Panamá,25º

08 de Dec de 2019

Política

Director del IMA denuncia nuevas irregularidades

El Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) “está agotado y corrupto”

Manuel AraúzCortesía

El Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) “está agotado y corrupto”, afirmó ayer el director de la entidad, Manuel Araúz, tras denunciar públicamente una serie de irregularidades cometidas durante la pasada administración en esta institución, principalmente en la venta del arroz subsidiado.

Araúz compareció ayer ante la Comisión de Presupuesto de la Asamblea Nacional para sustentar la asignación económica que tendrá la institución para la vigencia fiscal de 2020, que será de $87 millones.

El funcionario afirmó que el IMA ha estado funcionando como un mecanismo para hacer dinero, tras detectar varias irregularidades que ya están en manos de la Contraloría General de la República.

“Nosotros no vinimos a buscar ni a corretear a nadie, pero si nosotros nos encontramos con algo en nuestro trabajo que no está correcto, lo estamos identificando y se lo estamos presentando a la Contraloría”, precisó.

Detalló que se han detectado irregularidades como variantes de precios, compra de arroz dos veces, otra en que el camión o mula pasa por las pesas dos veces, o bodegas que se cerraron donde se puso un arroz y que el arroz no existe. “Hay muchas irregularidades y estamos denunciándolas a medida que van saliendo”, dijo.

Explicó otro método irregular detectado que habría afectado a la entidad, como el hecho de que mucho del arroz que se presentaba para la firma de descarte, cuando el equipo del IMA comenzó a investigar se dieron cuenta de que había demasiado arroz para descarte.

“Mandamos a diferentes personas a revisar el arroz de diferentes regionales y todos dijeron que la línea de arroz que estaba arriba en una paleta estaba dañada, pero las otras líneas no estaban dañadas. Decían que el arroz estaba dañado, lo reempacaban y lo volvían a vender al IMA”, indicó.

Afirmó que “el que estaba aquí, si no era transparente, si no tenía valores, no tenía principios, vino a hacer negocios”.

En esta modalidad detectada, dijo, hay funcionarios de la entidad y representantes de empresas involucrados. “Está el funcionario que patrocinaba esto, el que decía que el arroz estaba dañado, el que firmaba el documento de descarte y la persona privada que compraba el arroz, lo reempacaba y lo revendía”, afirmó.

Al referirse al presupuesto recomendado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) para la vigencia fiscal de 2020, Araúz advirtió que al darse un recorte en el presupuesto solicitado y de no reconsiderarse, tendrían que revisar el precio del Arroz Compita, que actualmente se les vende a los consumidores a $5 bolsa de 20 libras.