18 de Sep de 2021

Política

Yanibel Ábrego: 'En política hay que tener la capacidad de sentarse a la mesa'

La diputada del distrito de Capira conversa con 'Jueves de Entrevista' de 'La Estrella de Panamá' de su futuro político, su alianza con el expresidente Ricardo Martinelli y su relación con el Partido Revolucionario Democrático.

Yanibel Ábrego: 'En política hay que tener la capacidad de sentarse a la mesa'
En cuatro ocasiones, Yanibel Ábrego ha ocupado una curul en la Asamblea Nacional de Diputados.Cedida |

Por un momento la diputada Yanibel Ábrego dejó atrás la burocracia de las entrevistas tradicionales de los políticos. En esta ocasión, la mujer que aparenta ser inflexible, se mostró amable y relajada. Incluso en una conversación previa soltó un par de carcajadas. Aunque en algunos momentos demostró porqué algunos la admiran, pero otros no tanto, al hablar, sin tapujos, de sus aspiraciones políticas y su alianza con el expresidente Ricardo Martinelli.

Ábrego está centrada en un solo objetivo: alcanzar la presidencia de su partido, Cambio Democrático (CD). La diputada del distrito de Capira no se midió y retó al presidente de su partido, Rómulo Roux, a convocar a una convención extraordinaria. Está convencida de que tiene los votos para arrebatarle a Roux el control del colectivo político, que representó la segunda fuerza política más grande del país en las elecciones de mayo de 2019.

Con el mismo temple con que enfrentó al expresidente Juan Carlos Varela; alcanzó dos veces la presidencia de la Asamblea Nacional de Diputados; respondió que su esposo el perredista Quibián Panay no influye en sus decisiones políticas. Y dejó claramente establecido que “no hay alianza con el Partido Revolucionario Democrático (PRD)”. Pese a que le dio el voto al perredista Crispiano Adames para dirigir el Órgano Legislativo en el periodo 2021-2022. “Lo que sucede a lo interno de la Asamblea Nacional es un tema netamente legislativo”.

No esconde su cercanía con Ricardo Martinelli. Aunque en el pasado hubo marcadas diferencias entre ambos por el control de CD, ahora considera “un grave error” haber dejado ir al expresidente del partido, porque se ha llevado gran cantidad de miembros.

La diputada, sin embargo, dejó claro que no pretende que CD ceda la cabeza en un proceso electoral. ¿Qué pasará?

¿Cuáles son sus expectativas políticas?

¡Gracias por la entrevista! Me das la oportunidad de expresar lo que aspiramos como candidata a la presidencia del Partido Cambio Democr tico (CD), que deseamos organizarlo, capacitarlo y fortalecerlo para ganar las elecciones de 2024. Por eso hemos salido a recorrer el país, nos preparamos, nos organizamos y visitamos a nuestros dirigentes, a nuestras bases y a nuestros convencionales. También a los representantes, alcaldes y diputados, y a los candidatos que perdieron en las elecciones pasadas. Hemos hecho un trabajo a nivel nacional con nuestras bases para saber qué les está pasando, porqué se han ido muchos y así evitar que se sigan yendo del partido. Justamente hemos hecho un trabajo para evitar que la gente deje de emigrar. Todo esto enfocado en garantizar un partido organizado y capacitado para ganar la elección en 2024, pero con CD a la cabeza. Eso es muy importante dejarlo claro: nosotros buscamos ser cabeza.

¿Estaría aspirando a algún cargo a la presidencia o vicepresidencia del país, en alguna alianza?

“Tengo que recordarte que RM fue el fundador de CD. Fue un gran error que nosotros no abriéramos una mesa, un espacio para que no se hubiese ido nunca del partido”

Nosotros aspiramos a tener un partido organizado y capacitado. Si no tenemos primero la presidencia del partido, no podemos pensar en otro escenario. Lo primero es tener un partido con una estructura política electoral para ganar una elección. Soy una fiel creyente de que nosotros tenemos que reencontrarnos nuevamente como partido y preparar a nuestra gente para tener más candidatos a alcaldes y diputados para garantizar la cabeza de CD. Tengo la capacidad de poder enrumbar a CD a lo que nosotros nos merecemos, que es ganar las elecciones de 2024.

Usted habla de CD a la cabeza. Y todo indica que existe una alianza entre Ábrego y Ricardo Martinelli (RM).

