Temas Especiales

01 de Jun de 2020

Redacción Digital La Estrella

Columnistas

A consolidar la democracia

Las elecciones de 2009 representan un momento histórico de gran relevancia para consolidar nuestra democracia y sentar las bases de un p...

Las elecciones de 2009 representan un momento histórico de gran relevancia para consolidar nuestra democracia y sentar las bases de un país más justo y humano.

La campaña electoral desde un punto de vista social, es un tiempo privilegiado de reflexión conjunta sobre la agenda nacional; es un momento perfecto para inquirirnos qué tipo de país queremos y qué medios debemos utilizar para construir y transformar positivamente nuestra patria, sin campañas ofensivas y descalificadoras.

Es importante que el debate esté cimentado sobre la base del respeto. Así mismo creo que la contienda debe tener, como referencia, la promoción de la dignidad de la persona y los valores auténticos de la sociedad. La sociedad debe conocer, con claridad, los proyectos de los candidatos; en busca de las aspiraciones más presentes en el ánimo de los panameños. Deseamos saber qué proponen para abatir los índices de inseguridad pública, para mejorar los niveles educativos, para crear fuentes de empleo mejor remunerado. También cómo se proponen reducir la preocupante brecha económica existente entre las clases sociales.

Consolidar una auténtica democracia requiere de que los candidatos estén dispuestos a realizar las reformas estructurales que nuestro sistema político y financiero necesita para resolver los problemas más acuciantes, de manera eficaz y con la mayor rapidez, abatiendo la corrupción en la vida política, económica y social.

No hay la menor duda de que mayo de 2009 se convertirá en una hora trascendental para el país y se hacen imprescindibles el acuerdo, la unidad, la reflexión serena, donde se garantice un proceso electoral transparente, serio y exento de violencia y campañas negras, a través de un proselitismo de altura y la elaboración de programas de gobierno susceptibles de ser puestos en práctica, que tengan como norte la paz, la democracia, la equidad y la justicia en todas sus dimensiones.