes en que se recibe el salario completo sin descuentos, además de los ahorros. No hay cultura del ahorro.

SI BIEN ES CIERTO QUE LA ECONOMÍA DEL PAÍS SE INCREMENTA DURANTE ESTE MES, ¿ES JUSTIFICABLE EL NIVEL DE CONSUMO?

Para nada se justifica el nivel de consumo porque el espíritu navideño es nulo. Se pierde la esencia del significado del nacimiento del Niño Dios.

PARTE DE LAS CONSECUENCIAS DE LOS ALTOS NIVELES DE CONSUMO ESTÁ RELACIONADA CON EL MEDIO AMBIENTE POR LOS DESECHOS QUE SE GENERAN. ¿CONSIDERA QUE LA CIUDADANÍA ES CONSCIENTE DE ESTA REALIDAD?

Para nada. Aquí no hay consciencia de la generación de los desechos. Eso no está en el plan navideño del panameño.

AHORRAR DURANTE ONCE MESES PARA GASTARLO EN UN PAR DE HORAS, ¿CÓMO ANALIZA ESTE FENÓMENO?

Cuando no tienes en once meses lo que deseas y de repente tienes una platita que te entra saldrás corriendo a comprar lo que realmente no necesitas.

SE COMPRA LO QUE REALMENTE SE NECESITA O EXISTE UN IMPULSO DE SATISFACCIÓN PERSONAL DETRÁS. ¿CUÁL ES SU ANÁLISIS?

Diría que en la mayoría de los casos existe un impulso para realizar la compra, sea necesaria o no. Las razones te las expuse en la repuesta de la primera pregunta.

SI BIEN ES CIERTO QUE CADA PERSONA TIENE DERECHO A COMPRAR O ADQUIRIR LO QUE DESEA, ¿QUÉ RECOMIENDA?

Una persona que valora el dinero que con tanto esfuerzo obtiene, simplemente comprará lo necesario. Si desea hacer regalos, pues evalúe los precios que ofrecen los distintos almacenes de la localidad. Lo mismo si necesita alguna mercancía. No olvide el verdadero significado de la Navidad, que es la unión familiar y con los buenos amigos. Reunirse en familia y disfrutar de momentos agradables alrededor del pesebre del Niño Dios.