Tengo que recordarte que RM fue el fundador de CD. Fue un gran error que nosotros no abriéramos una mesa, un espacio para que no se hubiese ido nunca del partido.

Desde que Martinelli empezó a inscribir RM, hemos perdido 66 mil inscritos en CD. Si te das cuenta, RM es un brazo de CD. Lo hemos reiterado muchísimas veces: para mí, un grave error fue dejar que Ricardo se fuera a crear RM. Por eso, si te diste cuenta, la semana pasada nos reunimos con el Partido Alianza, que también es otro bracito de CD porque (José) Muñoz fue diputado del partido y se llevó un grupo de miembros. Y Ricardo se ha llevado mucha gente de CD, que lo ve como líder fundador del mismo. Entonces, nosotros generamos los consensos necesarios, pero con CD a la cabeza, que es el partido que marca.

¿Es posible que de cara a las elecciones de 2024 pueda darse una alianza entre CD, Partido RM y Partido Revolucionario Democrático (PRD)?

Ya hemos visto que tenemos un presidente de CD que no quiso que RM se quedará en CD. Es más, hizo todo para que se fuera del partido. Lo primero que tengo que hacer es organizar el partido y generar los consensos necesarios. Es importante dejar claro: ¡no hay alianza con el PRD!

¿Qué tiene para lograr la presidencia de CD?

El 70% de la membresía de CD ha dicho vamos a una convención porque no queremos la junta directiva actual. El Tribunal Electoral (TE), la casa de la democracia, creo que tiene que hacerse eco del tema. En este momento, esto está en manos del presidente del partido (Rómulo Roux), pero estamos convencidos de que no procede. Él va a desconocer el mandato absoluto del 70%, de la mayoría de los convencionales porque ha perdido liderazgo, porque definitivamente no sabe qué hacer y justamente por eso nosotros sabemos que esto va a terminar en manos de los magistrados del TE. Abrigamos la esperanza de que ellos (los magistrados) acepten el mandato del 70% de los convencionales. Estamos hablando del 70% de los convencionales que solicitaron una convención extraordinaria por diversas situaciones que se están dando. Tenemos más de 225 mil votos detrás de los convencionales.

Percibo seguridad en la lucha por alcanzar la presidencia de CD. Pero, esto no va a ser fácil. El actual presidente jugará su papel.

Creo que cuando uno tiene los votos se siente seguro. Yo me siento segura de que tengo los votos y por eso exigimos ir a una convención extraordinaria. Si Rómulo tuviera los votos, hubiese ido a una convención y demuestra el liderazgo. ¿Por qué no lo hace? ¿Por qué no responde de inmediato a la solicitud? Él no se atreve a ir a una convención porque sabe que no tiene los votos, porque sabe que perdió el liderazgo.

¿Cómo percibe el futuro del PRD?

Yo estoy concentrada en el futuro de CD para que vuelvan los empleos y los inversionistas. Hemos tenido gobiernos PRD, panameñistas y uno CD. Si encuestamos a la mayoría de los panameños, ellos dicen que les fue mejor con CD. Y por eso queremos devolverle esa esperanza a los panameños, la de tener mejores días a todos.

¿Influye su esposo, que es miembro del PRD, en sus decisiones? O, ¿manejan por separado sus planes políticos de cara al próximo torneo electoral?

Categóricamente, ¡no influye en mis decisiones! Quiero recordar la primera presidencia de la Asamblea. Quibián Panay votó en contra. Eso es para que te quede claro la relación del PRD y CD en casa. Él tiene sus ideales y yo tengo los míos muy claros dentro de CD. No influye en mis decisiones políticas y la prueba es que votó en contra mía. Yo respeto su posición dentro del PRD y él respeta la mía dentro de CD. Además, nosotros procuramos no hablar de política en casa.

En el pasado hubo diferencias entre usted y Martinelli cuando apoyó a Roux. ¿Cómo logra nuevamente una alianza?

En política hay que tener la capacidad de generar consensos. Y yo he demostrado la capacidad de hacerlo. Lo hice cuando fui presidenta de la Asamblea, generando el consenso absoluto de los diputados para enfrentarnos al expresidente Juan Carlos Varela. Tú sabes que la persecución que hubo y el ataque contra la Asamblea fue grande. En ese momento demostramos la capacidad de [lograr] consensos. Y créeme que en política hay que tener la capacidad de sentarse a la mesa para ponernos de acuerdo.